Páginas vistas en total

martes, 16 de enero de 2018

Susana Seleme con la mayor claridad, fiel a su línea muestra contradicciones entre democracia y dictadura. hace una correcta interpretación de "la rebelión que pide el respeto por el 21f y la NO postulación de EyA

1. Las entrañas del poder
Susana Seleme Antelo
El Día, Santa Cruz de la Serra, 17 de enero 2018

                          Nadie es más esclavo que el que se tiene por ser libre sin serlo.   Wolfang von Goethe

Para desgracia de Bolivia, su presidente Evo Morales y su vice AGL son esclavos del poder en busca de su inconstitucional re-re-reelección en 2019. Solo así podrán preservar “su buen vivir” como burgueses que ya son, y proteger sus bienes, empresas y propiedades adquiridos de la “piñata” al Estado y las corporaciones narco-cocaleras. La plata debe estar en bancos de solidas afinidades políticas e ideológicas.
Son esclavos del poder que  quieren y creen eterno. Se sienten el origen y el centro de todas las cosas. Andan cargados de odios e impulsos vengativos, pero también hambrientos de halagos y reconocimientos porque son narcisistas. Tienen escasa prudencia al hablar, mienten sin pudor y son adictos a transgredir los límites impuestos por las leyes y normas del Estado de Derecho. Quieren la guerra, no la paz.
Solo así se explica, entre otras variables nada menores, que el Vice diga que Morales es “Cristo resucitado…Evo es la resurrección del pueblo indígena”.(eju.tv Amílcar Barral). Temeraria aseveración. Es la mentira y el engaño con fines políticos.
Bien se sabe que ningún régimen desaparece, sin que estén dadas las condiciones para ser sustituido por otro.  En Bolivia como en todo el mundo, el cambio es producto de una construcción-aproximación de pasos sucesivos, sus contextos, causas y efectos; articulación, sumas y restas de todo orden, en un determinado tiempo.  Se construye con espontaneidad de las masas o con dirección política consciente, y está sustentada por las relaciones de poder entre quienes lo ejercen despóticamente y entre quienes lo rechazan. Entre los de arriba que pretenden la “homogenización de la sociedad” como en Bolivia, frente a los de abajo que son y se saben diversos y diferentes.
La contradicción: democracia vs. dictadura
De la contradicción surgen las resistencias y sus luchas multiformes.  En ese campo, hace dos años, se inserta el referéndum del 21 F de 2016 de carácter vinculante y obligatorio que dijo NO a la cuarta reelección de la dupla esclava del poder, que desconoce la independencia de poderes. Tanto, que obligó a los magistrados del Tribunal Constitucional (TC) a violar la Constitución, desconocer el 21F y habilitar a Morales-GarcíaLinera a su RE-RE-RE-RE.  El argumento fue tan chapucero como audaz: “el derecho humano” de Morales a convertirse en “presidente indefinido”, bajo la antojadiza interpretación del Art. 23 de la Convención de DDHH de San José, Costa Rica.
Luego vino la aprobación del nuevo Código del Sistema Penal que criminaliza la sociedad con la intención de tenerla bajo su dominación sin concesiones. Fue el destape para la lúcida rebelión de los médicos, con 47 días de huelga, contra el ART. 205 que los trata como desalmados delincuentes. Ellos tienen nuestro mayor respeto social porque nos abrieron los ojos frente a otro atentado a derechos civiles y políticos.
Al calor de las articulaciones, las sumas y las restas, de fines de 2017 llegó la elección de nuevos magistrados del TC. Ante el copamiento aparentemente legal vía voto del Poder Judicial, esta vez, como en la primera, 2011, el nulo le ganó al válido.
Esa clase media consciente tomó las calles, a la que se sumarían los trabajadores de salud del sector público y privado, gremialistas, transportistas, fabriles, universitarios, plataformas juveniles ya activas en la defensa del 21F, amén de grupos de mujeres combativas y valientes interpeladoras del  poder centralista y a los demás. 
La derogación del 205 y de otro artículo del Código solo pretendió asegurar el paso del Rally Dakar. Pero no fue suficiente: el régimen ha perdido credibilidad y aunque “le meta nomás” todos los sectores siguen manifestándose con paros, huelgas y marchas, exigiendo respeto al 21 F, rechazo al fallo del TC y la abrogación total del Código.
Hay restas como el Dakar: fue un varapalo. Hubo bloqueos, gasificaciones, represión, y también la suma de un respetuoso y sereno corredor cruceño de cuadratracks, Leonardo Martínez. Desde el podio, a la llegada a La Paz, Martínez le pidió a la dupla de marras respetar el 21F y la Constitución, así como él respeta a las normas del Dakar. Él es el único corredor boliviano, que ganó un Primer Premio en su categoría. Tiene ese y otro mayor: su vocación democrática y la admiración de Bolivia toda.  
La masiva interpelación al poder es un hecho real. Hay quienes desean un remate estatal ahora mismo: sacar, tumbar a Morales y compañía ya. No es ese el camino. Debe cumplir los tiempos constitucionales y terminar su mandato en 2019. Hasta entonces, la sociedad boliviana debe seguir la lucha de manera multiforme. Y debe “robarles el alma”, como el Vice quiere ‘robársela’ a la clase media, desprestigiándola, humillándola, maltratándola económicamente, debilitando su cultura.  Robarles el alma a estos esclavos del poder, es desnudar las entrañas de su poder y sacarlos del poder con nuestro voto democrático y libre.
(Continuará)



