Páginas vistas en total

jueves, 24 de julio de 2014

titula El Dia "La Trampa de la coca" y es que la maldita hierba nos causa males consecuentes, como el crimen, la violencia, el contrabando, la corrupción (los chutos y toda su dramática secuela) la consigna debería ser COCA CERO.

Produjo entusiasmo en el país el más reciente informe de la ONU –dado a conocer hace un mes-, que reportaba la reducción de los cultivos de coca en el país hasta colocarlos en el nivel más bajo de los últimos once años. El anuncio vino acompañado de un compromiso del Gobierno nacional de mantener el mismo ritmo de reducción de los cocales ilegales, con el objetivo de seguir bajando también la producción de droga.


Ese ánimo se desvanece hoy, después de que el vicepresidente García Linera entrega una resolución que amplía los cupos de comercialización de coca en Los Yungas y promete a los cocaleros del Chapare, que a partir del 2015 se legalizará el régimen del cato de coca en la zona, donde más del 90 por ciento de la producción se desvía a la producción de cocaína. Ambos anuncios realizados en plena época electoral no hacen más que estimular los sembradíos de “la hoja sagrada” y conspirar contra los planes de erradicación en los que está comprometida la cooperación internacional que busca cómo reducir el potencial de Bolivia como principal exportador de droga hacia los crecientes mercados de América del Sur, especialmente Brasil, Chile y Argentina.

Así como los brasileños, los bolivianos deberíamos estar muy preocupados por el crecimiento del narcotráfico, la penetración de las mafias, la drogadicción y la violencia que todos los días la vemos en Santa Cruz, una ciudad que se ha convertido en el centro de las actividades delictivas resultantes del comercio de cocaína que se genera en el Chapare y las regiones circundantes del noroeste departamental.

Y así como vemos esos problemas tan duros, deberíamos contemplar también la trampa en la que estamos metidos todos los bolivianos por culpa de la coca. Es sobradamente conocido el problema de los autos indocumentados, que según los cálculos oficiales superan los 33 mil en todo el territorio, pero podrían ser muchos más, como ocurrió en el 2011, cuando en las oficinas aduaneras se presentó casi el doble de los vehículos que había previsto el Gobierno en el proceso de amnistía.

No hay duda que la internación ilegal de los llamados “autos chutos” es un negocio vinculado al circuito coca-cocaína, pues los vehículos son un medio de pago, una forma de blanquear negocios ilícitos y por supuesto, una manera que tienen los narcos de aprovisionarse de gasolina, un importante precursor de la fabricación de droga. 

La circulación de los autos ilegales, que está ligado a un auge del negocio de los automóviles provoca un daño grave a la economía boliviana, que cada vez tiene que invertir cantidades crecientes en el subsidio a los carburantes, con el objetivo de mantener los precios congelados. Se calcula que anualmente el Estado gasta casi nueve mil dólares para pagar el combustible de cada vehículo indocumentado, dinero que además podría estar financiando el narcotráfico por el detalle arriba indicado.

El incremento de los subsidios a los combustibles es abismal cada año y aleja la posibilidad de llegar a un punto de racionalidad que permita al país vencer la sequía de inversiones en el área de hidrocarburos, cuyas reservas se encuentran prácticamente estancadas.
El auge de la coca genera numerosos negocios ilegales que dan como resultado una economía subterránea que está provocando exceso de circulante de dinero, que el Gobierno trata de frenar para evitar la inflación. Son conocidas las medidas de tinte recesivo que han estado tomando las autoridades para sacar dinero de la economía y obviamente esto afecta al sector formal, que se ve restringido en su intención de invertir en empresas legales.

miércoles, 23 de julio de 2014

niños de 10 años trabajando en las minas como topos,con casco,botas y hasta coca para el "acullico temprano" todo como atractivo turístico según lo describe El Dia de SC. esto de los niños mineros no existe en ningún otro lado.

