Páginas vistas en total

martes, 16 de septiembre de 2008

existiría un pre acuerdo para ir al diálogo con la presencia del cardenal terrazas
(La redacción de hoy bolivia, nos ofrece el cuadro de ocasión:)

Luego de prolongados bloqueos de carreteras, huelgas de hambre, cortes de gas, toma de aeropuertos y un cruento enfrentamiento que costó la vida de unos 30 bolivianos, el gobierno y los prefectos opositores firmaron este martes un pre acuerdo para pacificar el país y dar paso al diálogo que permita un gran acuerdo nacional.
Fue el presidente Evo Morales el primero en firmar dicho documento y dejó en manos de los prefectos la responsabilidad de hacer lo mismo con la advertencia que si no lo hacían eran responsables de los enfrentamientos y la violencia.
A las 11.00 de este martes, el presidente Evo Morales entregó al prefecto de Tarija, Mario Cossío, el documento base con las firmas correspondientes, el mismo que fue sometido a consultas por parte del representante del Conalde a los demás prefectos.
Luego de la consulta, en presencia del Cardenal Julio Terrazas y junto al prefecto Rubén Costas, en instalaciones de Diakonía en Santa Cruz, Mario Cossío firmó a las 21:30 el documento de preacuerdo dando paso al diálogo que tendrá lugar en Cochabamba el próximo jueves y concluirá en Tarija.
La tarde de este martes, el vicepresidente Álvaro García Linera informó que el Gobierno suscribió el documento de preacuerdo trabajado con el representante de denominado Conalde, Mario Cossío, y expresó su confianza de que los prefectos opositores hagan lo mismo.
Horas más tarde, el Conalde suscribió el documento comprometiendo su asistencia en Cochabamba en el inicio del diálogo.
Son tres mesas de trabajo: Las mesas del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), de autonomías, de la nueva Constitución, y la mesa de elección de autoridades a la que se le puso el nombre de pacto institucional.
"Nosotros estamos predispuestos a cumplir este acuerdo, quisiéramos que también los otros sectores se sumen a esta exigencia del pueblo", declaró García al informar que el Presidente de la República (Evo Morales) dispondrá y estará presente en el inicio de esta construcción del acuerdo nacional que el país está esperando.
El Vicepresidente manifestó que la autonomía plena para los departamentos y una mejora de los ingresos de los recursos hidrocarburíferos (IDH) son dos cosas viables de manera casi inmediata.
Entre tanto, el prefecto Mario Cossío, a nombre del Conalde y luego de firmar el documento, señaló que es necesario concretar el diálogo porque es un pedido del pueblo boliviano.
Luego de sesiones sucesivas de trabajo iniciadas el día viernes 12 de septiembre destinadas a diseñar un proceso de diálogo, este martes se firmó por ambas partes el documento base para alcanzar un "Gran Acuerdo Nacional".
Al respecto, Cossío explicó que se determinó suspender todas las medidas de presión de ambos lados (sectores sociales y prefectos opositores) a fin de allanar el camino para la negociación.
Agregó que el documento establece también que el Gobierno respeta el derecho a la autonomía departamental de los departamentos de Pando, Beni, Tarija y Santa Cruz.
En cuanto a recursos, el Prefecto de Tarija explicó que se reconoce, conforme a las leyes vigentes, el derecho de los departamentos a percibir el IDH; debiendo garantizarse el pago de la Renta Dignidad y sus sostenibilidad con las distintas fuentes de financiamiento establecidas por ley.
El proceso de diálogo contará con el acompañamiento de Facilitadores y Testigos, para ello, se invita a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Iglesia Católica, la Unión Europea, Organización de Estados Americanos (OEA) y a Naciones Unidas.
Al inicio del proceso se aprobará una metodología y el cronograma que incluirá la definición de los actores que se involucrarán con el mismo y a vocería del proceso.
El acuerdo suscrito contempla también el repliegue inmediato de las oficinas públicas e instalaciones petroleras ocupadas a raíz del conflicto por personas ajenas a las mismas, a fin de restablecer los servicios públicos.
Además, se inician las conversaciones sobre la nueva administración territorial de las instituciones, considerando la implementación constitucional de la autonomía departamental.
Se acuerda también el levantamiento de todos los bloqueos de caminos en el territorio nacional.
Asimismo, ambas partes deberán iniciar el proceso de pacificación del país, restableciendo plenamente la convivencia pacífica entre los bolivianos y haciendo los esfuerzos necesarios para frenar de manera inmediata la violencia en todo el territorio nacional.
Sobre la nueva Constitución Política del Estado, se acuerda que el Gobierno suspenda la consideración de la Convocatoria a Referéndum Constitucional en el Congreso Nacional, por el plazo de un mes, pudiendo ampliare el mismo de acuerdo a los avances del Diálogo Nacional, debiendo suspenderse la campaña mediática gubernamental en torno al proyecto de la nueva CPE.
Otro de los puntos que contempla el documento es el esclarecimiento de los hechos luctuosos ocurridos en el departamento de Pando, a través de organismo nacionales e internacionales imparciales y una comisión congresal que se desplazará de inmediato al lugar de los hechos.
En caso que los mencionados organismos establezcan indicios de responsabilidad, se garantiza el derecho al debido proceso y se garantiza también la integridad personal de autoridades, dirigentes cívicos y sociales de Pando.

No hay comentarios: