Páginas vistas en total

domingo, 29 de octubre de 2017

oh Dios! cómo fustigaban Mallku, Evo, De la Cruz a los "ladrones neoliberales", eran para estos censores "la podredumbre humana, la escoria, lo más despreciable" y sin embargo nada de lo que hicieron se parece a lo de hoy, para muestra leer, releer y hacerlo por tercera vez esto que escribe El Deber sobre "la Bolivia de los Pari" (masistas claro está) nunca había sucedido algo igual y estamos sólo en el comienzo...ja, ja, ja!

La Bolivia de los “Pari”


Juan Franz Pari Mamani robó al menos Bs 37,6 millones  durante ocho meses cuando se desempeñaba como ejecutivo en la agencia de Batallas del tercer banco con mayor patrimonio del país. Sin el título profesional que presumía tener, este bachiller de 27 años ascendió raudamente de cajero a encargado de operaciones de la sucursal de la entidad mayoritariamente estatal. Ahí el primer engaño, del que, por lo visto, nadie se percató. 

 Con el dinero de sus fechorías en el Banco Unión pagó una noche una cuenta de Bs 17.000 en un restaurante top de Santa Cruz. Su amante relató que no tenía tarjeta de crédito y que hizo compras en efectivo por $us 2.000 un día en un centro comercial. En pocos meses mostró su “buen gusto” adquiriendo vehículos lujosos y regalando a su entorno afectivo otros autos recién importados, según los testimonios de la investigación. Viajó con frecuencia de La Paz a Santa Cruz en avión para encontrarse con su ‘amada clandestina’ en un hotel de cinco estrellas de Equipetrol y financiarle una parte importante de su costoso presupuesto mensual. La joven también mostró rápidamente su sagacidad para los negocios, consiguiendo adjudicarse con extrañas empresas contratos municipales y la venta de repuestos. Pari aspiraba a ser inversionista y montó incipientes emprendimientos mientras se robaba millones, sin que aparentemente sus superiores se dieran cuenta. Entre tanto, sus amigos y parejas disfrutaban con él de la “vida loca” que transmitía descaradamente por su cuenta de Facebook. 

 Le encantaba el despilfarro y hacer alarde público de él, en una sociedad que cada vez se cuestiona menos sobre cómo alguien asalariado sostiene un estilo de vida con tanto derroche. Al contrario, parece que hemos retornado  a un peligroso momento de descomposición moral, como el que vivió Bolivia con el narcotráfico en los años 80, en el que cualquiera nos deslumbraba con sus excentricidades y sus billetes de origen dudoso. Pasar de la complacencia a la admiración de estos personajes de la vida fácil es la más oscura señal de una realidad preocupante. El contagio es lo más alarmante, en una sociedad que rinde pleitesía a la “viveza criolla”· y que, por el contrario, se burla del que trabaja honestamente y de sol a sol para progresar. 

 Parece una tontería alinearse en el grupo de los sacrificados de la vida dura y transparente. En cambio, resulta una hazaña acumular dinero en el tiempo más corto y de la manera más hábil y dolosa en una comunidad que elogia el ascenso social a como dé lugar. La creciente frivolidad y el adulo al capital sin conocer su origen incentivan la vigencia y la proliferación de los Pari en nuestros barrios, en nuestra política y hasta en nuestras instituciones. Hace falta una vez más un fuerte campanazo a nuestras conciencias para que volvamos en sí y recuperemos el valor de condenar a los “nuevos ricos” que hacen de las suyas por las calles del país.
 

viernes, 27 de octubre de 2017

bastante completa la crónica de El Deber, aunque faltan detalles que hemos leído antes. Pari se declara "chivo expiatorio" detenidos a quienes nunca ha conocido y otros como sus familiares nada tienen que ver, son víctimas de "encubridores que quieren desviar la atención" tenemos que el caso se complica y justos pagan por pecadores. Pari era jefe sin tener competencia ni título algo, pero era del MAS. (?)


Pari: "No van a encontrar el resto del dinero"


Preocupado por la situación que atraviesan sus familiares más cercanos y algunos de sus amigos, Juan Franz Pari, exjefe de Operaciones de la Agencia del Banco Unión, en Batallas, brindó antecedentes y dio detalles del desfalco a esta entidad financiera, delito del que es el principal acusado.
Pari reveló en una entrevista al diario Página Siete que "hay gente que sabía lo que pasaba y que ahora se quieren aprovechar y cagarme a mí todas las irregularidades que hay en el banco con créditos falsos, tarjetas de crédito y otras estafas a la gente".
Desmiente tácitamente que sustraía dinero pegado a su cuerpo o a través de cajeros automáticos, como se dice y que "no hay imágenes concretas que me muestren sacando el dinero en mi ropa... y eso de que dormía en la bóveda, son tonterías, igual que el cuento del brujo. Son para distraer la atención, ese no es el punto, y es para  dañar a personas que no tienen nada que ver".
Además, el principal acusado del desfalco al Banco Unión dijo estar seguro de que no se encontrará todo el dinero que logró desfalcar a la entidad financiera.
 "¿Con esos autos y ese terreno que valía 85 mil dólares y que estaba a mi nombre (recuperaron 10 millones)? Del auto rojo debo la mitad, en la Alcaldía pueden verificar eso, está en mi declaración de impuestos. No van a encontrar el resto del dinero", respondió Pari,

