Páginas vistas en total

miércoles, 20 de septiembre de 2017

hacer lo mejor para Bolivia escuchando la diversidad de voces...no sólo del MAS, sino de todo el colectivo Bolivia. proceder como lo está intentando es una via peligrosa para Evo. significa desoir su pronunciamiento el 21F que ha sido totalmente claro. NO a la reelección. El Deber de SC


Evo y las voces ciudadanas


Evo Morales y el Movimiento Al Socialismo pusieron en marcha la estrategia mediante la que pretenden se permita que el mandatario pueda ser candidato a la Presidencia por cuarta vez consecutiva.
Si bien el año pasado avisaron sobre cuatro caminos para lograrlo, no dejó de ser sorpresiva la noticia de que la bancada masista y dos disidentes de UN presentaron un recurso de inconstitucionalidad para anular los artículos que hablan de una sola reelección para el presidente, vicepresidente, gobernadores, alcaldes, asambleístas y concejales. Tales disposiciones están contenidas en la Ley de Régimen Electoral y también en la misma Carta Magna, precisamente la que el MAS abanderó en 2009 como la renovación de Bolivia, que desde entonces se convirtió en un Estado Plurinacional.

Hace ocho años se dio luz verde a una Constitución que dispone la duración del mandato de los gobernantes en cinco años y limita la permanencia en el poder al establecer una sola reelección de manera continua. Ahora el MAS sostiene que esta Constitución viola los derechos políticos y se basa en el artículo 23 del Pacto de Costa Rica sobre Derechos Humanos, que expresa que todos los ciudadanos deben gozar del derecho de participar en la dirección de los asuntos públicos, directamente o por medio de representantes libremente elegidos; de votar y ser elegidos en elecciones periódicas auténticas, realizadas por sufragio universal e igual y por voto secreto que garantice la libre expresión de la voluntad de los electores, y de tener acceso, en condiciones generales de igualdad, a las funciones públicas de su país.

Esta vía planteada el lunes por el MAS surge después del referéndum del 21 de febrero de 2016 en el que se consultó democráticamente a la ciudadanía si estaba de acuerdo con otra postulación de Evo Morales a la Presidencia. Entonces ganó el No por una estrecha mayoría, pero suficiente, de acuerdo a las normas nacionales, para ser vinculante. La nueva estrategia del poder pretende omitir la voz del pueblo al pasar la decisión directamente de la Asamblea Legislativa Plurinacional al Tribunal Constitucional, sin que medie un referéndum.

El presidente ha dicho que su vida ya no le pertenece y que hará lo que diga el pueblo, lo que sería bueno para el país si escucha la diversidad de voces y no solo las de los movimientos sociales afines al MAS. Lo contrario podría llevarlo a un distanciamiento con los gobernados y hacerle perder el capital político que le queda. Querer quedarse en el poder sin importar el método puede desdibujar su gestión de inclusión y de transformación. 

lunes, 18 de septiembre de 2017

cinco áreas de marcado fracaso en el lar..go Gobierno masista. irrefutables marca un periodista que simpatizó mucho con Evo, al comienzo, luego resultó acosado en ERBOL y tuvo que dejar su puesto de trabajo. Andrés Gómez Vela peca por honesto y abiertamente sincero en su labor periodística.


Los fracasos del socialismo autoritario


El MAS llegó en 2006 a Palacio como el Huracán Irma, categoría cinco. El pronóstico del tiempo político de entonces señalaba que iba a arrasar a su paso con las viejas estructuras y arrancar de raíz los males neoliberales. Pero poco a poco fue bajando de categoría y ahora no es más que muyu muyu wayrita (vientecito en quechua). 
 
¿Qué pasó? Merece un repaso.
 
Fracaso uno:
 
¡En serio! Creí que iba a transformar la justicia. Pero en 11 años hizo lo que en 180 no había hecho ningún gobierno: la hundió más allá del infierno. Hoy está "podrida” (el adjetivo corresponde al vicepresidente García). 
 