Pese a todas las miserias que se han contado de las minas del altiplano, de los socavones que se han tragado los pulmones de millones de obreros, estas suelen ser promocionadas como atractivos turísticos. Los europeos no pueden creer lo que les cuentan y se van a Oruro, a Uyuni y otros lugares de Potosí para observar de cerca esas desdichadas experiencias y ver cómo los mineros pactan con “el tío”, el mismísimo diablo que domina el infierno de esos agujeros.
Los turistas tendrán ahora una razón más para visitar las minas bolivianas, un argumento más tenebroso, bizarro, único e irrepetible en el mundo: Niños de diez años trabajando como topos, con casco, botas, coca y con los rostros curtidos por el frío. Los visitantes no solo quedarán perplejos por ese cuadro surrealista, sino por el nuevo detalle, la cereza en la torta que acaba de ponerle el “proceso de cambio”, autor de una insólita norma que legaliza el trabajo infantil a partir de los diez años.

Esta no es una situación imaginaria y tampoco una propuesta apresurada. Recordemos que no hace mucho saltó a la luz el gran negocio que se había montado en la cárcel de San Pedro de La Paz, donde promocionaban un circuito turístico para apreciar no solo una realidad cinematográfica del estilo “Expreso de medianoche”, sino también disfrutar de sesiones de degustación de la cocaína más pura que comercializan los internos de ese penal.

Y así como Bolivia se ha vuelto atractiva por el indigenismo, por su presidente tan popular, por el Dakar y otros detalles pintorescos como los edificios de El Alto, también ha comenzado a llamar la atención por ciertos acontecimientos que no se pueden ver en otros lugares. La creación del primer sindicato ilegal, la asociación de propietarios de vehículos indocumentados, que actúa a la luz pública, que propone negociar directamente con el gobierno y que hasta tiene una bancada de parlamentarios en el Congreso que acaba de presentar un nuevo proyecto de ley que intenta doblarle el brazo al presidente Morales, quien ha descartado una nueva amnistía para los denominados “chutos”.

Esta determinación no será nada fácil de mantener para el primer mandatario, pues como se sabe, la mayor parte de los autos chutos se encuentra en el Chapare, la región de mayor producción de coca y cocaína del país. Obviamente, los vehículos, muchos de ellos robados en los países vecinos, son la manera que usan los narcotraficantes de blanquear el dinero de la droga o son simplemente una forma de trueque que usan con las mafias brasileñas, chilenas o argentinas.

El Gobierno acaba de aprobar una resolución que amplía el cupo de comercialización de coca y en el Chapare ha prometido que en el 2015 va a legalizar las plantaciones que hoy están al margen de la ley y que según datos oficiales en más de un 90 por ciento se desvían al narcotráfico. En otras palabras, dentro de muy poco tiempo no solo habrá más coca y más cocaína en el país, sino también más autos chutos, más motocicletas robadas y por supuesto, más asesinatos y más linchamientos como los que están ocurriendo en el Chapare y Santa Cruz.
Los turistas y otros a los que el gobierno llama “emisarios” no tardarán en llegar luego de estas interesantes noticias que les ha dado el Gobierno y que la prensa internacional está reproduciendo con gran asombro, como no deja de hacerlo la revista Veja y la red Récord que acaba de mostrar la ruta de los autos y las motocicletas robados en Brasil que son canjeados por droga en nuestro país.
Y así como Bolivia se ha vuelto atractiva por el indigenismo, por su presidente tan popular, por el Dakar y otros detalles pintorescos como los edificios de El Alto, también ha comenzado a llamar la atención por ciertos acontecimientos que no se pueden ver en otros lugares.

lunes, 21 de julio de 2014

convertir en chatarra. la única forma efectiva y realista de combatir a los chutos es convertirlos en chatarra y pagar a sus propietarios por tonelada de chatarra que debería entregarse a ENAF y KARACHIPAMPA. alerta "los chutos sobreviven a todo lo demás"

El Ministerio de Gobierno y la Policía Boliviana elaboran un plan conjunto de operaciones contra los vehículos indocumentados ingresados de contrabando y conocidos en la jerga popular como "autos chutos", advirtió el lunes el ministro Jorge Pérez.