                     

viernes, 5 de enero de 2018

a modo de recordatorio:

el 11 de enero se cumplirá otro aniversario de la inmolación del joven kochala Christian Urresty.
Christian es honrado como el primer mártir de la Democracia, porque junto a su progenitor salió a la calle en su defensa, el padre a su vez protestaba exigiendo respeto a la autoridad del Prefecto Manfred Reyes Villa quién estuvo a punto de ser linchado por acción urdida en nombre de Evo Morales, por su Ministro Secretario Juan Ramón Quintana.
desde aquella fecha, nunca han faltado flores ni cirios ante el árbol en que fue asesinado por la turba masista alcoholizada y drogada y que había invadido la ciudad de Cochabamba.

martes, 19 de diciembre de 2017

Santa Cruz ve acción de represalia y venganza cuando Evo pretende dividir los ingresos por gas y petróleo con Chuquisaca, siendo que está claro que le corresponde solo a SC. por oponerse al prorroguismo y aborrecer el tráfico de influencias subre "el castigo de Evo", El Deber, SC.

Los argumentos de la última sentencia del Tribunal Constitucional (TC) del 28 de noviembre han sido considerados “inconsistentes, incoherentes y carentes de sustento jurídico constitucional”, a decir de un connotado exmagistrado del TC, al igual que de muchos entendidos en esta materia a escala nacional e internacional. Dicho dictamen fue la gota que rebalsó el vaso de agua y, en consecuencia, constituyó el gatillo disparador para que surjan nuevos actores. A ello se ha sumado últimamente el fallo del TC que establece suspender el pago de regalías a Santa Cruz por el megacampo gasífero Incahuasi, siendo que un veredicto técnico favorece a nuestro departamento. Esta injusticia es una represalia temeraria contra el desarrollo cruceño. Queriendo desestabilizar a los gobiernos subnacionales y a la universidad Gabriel René Moreno, solo hurtan el progreso a los sectores más vulnerables, a las provincias y a los universitarios. 
Hoy por hoy las plataformas juveniles se han apoderado de las calles, donde también se observa gratamente y de manera nítida el empoderamiento de la mujer en justos reclamos de carácter público. De estas agrupaciones ya se ha escrito bastante, algunos llamando la atención de sus debilidades. Sin embargo, es bueno afirmar que sus fortalezas para mantenerse unidos son los objetivos comunes que persiguen y la identificación de quienes se oponen a dichos propósitos. 
Su ideario es la lucha por una ‘democracia horizontal’ y el desarrollo de ‘gobiernos abiertos’. Estos surgen como “un nuevo paradigma y modelo de relación entre los gobernantes, las administraciones y la sociedad: transparente, multidirigido, colaborativo y orientado a la participación de los ciudadanos tanto en el seguimiento como en la toma de decisiones públicas, a partir de cuya plataforma o espacio de acción es posible catalizar, articular y crear valor público desde y más allá de las fronteras de las burocracias estatales” (Álvaro Ramírez Alujas, 2011).
En consecuencia, se rebelan contra el prorroguismo en el poder y aborrecen el tráfico de influencias y todo tipo de corrupción.  Pero que no se confunda. No cuestionan solamente a los gobernantes actuales, sino que también cuestionan a la institucionalidad cruceña. En resumen, es contra todo el establishment, sea político o de la sociedad civil, que mantiene un statu quo, sosteniendo un inmovilismo conservador y anacrónico que no tie-ne sentido de ser.

Santa Cruz se desarrolló en base a sus instituciones forjadas hace más de 60 años. Su modo de conformación y de actuar continúa casi igual, pero que ya no funcionan en este milenio porque la sociedad contemporánea busca en todos sus ámbitos organizaciones transparentes, ágiles, eficientes, con rotación de sus líderes en los puestos de mandos. En los años 70 y 80 del siglo pasado hubo un cambio generacional en la conducción de Santa Cruz. Ahora corresponde renovar esos liderazgos y traer viento fresco para construir un nuevo proyecto de país a partir del oriente, espacio donde siempre nace el sol.

lunes, 18 de diciembre de 2017

vibrante mensaje de Gastón Cornejo convoca a los médicos a resistir el feroz ataque que ha decretao Evo y el MAS en contra del gremio por el engano y la ingratitud del aparato político, la invocación no puede ser desoída.