Los masistas quisieron culparnos (a los electores) de su fracaso; dijeron que nosotros elegimos en 2011 a los jueces que ellos seleccionaron. ¡Cómo!, si nosotros votamos nulo y blanco y ganamos; sin embargo, igual posesionaron a los perdedores, olvidando que en democracia manda la mayoría. Es muy probable que se repita la historia en las elecciones del 3 de diciembre.
 
Fracaso dos:
 
¡De verdad! También confié en  que los "hermanos azules” iban a acabar con el narcotráfico; pero después de que el Presidente de los cocaleros y del Estado Plurinacional, Evo Morales, legalizó la coca que, según la ONU, va en un 92 % al narco, quedaron erradicadas mis esperanzas. 
 
Ya dudaba cuando me enteré -de la boca de propios cocaleros- que en el Trópico cochabambino hay más de 7.700 hectáreas de coca, escondidas en los denominados "lotes blancos”.
 
Expuse mi preocupación a un servidor público. Me dijo que la fuerza antidroga es más efectiva que cuando estaba la DEA en el país porque incauta más droga. ¡Wait! esos datos sólo reflejan que hay más coca, en consecuencia más cocaína. 
Cuando cayó el "narcogeneral” (Sanabria, nada más ni nada menos que el jefe de inteligencia antidroga) y apareció orondo el "narcoasesor” haciendo campaña por otra repostulación del jefe de los cocaleros y del MAS, el fracaso fue "fisonomizándose”.  
 
Fracaso tres:
 
¡Ah! Estaba seguro que el huracán azul iba a acabar con la corrupción; pero la decepción fue fatal cuando terminó corrompiendo a la misma "reserva moral de la humanidad” en el Fondo Indígena. 
 
¡Cierto!  Ningún gobierno encarceló a sus ministras y exautoridades, sospechosas de corrupción. Pero… un cachito, la lucha contra la corrupción no consiste en quién encarcela más a sus corruptos, sino en reducir el mal con transparencia obligatoria. 
 
Quedé atónito cuando el socialismo autoritario comenzó a encarcelar, paradójicamente, a gente que pedía transparencia como los dirigentes de Achacachi, San Buenaventura, Coroico.
 
Fracaso cuatro: 
 
¡Palabra! Creí que iban a revolucionar la salud, pero tres hechos cambiaron mi percepción: 1) Ver a los enfermos de cáncer implorando por un acelerador lineal; 2) ver cómo atacaron a un "Tata Cura” por pedir 10% de presupuesto; 3) e informarme por Página Siete sobre la precariedad de los hospitales públicos.  
 
Fracaso cinco:
 
¿Recuerdas la arenga: Planeta o muerte? Corrió mucha plata en dos cumbres mundiales para la retórica en defensa de la madre tierra. Y de pronto deciden hacer una carretera por la mitad del TIPNIS, construir represas (Bala y Chepe) que afectarán el parque nacional Madidi, y autorizar actividades de hidrocarburos en áreas protegidas. 
 
El punto final lo puso el Vicepresidente cuando dijo que las áreas protegidas fueron un invento gringo. ¡Qué vergüenza! No leyó el artículo 385 de la Constitución.
 
Dudas 
 
¿Cómo vamos en educación? No participamos en ninguna evaluación internacional, entonces no sabemos cómo estamos.
 
¿Qué tal la economía? Sí, lo hicieron bien, como lo hicieron también bien los gobiernos de Perú, Paraguay, donde no hubo nacionalizaciones ni socialismo autoritario; lo que quiere decir que la lluvia de los buenos precios de las materias internacionales mojó a todos. Veremos cómo nos va en tiempo de vacas flacas y ojalá funcione muy bien la nueva planta de amoniaco y urea.
 
¡Pa’ su verdad! El Gobierno hizo grandes obras. ¿Todas funcionan y son rentables? Enumera por favor en familia. 
 
Y sobre estos fracasos y dudas, ¿quiere Evo quedarse hasta el 2025? Creo que viene otro huracán.

 Andrés Gómez Vela es periodista.


sábado, 16 de septiembre de 2017

magnífica rememoranza a los 74 anos de LT. y los gráficos que ilustran la crónica. Felicitaciones! extrana sin embargo que entre sus dignos directores no se mencione a don Alfonso Canelas quién sostuvo la lucha contra "las células políticas" que el oficialismo introdujo en LT, fundador de La Prensa en LP, luchó igualmente para su posesionamiento. Honor al primero de los Canelas que académicamente convalidó su condición de periodista.