"Estamos trabajando con el Comando General de la Policía en un plan de operaciones que será ejecutado en coordinación con la Aduana Nacional y el Control Operativo Aduanero contra los vehículos indocumentados que circulan con placas clonadas, falsas o robadas", precisó.

Según la Aduana Nacional (ANB) y la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), en Bolivia circulan entre 10.000 y 12.000 vehículos con documentación y matrículas ilegales.

Pérez expresó preocupación por la venta fraudulenta de los vehículos indocumentados, con placas (patentes) y documentos falsificados, rosetas y también gasolina por galones, en especial, en algunas ferias.

Advirtió que los operativos se realizarán en presencia de un representante del Ministerio Público para la incautación de los vehículos indocumentados que, de acuerdo con la ANB, circulan con matrículas falsas. Se trata, según esa oficina, de 33.697 unidades en el país.

Además, la ANH detectó a través del Sistema de Autoidentificación (B-Sisa) 10.595 autos con placas clonadas, 7.512 con placas robadas, 5.483 con placas falsas y al menos 10.107 motorizados sin documentos.

Pérez anunció que una vez concluida la elaboración del plan de operaciones, sus alcances serán socializados porque se trata de una acción interinstitucional contra lo ilegal.

domingo, 20 de julio de 2014

Tuto Quiroga ante los micrófonos de ERBOL. vamos a respetar todos los símbolos y será la REPÚBLICA PLURINACIONAL DE BOLIVIA, reentronizar a la Iglesia Católica, desterrada por el MAS, y terminar con el puño en alto, amenazadoro y soberbio, al entonar el Himno Nacional. demás decir que ERBOL tuvo una extraordinaria audiencia.

El candidato a la presidencia por el Partido Demócrata Cristiano (PDC), Jorge “Tuto” Quiroga, aseguró hoy que de ganar las elecciones del 12 de octubre Bolivia se llamará República Plurinacional, volverá el respeto a la Iglesia Católica y se terminará con levantar el puño cuando suene el himno nacional.    
“Se va a llamar República Plurinacional y vamos a seguir respetando todos los símbolos. Lo que aseguro que va a volver es el respeto a la Iglesia Católica. Somos  predominantemente católicos y, sí tenemos esa fe, tenemos el derecho a expresarla libremente. Lo que garantizo que se va a terminar para siempre es  entonar las sagradas notas del himno nacional con el puño cerrado, lleno de odio, amenazante, que hace mucho daño a los bolivianos”, afirmó “Tuto” en entrevista con el programa Hagamos Democracia de ERBOL.

El país, de acuerdo a la Constitución Política del Estado (CPE), se llama Estado Plurinacional de Bolivia. Además, la Carta Magna dispone, en su artículo 4, que “el Estado es independiente de la religión”. Por otro lado, los militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS) levantan el puño izquierdo al entonar el himno nacional.
Asimismo, Quiroga reiteró su crítica a la segunda reelección que pretende conseguir el presidente Evo Morales. “Mucho les gusta el doble avión, doble Beeschcraft, doble aguinaldo para los ministros, parece que les gusta doble elección y ahora se viene la ‘tercerita’, como la cueca”, aseveró.
En oportunidades anteriores, el político presentó un video en que Morales revla que renunció a una segunda reelección para lograr consenso y aprobar la CPE, sin embargo, después el Tribunal Constitucional Plurinacional falló a favor de la repostulación de Evo.    
  
“Tuto” advirtió que después de estos comicios, el oficialismo aplicará la “receta ecuatoriana” y buscará nuevas reelecciones.
Su partido
El exmandatario señaló que el PDC representa “un proyecto de clase media, de dirigentes representativos, de gente profesional”, quienes deben tener un espacio en política.
Destacó que Norma Piérola, candidata por Cochabamba, es una de las pocas que merece volver a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).  “Ha sido la mejor opositora que ha tenido este gobierno”, añadió. 
Por otro lado, “Tuto” subrayó que es corrupción la entrega de bienes que realiza el actual Gobierno a las organizaciones sociales afines a él.
 