MENSAJE A LOS MÉDICOS FRENTE AL ATAQUE DEL ACTO MÉDICO Y LA PENALIZACIÓN

Promulgadas las normas que atacan con furor al cuerpo médico de Bolivia, situación jamás presentada en la historia nacional, ni en las épocas de la intervención universitaria del MNR y militares.

Los médicos nos encontramos ante una realidad de perplejidad, sentimos un grave desengaño por la ingratitud con que el aparato político del Estado y hasta el mismo pueblo al que están dirigidas las acciones benéficas de la profesión no reaccionan.

Las universidades públicas y privadas, las entidades de la seguridad social y seguros médicos, el ejército, la policía, la clase media, no se identifica en favor de la dignidad profesional.

No sólo del médico con sus especialidades, también entrarán  en el problema otros profesionales: dentistas, enfermeras, ingenieros, administradores, bioquímicos, abogados, arquitectos, laboratoristas.

Y la población sufrirá también los embates de una medicina de pésima calidad; atendida en sus grandes demandas de salud por pseudo-médicos con dos a tres años de estudio y mala práctica; o bien curanderos que postergarán los diagnósticos oportunos para salvar vidas, ignaros del cuidado intensivo en pacientes graves, urgencias emergencias, manejando equipos complejos de la terapéutica científica, sanadores de fracturas con burdas maniobras.    

El mal ya está hecho. El Servicio Nacional de Salud autónomo, el que debería nacer mediante la Ley de Salud, jamás verá la luz porque existe interés en decapitarlo antes del nacimiento. No permitan que la Salud la maneje ningún partido político.

Siento un enorme dolor ante la inquina y el odio de los contrarios al acto médico. Subsano con el enorme respeto de ver a los dirigentes del Colegio médico, luchando a brazo partido contra gigantes de la maldad. Honor a ustedes compañeros, colegas de la dignidad y de la hombría. Están escribiendo historia.

La dirigencia ve con esperanza una luz, lograr una sesión con el primer mandatario, quien, benévolo escuchará sus quejas y racional, solucionará todos los problemas.

Ojala logren resultados. La inquina a los intelectuales y sobre todo a los médicos, no tiene límites. Sin embargo creo en los milagros. Para evitar desprestigio, es posible que vuelvan a la racionalidad, respeten el Acto Médico.

Se debe intentar siempre la vía pacífica y quizá mejor buscar otra estrategia. En lugar de la huelga, al contrario, decidir a nivel nacional, a manera de prueba y con término temporal, ofrecer una atención gratuita, día y noche, hasta romper barreras de costo farmacéutico y lograr la reacción favorable del pueblo en un giro absoluto y total.

Porqué no, cirugías gratuitas en las clínicas privadas, clases en los parques, demostraciones de salud en carpas de sanidad. Medicina familiar, visitas, remedios de muestras, conformación de equipos de salud con otros profesionales, canciones y danzas en lugar de bloqueos y en vez de rostros tristes deprimidos, alegría radiante para desconcertar a los responsables. Marchas con canciones y alto parlantes acompañados de pacientes en recuperación, disfraces irritando a los responsables y carteles en poesía llenos de picardía. Para tener sostenibilidad se requieren fondos económicos que se pueden lograr en esas jornadas.

¿Qué tal? ¡Podría ser el mejor regalo de Navidad!.

 

Gastón Cornejo Bascopé

viernes, 15 de diciembre de 2017

el dinero es la causa del aparente "éxito de permanencia en el poder" de Evo. Manfredo con el tino de siempre puntualiza el cambio de actitud del mundo ante Evo, del que tuvo compasión en un primer momento, ahora ya nadie le cree. no convence a nadie. va con la oferta de negocios y le piden estudios en forma pública y le dan plazo para presentarlos. Evo en el crepúsculo, el ocaso o sea la muerte lenta.




En enero del 2020, cuando a S.E. le corresponda entregar el mando a su sucesor, se habrán cumplido 14 años de gobierno masista. Son 14 años de “revolución democrática y cultural” en que Bolivia caminó hacia atrás. El MAS podrá ufanarse de grandes conquistas sociales, políticas y económicas, (nacionalizaciones, nueva Constitución, leyes contra el racismo, elecciones judiciales, etc.), pero todo fue realizado demagógicamente, sin eficiencia, y con un gran sentido de superchería, para engañar a la gente.