Los Tiempos, 74 años sirviendo a su comunidad | Los Tiempos





  • El equipo de diseñadores y periodistas de Los Tiempos, en su jornada diaria de trabajo. | Carlos López
  • La impresión del periódico en la rotativa de Los Tiempos, instalada en la avenida Circunvalación. | Daniel James
  • Un lector con la edición del viernes de Los Tiempos en un puesto de periódicos de la plaza 14 de Septiembre. | Los Tiempos
  • Una vendedora de periódicos ofrece Los Tiempos, ayer, en la plaza Colón. | Hernán Andia
  • La sala de redacción del diario Los Tiempos. | Carlos López
Hace 74 años, un 16 de septiembre como hoy, se publicó el primer número de Los Tiempos en unas pequeñas instalaciones en la esquina de las calles Ecuador y Hamiraya, en pleno centro político y comercial de Cochabamba. En ese entonces, una pequeña ciudad con no más de 70 mil habitantes, escasa industria y una reducida élite de intelectuales.
Desde 1943, cuando nació este diario bajo el impulso de Demetrio Canelas, hasta la actualidad, la trayectoria del periódico ha estado marcada por varios sobresaltos y vicisitudes por su interpelación a los gobiernos de turno, así como saltos en la incorporación de nuevas tecnologías, que en muchas ocasiones significaron cambios “traumáticos” en el procesamiento e impresión del material informativo y gráfico. 
Cada etapa de su existencia significó para sus propietarios, la familia Canelas Tardío, y el personal grandes apuestas económicas y desafíos, los cuales fueron superados bajo la línea, legada por Demetrio Canelas, de mantener un periodismo independiente y comprometido con la sociedad.
Hoy, en este nuevo aniversario, Los Tiempos renueva y ratifica ese compromiso que asumió desde que nació hace casi tres cuartos de siglo, además se apresta a encarar nuevos desafíos emergentes de la actual era digital y de las nuevas formas de hacer periodismo, para mantenerse a la vanguardia de los medios de comunicación y como ícono de Cochabamba.
Un comienzo difícil
“Los Tiempos nació en 1943 por impulso de los hermanos Demetrio, Julio César y Carlos Canelas en momentos de ruptura política, cuando al calor de la crisis desatada por la Guerra del Chaco (1932-1935) emergieron nuevos proyectos y discursos políticos que terminaron en 1952 por cambiar las estructuras sociales y económicas del Bolivia. Por extraña coincidencia, su séptimo aniversario, corresponde a un momento muy similar. Entre esos años transcurrió, con sus propios vaivenes, ajustes, dudas, pero también certezas”, escribe el historiador Gustavo Rodríguez en el libro “El tiempo de Los Tiempos 1943-2013”, publicado para los 70 años del periódico.
Según datos recopilados por Rodríguez Ostria, el periodista y político Demetrio Canelas (fundador también del periódico La Patria de Oruro en 1919) había previsto que el primer número de su nuevo emprendimiento, Los Tiempos, saliera a las calles el 14 de septiembre de 1943, en homenaje a la efeméride departamental cochabambina, pero se pospuso dos días la entrega por imprevistos técnicos en las máquinas.
Con el formato de 62 x 45, tamaño estándar, y ocho páginas, “el nuevo periódico se propuso romper con una larga tradición de periodismo netamente partidario, y abrir un escenario de renovación mediante una prensa independiente tanto en Cochabamba como en Bolivia”. En ese entonces, en Cochabamba solamente existía otro matutino, llamado “El País”, fundado en 1937 y editado bajo la dirección del escritor Porfirio Díaz Machicado, además llegaban periódicos de La Paz.
En el emprendimiento periodístico, Demetrio Canelas estuvo acompañado de sus hermanos, el periodista y político Julio César, quien fue el primer director de Los Tiempos, y Carlos, que se hizo cargo de la parte administrativa.
Tras el golpe de Estado de diciembre de 1943 y el posterior cierre del Parlamento, Demetrio Canelas dejó de ser diputado y volvió a la vida civil. El 15 de febrero de 1944, asumió la dirección de Los Tiempos en reemplazo de su hermano Julio César, que lo había regentado desde su fundación. Esa misma jornada, y en su primera editorial, señaló e hizo pública de manera concluyente la tensión que advertía en el país desde el fin de la Guerra del Chaco y la ausencia de una conducción política clara y previsora.
El 4 de marzo de 1944, –Los Tiempos estaba por cumplir medio año de existencia– Demetrio Canelas fue aprendido en su oficina y trasladado bajo vigilancia de la Policía en represalia por la línea seguida por el periódico, fue liberado con la excusa de que se trató de un error. El 10 de abril de ese mismo año, el Gobierno volvió a arremeter contra el matutino. En respuesta Canelas, argumentó que: “La censura es una de las heridas sangrantes de la presente situación revolucionaria y el Gobierno haría muy bien en suprimirla completamente”.
En medio de climas hostiles, varias detenciones y acciones por acallar el periódico, el 16 de septiembre de 1952, celebró su noveno aniversario. Demetrio Canelas se vanaglorió de haber mantenido, frente a los acontecimientos, a Los Tiempos bajo “normas de objetividad y veracidad informativa” y ”al margen de toda dependencia partidista”.
En esa atmósfera enrarecida, el 16 de septiembre de 1953, Los Tiempos celebró su décimo aniversario, ocasión en la que reafirmó su imparcialidad e independencia en su número 2.850 que circuló ese día. El 9 de noviembre, una turba ocupó las instalaciones del periódico, asaltaron e incendiaron sus archivos, y Demetrio Canelas fue detenido y liberado el 22 de diciembre, a principios de 1954 salió al exilio. Así Los Tiempos fue acallado durante 14 años, hasta su resurrección el 19 de julio 1967.