“A nombre de apoyar el proceso de cambio se les da casas, vagoneta 4x4 se le da millones a gente que apoya. Eso es corrupción, como también es despilfarro una cumbre de Naciones Unidas en Santa Cruz, regalar joyas de oro de 18 quilates con piedras preciosas incrustadas a los visitantes oficiales y pagar hoteles y pasajes a otros visitantes”, declaró.
Privatización y su gestión
Quiroga afirmó que durante su gestión como Presidente (2000-2002) “no se privatizó un tornillo y más bien se revirtió lo de Huanuni”. También destacó que el Plane (Programa Nacional de Empleos) creó 60 mil fuentes de trabajo y que pagó 30 mil cupones de empleo para cooperativistas mineros.
Tomasa y la inclusión

La candidata a la Vicepresidencia por el PDC, Tomasa Yarhui,  aseveró que bajo el argumento de “inclusión” se utiliza a los indígenas para las movilizaciones.
“Con la palabra de inclusión se los trae a los compañeros a las marchas, a las movilizaciones, eso no es inclusión”, dijo desde los estudios de radio Aclo de Sucre.
“No con la palabra de inclusión vamos a poner a compañeros que no van a poder desempeñarse en los cargos que se los nombra y que solamente trabajen para el partido político que está en el gobierno”, agregó.

sábado, 19 de julio de 2014

Carlos Miranda sin duda uno de los expertos mejor informado en hidrocarburos afirma: "Argentina en buen comprador pero mal pagador" y luego de invalorables consideraciones concluye, que la nueva negociación debería concluir "buen comprador, buen pagador" para beneficio nacional.

Argentina fue nuestro primer comprador de gas natural en volúmenes importantes y por largo plazo. YPFB heredó ese contrato con precios fijos. Tan pronto se hizo cargo cambió esa condición. Argentina no quiso acordar una fórmula para ajustes automáticos. Prefirió reuniones trimestrales para este efecto.

Ese aparente impasse, indefectiblemente, terminaba con una llamada telefónica de la Casa Rosada al Palacio Quemado.
Se acordaban precios razonables y retornaba el ambiente amigable en el contrato, generando ingresos que fueron denominados "el sueldo de Bolivia”, situación que fue bruscamente interrumpida con el advenimiento de la democracia en ambos países.
La Argentina fue muy dura con la naciente democracia boliviana. Rechazó las reuniones periódicas y dejó de pagar las facturas por gas. Esa falta de pagos fue devastadora para nuestra economía, porque fue uno de los principales factores que incineraron nuestra economía y generaron una de las más grandes hiperinflaciones de la historia de la humanidad.
Al final de un largo forcejeo se acordó solucionar la deuda mediante una operación financiera que llamaron "Borrón y cuenta nueva”, que consistió en el canje de documentos bolivianos por deudas a largo plazo contra facturas corrientes por entregas de gas. Los ajustes en el cambio de documentos Argentina los hizo con la entrega de maquinaria agrícola poco útil.
Actualmente exportamos gas a la Argentina en volúmenes crecientes, que pasado el año 2020 serán mayores a los 30 MMm3/d. La operación está regida por dos contratos con la empresa Energía Argentina SA (ENARSA): uno de volúmenes firmes, crecientes y programables (80%) y el otro interrumpible por volúmenes variables (20%).
En el contrato por volúmenes firmes, el atraso en el pago de facturas es sancionado con un interés sobre los montos impagos. Esa sanción no impide la repetición de un "Borrón y cuenta nueva”, aunque los pagos sean acompañados por documentos financieros de primer orden.
Argentina no es tramposa, cuando paga lo hace con documentos financieros impecables. El problema es que no se atrase en efectuar esos pagos. El contrato por volúmenes variables incluye el corte de suministro por falta de pago de facturas.
Hasta el presente, ENARSA tiene un atraso de tres meses por el pago de gas importado de Bolivia. Como los volúmenes y precios actuales son tres veces mayores a los de 1970, la deuda debe ser considerablemente mayor a los 400 millones de dólares.
Por eso preocupa la programación de pagos de la Argentina. Desde hace un par de meses, el Gobierno argentino ha visto con claridad que el país se estaba encaminando a una especie de "quiebra total”, como consecuencia del default de 2001.
El gobierno de la señora Kirchner ha acordado pagos con Repsol, otros con el Club de París, y algunos fallos arbitrales. Además ha suprimido ciertas subvenciones, y para agosto presentará una nueva Ley de Hidrocarburos, más atractiva a la inversión extranjera que la actual.
Condiciones similares estaban presentes cuando se dio el "Borrón y cuenta nueva”. Para las autoridades argentinas, el poder diferir el pago de facturas de importación de gas con algún canje con obligaciones bolivianas a largo plazo debe ser una tentación difícil de rechazar.
El abastecimiento de gas en la Argentina es cubierto por importación de LNG y gas boliviano. La importación de LNG se paga por adelantado.
Nuestra relación gasífera de exportador-importador con la Argentina durará muchos años. Deberíamos, cuidadosamente, acordar en los contratos la facultad de cortar el suministro por falta de pago.
Entonces tendríamos un buen comprador y pagador y no un buen comprador, pero mal pagador, como ahora.
*Analista energético