PUEDES LEER: La novia de Pari ganó licitación en comuna cruceña
Había gente que sabía lo que pasaba
Pari dijo que aquellas personas a las que han detenido del Banco Unión "tampoco hicieron nada y que él ni siquiera las conoce. "Otros son los que sabían lo que pasaba y están como si nada sin asumir su responsabilidad. Yo estoy aquí para asumir las consecuencias y voy a responder, pero que también lo hagan los demás, los que sabían". "Me preocupa la suerte de mi madre, mi esposa y mis cuñadas, ellas no sabían nada, es una cacería de brujas la que hacen contra mi familia y amistades", añade al mencionado diario.
PUEDES LEER: Luciana Cagnola fue filmada en la agencia de Batallas
Indicó que en su primera declaración lo presionaron física y sicológicamente, "hasta ahora no me permiten realizar mi declaración ampliatoria, mis abogados reciben amenazas, al igual que los de mi familia, ¿De dónde las amenazas?, del Gobierno, no pueden venir de la cárcel", enfatiza.

miércoles, 25 de octubre de 2017

cerrar las cuentas de chavistas poderosos que siguen manejando grandes capitales y son duenos de mansiones tanto en EEUU como en Argentina, Brasil, Chile, y mostrando su cercanía al poder. Tuto Quiroga cuestionó el sometimiento de parte de la oposición venezolana a Maduro, lo que hace algo más difícil el retorno al Estado de Derecho. las declaraciones desde Florida en el marco de un foto internacional.


Tuto pide congelar las cuentas de chavistas en España y Latinoamérica



lunes, 23 de octubre de 2017

Justicia para todos reclama Reyes Villa en manifiesto posterior al desafío de Evo Morales de "regresar todos, sean machitos" aunque volver para ser ingresados a la cárcel sin juicio ni condena como Leopoldo Fernández o ser muertos como Bakovic, Fortún, Kieffer no es posible. una Comisión de la Verdad que juzgue a todos incluyendo a los del MAS. en esas condiciones los miles de bolivianos presos, perseguidos, acosados dentro y fuera volverán al Estado de Derecho, sin estar bajo el mandato de jueces y fiscales sometidos al masismo como sucede hoy en dia.


Manfred a Evo: “Machitos seremos todos”



viernes, 20 de octubre de 2017

acusa Los Tiempos de intolerabe...de ser una dejadez, una negligencia de las autoridades en el caso de una planta en Jove Rancho al costo de casi 8 millones de dólares que no se utiliza y por ello amenaza el deterioro. se suma a las denuncias de aeropuertos sin aviones, o industria de azúcar sin materia prima. tendría que uscarse una respuesta urgente, nacional y aceptable a la razón!


Negligencia intolerable


La información según la que la empresa Misicuni construyó hace tres años una planta de tratamiento de agua en Jove Rancho, en El Paso, la más grande del país según su presidente, no es utilizada y corre el peligro de deteriorarse no debe pasar desapercibida.
Esta planta costó 7,5 millones de dólares y fue construida para tratar el agua de la represa Misicuni y luego distribuirla a los municipios a los que debe atender, propósito que no se cumple “porque no hay usuarios”, según el mismo ejecutivo, ni ductos para la distribución del agua tratada.
Agrava la situación, por un lado y desde la perspectiva de la Empresa Misicuni, el hecho de que Semapa pidió “agua por tres meses”, tiempo que no justifica poner en funcionamiento la planta, dadas sus dimensiones. Por el otro, y desde la perspectiva de Semapa, porque esta empresa está ampliando una planta de su propiedad ubicada en Cala Cala, con lo que se cubriría la demanda tradicional de Cochabamba.
Por donde se observe, esta situación es inadmisible y da cuenta del imperio de una visión feudal del Estado en la que cada responsable de empresa se siente con capacidad de actuar en función a su propio arbitrio. Porque, mientras se entablan estos inútiles pugilatos entre funcionarios de empresas de servicio como en definitiva son Misicuni y Semapa, grandes sectores de al población cochabambina carecen del aprovisionamiento básico de agua.
Asimismo, el caso muestra un elevado nivel de negligencia funcionaria tanto por invertir un monto considerable de dineros sin los estudios precisos para garantizar su adecuado funcionamiento y evitar, precisamente, que no sea utilizada, como al no haberse desplegado los mayores esfuerzos, desde Misicuni y Semapa, para habilitar esa planta de tratamiento, dar prioridad a la construcción de los ductos que permitan su distribución y se atienda la demanda ciudadana.
En este escenario, bien harían las autoridades de los tres niveles del Estado —nacional, departamental y municipal— en enfrentar de una vez por todas las incoherencias e insensateces como las que comentamos. Es urgente que comprendan que hay problemas y demandas que están muy por encima de sus legítimas o mezquinas rivalidades político-sectarias, cuya resolución, además, puede beneficiarlas en el mediano plazo.
De lo que se trata, en definitiva, es que las autoridades den prioridad a la atención de las necesidades básicas de la población y no utilicen éstas para sus propios intereses.