HITOS EN LA HISTORIA DEL PERIÓDICO
• 1943, nació por el impulso de Demetrio Canelas. Debió salir a las calles el 14 de septiembre, en el aniversario de Cochabamba, pero no fue posible debido a ajustes en las máquinas. El 16 de septiembre de 1943, utilizando máquinas linotipos, salió el primer número y circuló por las calles de Cochabamba.
• 1944, el 4 de marzo fue clausurado el periódico y detenido su director, Demetrio Canelas. Fue un comienzo difícil por las continuas intervenciones de los gobiernos de turno por su línea editorial, de crítica ante los excesos de poder y corrupción.
• 1953, el 9 de noviembre fue silenciado con el saqueo y destrucción de sus oficinas y talleres. Una turba incendió el archivo e instalaciones del periódico.
• 1967, el 19 de julio, después de más de 14 años, vuelve a las calles dando un salto al sistema offset, constituyéndose en el primer periódico del país en contar con esta tecnología. Carlos Canelas Canelas fue el artífice de la reapertura de Los Tiempos, siguiendo el legado de su hermano Demetrio Canelas.
• Los últimos años de 1990 y primeros del 2000, Los Tiempos marcó historia como el primer diario del país en ingresar a la era digital con su página a Internet. A la par de la transformación digital, Los Tiempos continúa avanzando.

50 AÑOS DE LOGROS Y DESAFÍOS
El 19 de julio de 1967, después de más de 14 años de silencio tras el saqueo y destrucción de sus instalaciones el 9 de noviembre de 1953, Los Tiempos volvió a las calles con mayor impulso para quedarse, este año cumplió 50 años de su “resurrección” y el inicio de su segunda etapa, pero bajo la misma línea con la que fue fundado en 1943.
Desde fines de 1964, los hermanos Julio César y Carlos Canelas Canelas no cesaron en el empeño de poner en pie nuevamente a Los Tiempos y correspondió a Carlos Canelas dar el impulso final, poniendo en marcha la “maquinaria familiar”. para adquirir la nueva maquinaria y reiniciar ediciones en nuevas instalaciones (calle Santivañez).
Fue el primer diario de Cochabamba en usar el sistema “offset”, además contaba con una imprenta “Goss” y un teletipo para recibir las noticias de todo el orbe, mediante agencias especializadas. Desde entonces a la fecha, ha dado grandes saltos con la incorporación de nuevas tecnologías, que le sitúan entre los medios de comunicación de vanguardia en cuanto al procesamiento del material informativo y gráfico, en el área comercial y de publicidad para sus ediciones diarias.
 A la par de la transformación digital, hoy Los Tiempos se apresta a asumir nuevos desafíos a nivel del periódico impreso y el digital para responder a las nuevas formas de consumo de información y consolidar su liderazgo en todas sus plataformas.