viernes, 18 de julio de 2014


b o m b a  a r g e n t i n a

Humberto Vacaflor se adentra y concreta:
Argentina a punto de cesar sus pagos. o sea morosidad

Hace muy poco se oficializó  la oferta de Cristina de "trocar gas por trigo"o por otros productos, las varias vías que menciona el autor, profundo conocedor del tema del que se viene ocupando hace muchísimo tiempo. ver nuestro post scriptum.

Los acreedores de Argentina revelaron en avisos pagados en diarios porteños que el gobierno de Cristina Kirchner les ofreció pagarles en bonos, y que ellos no lo descartaron.
• En el mismo aviso, los “buitres” dijeron que el gobierno argentino está buscando entrar en “default”, según La Nación de Buenos Aires.
• Según el The Wall Street Journal Américas, el gobierno argentino está calculando los riesgos de entrar en “default” y advierte que tendría que pagar en dos semanas US$ 13.000 MM.
• Peor todavía, ese mismo diario dice: “El gobierno argentino, que califica de "buitres" a estos acreedores y de "extorsión" sus reclamos, dice que pagarles a los fondos abriría las compuertas para una ola de demandas que le costaría US$ 120.000 millones y llevaría al país a la bancarrota.”
Por todo esto, sería mejor que Argentina estuviera al día en sus pagos por el gas boliviano, porque la situación de ese país es dramática y podría desembocar en una cesación de pagos.
El gobierno boliviano asegura que los pagos están al día pero informes confidenciales aseguran que hay un rezago desde enero pasado.
• Esta semana se ha sabido que Argentina está ofreciendo vender trigo a Bolivia, pero con pagos al contado, para contar con efectivo a fin de cumplir sus compromisos con otros acreedores. El presidente Morales dijo ayer que no es justo el desequilibrio en la balanza comercial bilateral y que Bolivia quiere comprar productos argentinos.
• De esto sólo se sabe con certeza que la mayoría de los vagones del ferrocarril occidental están en Villazón, esperando alguna carga, y no pueden ser usados por el momento para llevar mineral de exportación a puertos chilenos.