En el fondo lo que existe es un núcleo estrecho de personas en torno a S.E., que se releva en los ministerios, para darle contento con ideas llenas de resentimiento y de utopías.
 
¿Cuál fue la razón para que un gobierno de esa naturaleza pudiera mantenerse durante tanto tiempo en el poder?: el dinero. Si S.E. hubiera accedido al mando a comienzos del 2000, es decir un lustro antes,  podríamos afirmar que ni siquiera hubiera concluido su mandato. Para entonces se necesitaban estadistas, porque había que administrar en la mejor forma posible las miserias que captaba el Estado. S.E. llegó al Palacio con la mesa servida con abundantes viandas y no necesitó sino de ponerse la servilleta al cuello y dar inicio al banquete. Pero los 14 años de hartazgo trascendieron las puertas de su comedor y la ciudadanía se enfureció. ¿De esa manera no era lógico que S.E. quisiera quedarse para siempre gobernando? ¿Quién no?

Hoy el MAS ha ingresado, como sucede con todos los partidos y administraciones, en su etapa crepuscular. Es el ocaso de su mandato. Han sido demasiados los errores producto de la ambición, y exageradamente grande la corrupción como para que el pueblo (el pueblo del que S.E. se creía dueño), se mantuviera en una pasividad ovejuna. Avasallar la justicia fue uno de los peores males que produjo el MAS a la nación. Es indudable que fue – y sigue siendo – su mejor arma, porque le sirvió para esconder picardías y como una guardia de asalto para perseguir y encarcelar opositores. No hay necesidad de la violencia física si el martillazo de un juez lo arreglaba todo.
 
Haber torcido la Carta Magna por un fallo vandálico del Tribunal Constitucional (TCP) fue la gota que rebalsó el vaso. Burlar la Constitución para desconocer la voluntad popular del 21 de febrero del año pasado, fue el colmo. Habilitarse para un cuarto período consecutivo diciendo que el pueblo lo obliga a gobernar contra su voluntad, cuando el voto le había dicho no, ha sido algo grosero. Y de eso no se salva ninguno de los masistas que lo alentaron descaradamente, como es el caso penoso del Vicepresidente, de sus ministros y de la cúpula legislativa, obediente como nadie. Otro error inconcebible, inaudito, fue ir a las elecciones judiciales pocos días después del atropello a la Constitución. La derrota de S.E. y de sus animadores fue desastrosa porque el 65% de los ciudadanos anuló su voto o lo dejó en blanco. De nada vale que sus adulones digan que el rostro de S.E. no estaba en la papeleta; los masistas saben que recibieron una tunda y que esa paliza fue para censurar a S.E.
Ahora la población ha perdido el miedo. Han salido masivamente a las calles y a las urnas las mujeres y los jóvenes, cansados hasta la coronilla. Basta con observar la asistencia electoral del domingo pasado. Todos claman para que S.E. se vaya el 2020 y deje de hacer piruetas para habilitarse de nuevo. Y si sus maniobras lo hacen candidato pese a todo, va a recibir una derrota de la que no se olvidará. Más advertencias no puede tener el MAS, empezando por la clarísima posición de la Iglesia Católica que ha emitido un criterio sereno pero firme en defensa del sistema de derecho. Los empresarios privados, moderados hasta hace poco, han rechazado públicamente todo intento de romper con el orden democrático mediante el sometimiento judicial. Hace más de dos semanas que el Gobierno es incapaz de solucionar convenientemente las justas demandas de los médicos, lo que se está tornando en algo patético e impopular para los negociadores oficialistas. Hasta el alcalde cruceño, amigo de S.E. y abierto partidario del “sí” el 21-F, ha manifestado que la sentencia del TCP no hace justicia con la Constitución.
 
El MAS está siendo abandonado. S.E. se ha extremado en disimular su infelicidad interna tratando de mejorar su imagen internacional. Es una acción tardía después de haberse puesto incuestionablemente del lado de Maduro, en contra de todos nuestros vecinos y de la comunidad internacional.  Le falló su diplomacia nuevamente. Ahora quiere volver a Europa pero ya no es la Europa que le creía todo y que le tenía compasión el año 2006. Tal vez le tenga alguna conmiseración el Santo Padre, pero será solo un acto de piedad cristiana. El cuento del indiecito golpeado en las calles ya no es argumento luego de lo que ha hecho como presidente. Todos saben hoy que de pobrecito no tiene nada. La reelección fraudulenta de S.E. ha llegado hasta el Congreso norteamericano donde la congresista Ileana Ros-Lehtinen ha denunciado a S.E. de su afán “prorroguista”, pidiendo que se le envíe un mensaje claro de rechazo. Así las cosas, S.E. está transitando por una etapa crepuscular que tenía que llegarle tarde o temprano.