jueves, 14 de septiembre de 2017

tratando de justificar lo injustificable. 3 viajes en 2015, 4 en 2016 y otros 3 en 2017 tantos viajes a costa del Tesoro de la Nación. Evo responderá por ello? el abierto, descarado ridículo apoyo no quita el hambre que sufren venezolanos sin medicinas ni trabajo. hasta cuándo?


Canciller justifica viaje de Evo a Venezuela para cumbre solidaria con Maduro



miércoles, 13 de septiembre de 2017

el diario mayor a nivel planetario TNYT admite este artículo "se acerca del fin del mundo?" y especula con lo sucedido en los últimos tiempos, eclipse, huracanes, terremotos, amenazas de bombas H, diríamos porqué no ocuparnos también así sea como hacer un recuento de los últimos sucesos que conmueven a la humanidad?


Eclipses, huracanes, terremotos… ¿se acerca el fin del mundo?


Continue reading the main story Foto
Un hotel en Matías Romero, Oaxaca, que quedó parcialmente colapsado por el terremoto del jueves 7 de septiembre. Credit Felix Marquez/Associated Press
Read in English
CLEWISTON, Florida – Destructivos huracanes, uno tras otro. Incendios que se propagan por todo el oeste de Estados Unidos y partes de Europa tras una temporada de abrasadoras temperaturas y años de sequía.
Y el jueves en la noche, en la costa de México, hubo un fuertísimo sismo.
Se te puede perdonar por tener pensamientos apocalípticos, como los del escritor de ciencia ficción John Scalzi que, revisando el chamuscado, inundado y sacudido panorama, declaró que esto “la verdad parece como si el Final de los Tiempos estuviera haciendo sus ensayos finales con vestuario en este momento”:
Algo similar sugirió un predicador callejero en Harlem, quien despotricó a a principios de septiembre sobre Harvey, Irma y el líder norcoreano Kim Jong-un, todos revueltos.
También se puede citar a las decenas de miles que retuitearon esta imagen de golfistas jugando a pesar del infierno iracundo de un incendio en Oregon:
Además de que en agosto descendieron las tinieblas sobre la tierra durante un eclipse total de Sol. Todos pensamos que había sido maravilloso, pero ahora se siente como si los fenómenos posteriores no fueran coincidencia y todo fuera algo profético o bíblico.
Si pensaste eso, estás mal, por supuesto. Como cualquier científico te diría, la naturaleza no funciona así.
Las avalanchas de huracanes, incluso más grandes, son comunes a finales del verano y principios del otoño, el punto álgido de la temporada de huracanes. Tampoco son desconocidos los huracanes especialmente destructores, y el cambio climático puede estar fortaleciéndolos. Irma, por su fuerza y tamaño, está cerca de la cima de la lista, pero no la sobrepasa, y su furia es explicable mediante principios científicos.
Los incendios han estado ocurriendo en el oeste estadounidense durante siglos, aunque los humanos han empeorado la situación. Aquí también el cambio climático tiene un papel, además de nuestro deseo de vivir cerca de la naturaleza, y no hay que dejar de lado ciertas políticas de combate al fuego algo burocráticas que quizá han hecho más probable que los incendios sean enormes.
En cuanto a los terremotos, ocurren todo el tiempo, y la cantidad de ellos, desde los más suaves hasta los más intensos, es constante si se promedian a través del tiempo. Hay aproximadamente un “gran” temblor, de magnitud ocho o mayor, al año. Esta vez México fue el desafortunado receptor.
Pero aun así…
Para muchas personas la ciencia no basta cuando hay tanto en juego.
“Somos mucho más supersticiosos de lo que reconocemos y se requiere mucho pensamiento lógico para no creer que este lado del mundo no está siendo de alguna manera castigado”.
George Loewenstein, profesor de economía y psicología en la Universidad Carnegie Mellon
“Durante muchos años, hablar del clima era hablar sobre nada”, dijo Terry Tempest Williams,autor y actualmente residente en la Harvard Divinity School. “Ahora es realmente sobre nuestra supervivencia”.