En resumen

¿Qué previsiones está tomando el gobierno para la eventualidad de que dentro de pocos días Argentina se declare en default?
¿Los pagos argentinos están, de veras, al día? ¿O son declaraciones que se hacen en solidaridad con un gobierno amigo?
Si Argentina quiere entregar trigo ahora, quizá convenga recibirlo, porque, como se dice, “de mal pagador, aunque sea en piedras”. ¡Pero no en carritos Hanne, por favor!
• En el caso de que se diera el “default” argentino, lo que es muy probable, habrá que seguir enviando gas, porque no hay alternativa.
• No se podría quemarlo.
• Ni enviarlo al mercado interno, porque no hay ductos. Las fábricas bolivianas que esperan el gas, sin contar con el Mutún, seguirían sin tenerlo y el país debería seguir enviándolo a Argentina, incluso si no pagara o si comenzara a pagar en bonos redimibles a 20, 30 ó 40 años.
Hay que considerar todas las posibilidades, además de hacer tanta y tan costosa propaganda de YPFB. De El Diario, LP.
Post Scriptum. no menciona HV lo que sucedería con la cesasión de pagos de Argentina a Bolivia. que los ingresos de más de 200 millones de dólares por mes por la venta del gas, significaría poco menos que una catástrofe económica para el Régimen sometido a un presupuesto de compromisos por gastos insulsos, como nunca antes en la historia de Bolivia. tendría que aceptar el trueque "no con carritos Hanne" sobre lo que ofrezco un relato especial en testimonios, y en bonos a 30, 40 o más años plazo, que negociados en la banca mundial, transformados en dinero disponible significará pagar intereses adelantados, encarecer esta liquidez, reduciendo por tanto "el beneficio neto". no será nada fácil, hacer frente a la nueva realidad.

Lupe Cajías identifica a Ivirgarzama como "un modelo de desarrollo evista" por los narcos, los criminales, los chutos, la ausencia de Estado. se ha desmoronado la sociedad, allí no se permiten opositores, sindicatos muy próximos a la cocaína han capturado el poder.

¿Será el modelo de desarrollo de las provincias Chapare y Carrasco, de Villa Tunari, de Ivirgarzama, el destino que espera al Estado Plurinacional de Bolivia el 2025, cuando cumpla 200 años de independencia política? Ése es el territorio gobernado por el MAS desde hace tres lustros.

terrífica imagen de un linchamiento que en Ivirgarzama son frecuentes sin Ley ni sanción

Parecería estrambótico comparar una población de 50 mil habitantes con un país; sin embargo, los datos duros muestran que si se sigue ese ejemplo de desinstitucionalización, sin oposición, un horizonte catastrófico espera a la nación, sólo beneficioso para el grupo que captura el aparato de la administración pública desde hace décadas, sin prisa pero sin pausa. Como en la ciencia, el microcosmos se relaciona con el macrocosmos.
Desde las elecciones municipales en 1985, las reglas democráticas permitieron el ingreso de representantes de sindicatos a puestos de poder local. Aquello fue una señal luminosa de la profundización de la democracia boliviana, completada con las potencialidades que dio la Ley de Participación Popular al entregar recursos a cada alcaldía, aún la más lejana.
Sucesivas siglas origen del Movimiento Al Socialismo (MAS) lograron un ascenso vertiginoso desde 1995 hasta 2010, principalmente en los municipios cochabambinos productores de coca. El MAS es ahí mayoría absoluta y podría mostrar el pleno desarrollo del proceso de cambio, del “socialismo del siglo XXI”, sin neoliberales ni DEAs.
Sin embargo, las noticias informan sobre el desmoronamiento del Estado de Derecho en toda la región, empezando porque no se permiten opositores. ¿Quién podría reclamar sin padecer luego el hormiguero del “palo santo”? La localidad de Ivirgarzama es un ejemplo de la captura del orden público por las asociaciones que bordean actividades ilegales, incluyendo campesinos que se ligan con el narcotráfico.
Cada tres o cuatro meses hay linchamientos que expresan la vigencia del crimen organizado. Lo que fue ocasional el 2010, es cada vez más atroz y continuo. En Tupiza, con el mismo nivel de habitantes, no hay ese desborde. Hay denuncias de tráfico y trata de blancas, y de prostitución creciente.
La cara más compleja es la de los dueños de chutos organizados para defender sus derechos a esa “herramienta de trabajo”.
Amenazan con responder violentamente cualquier intervención de la Policía o de la Aduana. Ellos pueden comprar gasolina en bidones o cargar combustible sin contar con certificaciones de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).
Los avances sobre el territorio indígena Tipnis son parte de la expansión. Junto con ello se impone la ley del más fuerte, del bloqueador. ¿Cómo se revertirá todo ello?
La autora es periodista.