Páginas vistas en total

sábado, 20 de septiembre de 2008

"les he pedido que no muevan colectivo aquí, colectivo allá para meter miedo a los participantes en el diálogo", qué es esto! otra bravuconada masista?

Los movimientos sociales afines al gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) aumentaron la presión sobre Cochabamba, sede de las deliberaciones, donde cientos de mineros marcharon arrojando cartuchos de dinamita.
Télam-AFP-EFE
El opositor prefecto de Tarija, Mario Cossío, aseguró hoy que el diálogo con el gobierno de Bolivia "está frágil", pidió que haya un representante de Pando, y calificó de "muy mala señal" la movilización de mineros en los alrededores de la sede donde se llevan a cabo las negociaciones.
"Le pido al gobierno que no mueva gente, que nos deje dialogar porque si va traer colectivos y colectivos de gente que pone cohetillos (petardos) cuando uno está dialogando, no sirve y eso puede dañar el diálogo", advirtió Cossío, citado por el portal paceño éltimas Noticias.
El prefecto (gobernador) de Tarija se refirió así a lo que definió como una "muy mala señal", en referencia a la llegada de mineros afines al presidente Evo Morales, que marcharon por el centro de Cochabamba haciendo detonar, como hacen habitualmente en sus movilizaciones, "cachorros" (pequeños cartuchos) de dinamita.
Cossío también pidió que el departamento (provincia) de Pando tenga un representante en las negociaciones, en reemplazo del encarcelado Leopoldo Fernández, y sugirió que sea el segundo responsable de la Prefectura (Gobernación).
El gobierno, que mantiene el estado de sitio en Pando tras la masacre de campesinos y estudiantes que dejó un saldo de al menos 30 muertos y más de 100 desaparecidos, rechazó la presencia de esa Prefectura, cuya administración está sospechada de haber participado en la matanza del 11 de septiembre.
Cossío, vocero de los prefectos opositores, también abogó porque su par de Chuquisaca, la indígena Savina Cuéllar, esté presente en el diálogo después de que el gobierno rechazara su petición de incluir en la agenda de las conversaciones el reclamo de Sucre, de ser capital real de Bolivia, con el traslado a esa ciudad del Poder Ejecutivo y del Legislativo, hoy en La Paz.
"Hoy el diálogo está frágil y necesitamos que estén los nueve (departamentos), por eso hemos planteado que la mesa de trabajo que va a ver el tema constitucional tiene que escuchar a Chuquisaca", agregó Cossío, en señal de respaldo del bloque opositor a Cuéllar.

Rechazo opositor
En las negociaciones, el gobierno propuso aprobar la nueva Constitución y "garantizar" las autonomías departamentales modificando ese capítulo de su texto, lo que fue rechazado por la oposición.
Tras 17 horas de discusión, el gobierno ofertó, según el vocero presidencial Iván Canelas, "garantizar" la autonomía departamental (provincial) a través de una mejora de ese capítulo de la nueva Constitución.
El gobierno recomendó también a los prefectos (gobernadores) de la oposición, la elección democrática de subprefectos y consejeros departamentales (legisladores provinciales) "para profundizar el proceso de descentralización y de autonomía", según fuentes citadas por el diario paceño La Prensa.
La propuesta fue rechazada por los prefectos, según esas mismas fuentes, y pidieron que "se revise todo el contenido de la nueva Constitución, no sólo el capítulo de las autonomías".
El presidente de la Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam), Fidel Surco -organización que agrupa a los movimientos sociales del oficialismo- afirmó que están en Cochabamba para "impedir que se realicen cambios" a la nueva Carta Magna.(viene de un portal chileno)