Pero cómo hablamos sobre ello refleja nuestra cosmovisión, y así ha sido durante mucho tiempo, dijo Christiana Peppard, profesora adjunta de Teología, Ciencia y Ética en la Universidad Fordham.
“Los eventos de clima inesperados y cataclísmicos siempre han llevado a la gente de todo tiempo y espacio a buscar explicaciones”, dijo Peppard. “Es atractivo para ciertos segmentos de la población percibir ciertos eventos no previstos y de tipo apocalíptico como concordantes con un discurso en particular”, añadió.
Continue reading the main story Foto
El huracán Irma en San Juan, Puerto Rico, el miércoles 6 de septiembre Credit Alvin Baez/Reuters
Aunque la sensación de que el apocalipsis va acercándose no ha llevado a las personas a refugiarse en búnkeres, está presente incluso en las mentes seculares, aunque no siempre de manera consciente.
“Somos mucho más supersticiosos de lo que reconocemos y se requiere mucho pensamiento lógico para no creer que este lado del mundo no está siendo de alguna manera castigado”, dijo George Loewenstein, profesor de Economía y Psicología en la Universidad Carnegie Mellon.
En las comunidades profundamente religiosas, el reciente encadenamiento de eventos y amenazas catastróficos —terrorismo y pruebas de armas nucleares, así como desastres naturales— pueden entenderse más fácilmente con las profecías que con la lógica.
Richard Hecht, profesor de Estudios Religiosos de la Universidad de California en Santa Bárbara, dijo que muchos creyentes de hecho pueden ver este verano caótico como una señal del final de los tiempos.
“Las fantasías sobre el final de los tiempos han sido una parte central de la religiosidad estadounidense desde el principio, de manera que no debe sorprendernos” que mucha gente tenga este enfoque, dijo Hecht. “Una cosa es creer en los cálculos de los ministros o predicadores sobre el final de los tiempos. Pero ahora hay verdades objetivas: Charlottesville, el eclipse solar, el huracán Harvey, el sismo de México, el huracán Irma“.
“Son eventos que nadie puede negar”, continuó. “Entonces no es lo mismo que cuando un predicador dice que el ocho de septiembre, a las 22:00 en punto, el mundo va a acabarse”.
Ahmed Raga, profesor de Ciencias y Religión de Harvard, argumenta que hay buenas razones por las que la gente percibe la fatalidad en lo que está ocurriendo: la acumulación de desastres está afectando a las personas.
“Pensar en esta serie de crisis requiere no solo pensar en su relación con la ciencia sino también en su efecto sobre los seres humanos”, dijo Ragab.
“Los desastres naturales no se dan en el vacío”, añadió. “La razón por la que nos enteramos sobre ellos es que afectan a las personas, y a las estructuras que construimos”.
No solo se trata de la infraestructura vieja que no puede soportar un huracán fuerte ni de casas de madera que se queman por un incendio, sino también a las estructuras económicas que dejan a algunas personas demasiado empobrecidas como para huir cuando un desastre las amenaza, dijo Ragab.
Peppard, de Fordham, dijo que independientemente de lo que la gente pueda pensar sobre la confluencia de eventos desastrosos, “los humanos son capaces de anticipar y planear tipos predecibles de consecuencias: las inundaciones y la escasez de agua, entre ellas”.
“Pretender así que se trata de una tragedia inesperada es pretender que no hay responsabilidad colectiva ni social en las consecuencias”, destacó.

sábado, 9 de septiembre de 2017

no es la primera vez que Humberto se ocupa de la transnacional de la coca, que está convirtiendo al Chapare en la capital económica y por tanto política de Bolivia. según el pensador sucede a Potosí (con la plata) y La Paz (ya en la república) fueron los precedentes del poder. Huberto ofrece cifras sobre esta realidad que son inobjetables, por desgracia!