miércoles, 18 de octubre de 2017

un acierto de ERBOL convocar al pollítico pensador Hugo Carvajal refugiado en Espana, "está cometiendo los mismos errores que Goni" aseguró Carvajal quién fuera dignatario por el MIR y sin duda uno de sus pensadores conocidos. "no jugará limpio" asegura cuando se refiere al futuro del MAS y de su dirigente.


Exministro Carvajal dice que Evo comete el error de Goni: se aleja de la realidad



martes, 17 de octubre de 2017

lo de Romero, "la Policia saca fotos de cada uno" y cuenta a cada uno de los manifestantes aseguró, lo hizo para amedrentar. "Ah! si sacan fotos, si me sacan a mi, entonces yo estoy amenazado" así reacciona cada ciudadano y se abstiene de participar en la corriente de protesta...quién gana? Evo. su reelección, su quedada en el Poder. El Dia de SC


Gobierno amenazante


A medida que crecen las críticas y las observaciones al engañoso argumento que usa el oficialismo para buscar la reelección indefinida del presidente Morales, el Gobierno se enterca en sus posturas y se vuelve amenazante, lo que podría complicar el panorama político de los próximos meses.
Recordemos que las autoridades nacionales llamaron sediciosos y desestabilizadores a los miles de ciudadanos que participaron el pasado 10 de octubre en las multitudinarias concentraciones que celebraron los 35 años de democracia en Bolivia, cuyo acicate en esta ocasión fue la defensa del voto del 21 de febrero de 2016, cuyos resultados corren el riesgo de ser desconocidos, tal como sucedió antes de 1982, cuando las fuerzas dictatoriales que controlaban el país se negaban a aceptar los comicios que dieron como ganador al primer presidente de la era democrática, Hernán Siles Zuazo.
Los responsables de seguridad del Estado se aseguraron de hacer conocer a la población que las concentraciones del pasado martes estuvieron bajo vigilancia de los servicios de inteligencia de la Policía, algo que podría ser considerado como un asunto de rutina, pero que en este contexto representa una actitud de afronte que busca intimidar a la gente que voluntariamente sale a las calles a exigir el respeto a su voluntad o que lo manifiesta libremente a través de las redes sociales, el más genuino instrumento de expresión de los últimos tiempos.
Representantes del Estado boliviano acudieron hace unos días ante la sede de la OEA con el objetivo de exponer los argumentos que respaldan el pedido realizado al Tribunal Constitucional. Si asumen esa actitud es porque supuestamente existe la voluntad de abrir el diálogo, realizar las consultas necesarias y defender de una manera civilizada lo que se considera justo y coherente. En ese sentido, conviene que las autoridades acepten la invitación del organismo multilateral de acudir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para pedir una opinión independiente y altamente calificada, pero en ningún caso corresponde retrucar con insultos como los que se espetan todos los días contra el titular del organismo Luis Almagro, pues de esa manera se entiende que el Gobierno nacional sólo busca atrincherarse en sus posturas y aislarse del contexto democrático latinoamericano.
El más reciente frente de confrontación lo ha desatado el Gobierno contra la Iglesia Católica, donde se produjeron voces de alerta sobre el peligro de caer en dictadura y se exigió el respeto a la expresión del soberano por medio del voto libre. La respuesta ha sido virulenta y llena de descalificativos hacia quienes tienen una larga trayectoria en la defensa del sistema democrático, en la observación de los abusos del poder cometidos durante todos los periodos políticos vividos en el país, incluyendo las dictaduras militares y la lucha por los derechos de las clases populares, que siempre son las más perjudicadas cuando la política toma el lado equivocado.
Los responsables de seguridad del Estado se aseguraron de hacer conocer a la población que las concentraciones del pasado martes estuvieron bajo vigilancia de los servicios de inteligencia de la Policía.