Transnacional de la coca



martes, 5 de septiembre de 2017

en realidad se dio la entrega de los 36 misiles chinos a los EEUU. es el hecho, cuando sucedió era Presidente Rodriguez Veltzé. que ni siquiera se lo mencione y menos sanciones en el juicio por "traición a la Patria" habla mal de la Justicia, en cambio aparece inculpado Carlos Mesa, que documentó su rechazo a la entrega de tales armas. lo hizo con una nota oficial que le exime de culpa. del otro dicen "no estaba en Bolivia" lo que no le libra de la directa culpabilidad. LT se refiere a la acción del aparato judicial sometido a Evo y sus secuaces.

Asistimos a otra muestra del sometimiento de la justicia a intereses específicos

A dos años de haberse iniciado el juicio oral, cinco años y ocho meses de que la Asamblea Legislativa Plurinacional autorizara la apertura del proceso y 12 años de que se realizara el hecho que motivó las acusaciones, el jueves pasado finalizó el juicio contra las autoridades civiles y militares responsables de la entrega de 36 misiles de fabricación china, de propiedad de las Fuerzas Armadas, a la Embajada de Estados Unidos. Como era de prever, el juicio ha terminado de manera muy similar a como se inició: sumido en un sinfín de dudas sobre la verdadera naturaleza de los hechos juzgados, sobre la real responsabilidad de las personas encausadas y, lo peor, sobre los propósitos de quienes se empeñaron en darle al proceso una dimensión desmesurada, como la que implica acusaciones tan graves como “traición a la patria” o “sometimiento de la Nación a dominio extranjero”.

En efecto, tal como oportunamente lo hicieron notar profesionales expertos en temas legales como militares, las acusaciones con que se inició el proceso, y por consiguiente las penas exigidas para sancionarlos, eran desmesuradas. El delito de sometimiento de la Nación a dominio extranjero, por ejemplo, se comete cuando un boliviano toma armas contra la patria, se une a sus enemigos, les presta ayuda o se halla en complicidad con el enemigo durante el estado de guerra extranjera. Por su gravedad, esos actos están calificados como de traición a la Patria y están penados con 30 años de privación de libertad. Obviamente, tal figura no correspondía a este caso.

Más de 300 pruebas de cargo y descargo fueron presentadas durante los dos años durante los que el juicio fue llevado a cabo, y los resultados ya conocidos resultaron tan cuestionables como los supuestos delitos. Tanto que el presidente Evo Morales como el expresidente Carlos Mesa coincidieron, cada cual desde su punto de vista y su propia perspectiva, en poner en duda la objetividad de los jueces.

Morales fue quien hizo las acusaciones más audaces. Llegó a acusar a los miembros del Tribunal Supremo de Justicia de haber recibido dinero a cambio de dictar sentencias “leves”. “Puedo imaginarme cuánta plata habrá costado, cuánta plata habrán pagado a los miembros de la justicia boliviana, al Tribunal Supremo de Justicia”, dijo, en lo que constituye una gravísima acusación que no debería pasar inadvertida.
El expresidente Mesa fue también muy severo, pues llegó calificar como una “infamia” la sentencia judicial porque plantea la necesidad de investigar un decreto supremo, promulgado durante su gestión de gobierno, mediante el cual supuestamente se levantaba el secreto de armamento bélico. Acusación tan carente de fundamentos que sólo se explica por el afán de darle al fallo un cariz sólo comprensible desde la mezquina lógica de las pugnas políticas y personales.

Y como si todo eso no hubiera sido suficiente para poner en evidencia una vez más lo lejos que ha llegado el descrédito de la justicia boliviana y la ligereza con que se hace uso de temas judiciales como arma en las pugnas políticas, otro expresidente, Jorge Tuto Quiroga, no quiso dejar pasar la ocasión para deslizar insidiosas insinuaciones dirigidas esta vez en contra del expresidente Eduardo Rodríguez.

Como se puede constatar, estamos pues ante una doble muestra del sometimiento de la justicia a las conveniencias de los protagonistas de las pugnas políticas, uno de los peores males que hoy, como a lo largo de nuestra historia, han impedido el desarrollo y consolidación de las instituciones republicanas.