Páginas vistas en total

viernes, 28 de agosto de 2015

aparece en el Face de Alicia Tejada Soruco y su pedido es el de todos los bolivianos. "Está mal Evo. por favor no lo haga nunca más. Está mal (lo de mandar amarrarle los cordones del zapato)

"En los últimos días se ha conocido un video en el que el Presidente, con desdén, le ordena a unos de sus guardias de seguridad que le amarre los cordones. Ni lo mira, sólo hace un gesto. Él, predestinado a cambiar el mundo, ya no puede hacer cosas tan domésticas como amarrarse los guatos. Él está por encima de todos los mortales. Otra foto muestra cómo, también sus guardias de seguridad, le colocan los zapatos de fútbol. "Vos, sí, tú, ponme los cachos, rápido”, ha podido decir.

Esas visiones son desagradables, pero anecdóticas" ¿? (Página Siete)

Digo yo, sin tanto jolgorio y propaganda, sin tanto corrupto que vende obsecuencia, sin tanto político que miente dignidad y finalmente, sin tanta bajísima auto estima de pueblo, esas escenas nos aterrorizarían por lo que reflejan del carácter y de los escenarios en los que se determinan situaciones de ejercicio del poder.

Por supuesto que está mal. Está mal Señor presidente y si no hay quién de sus allegados se lo diga, está peor, porque con sus silencios y mentiras sobre lo ocurrido y sobre lo que pensamos todos, refuerzan el mensaje de las imágenes y a usted le hacen daño.

Por mi parte nunca educaria a mis hijos para que obedezcan ese tipo de órdenes "por cariño" ni para que ordenen a nadie hacerlo. 

Le busco la vuelta, una y otra vez y no puedo salir de una profunda indignación y tristeza. Cuando veo las imágenes, vienen a mi mente siglos de abusos y de relaciones de poder; los pongos, los esclavos, los sirvientes humillados, las mujeres y los hombres silenciosos y obedientes, no pienso ni siento una idílica relación de cariño, ni de respeto, ni de reciprocidad.
Pienso en todos los funcionarios de gobierno, bastante humillados ya por reyesuelos acomplejados y despóticos dirigentes y pienso en el futuro de mis hijos y nietos, obligados a obedecer sus caprichos para conservar su trabajo y quiero evitarlo, no sé cómo, pero al menos está vez expresándolo con mucho respeto a usted como persona y al Presidente de los bolivianos, como llamado a dar el ejemplo.

Está mal presidente.
Por favor no lo haga nunca más. Está mal.

jueves, 27 de agosto de 2015


Evo no debe agacharse

Con su peculiar forma, Paulovich comenta el incidente de los "wuatos del  zapato presidencial"

Al ver el mencionado video, comprendí al mandatario y entendí claramente la indignada frase de mi comadre “Evo no debe agacharse”, uniendo mi voz a la de mi comadre porque un hombre no debe agacharse jamás y menos todavía una mujer porque en este mundo falaz nadie respeta a quien se agacha, sea un Presidente, un Vicepresidente o una cholita virtuosa como es mi comadre Macacha.

Mientras mi mente ponderaba las consecuencias de la caída en la Bolsa de Valores de Shangai y Hong Kong, y las repercusiones de ese hecho en el precio de mis calzoncillos, apareció en mi oficina periodística la cholita cochabambina que me informa acerca de la actividad palaciega para decirme en voz alta y clara: “¡Es preciso que usted sepa que Evo no debe agacharse!”

Completamente ajeno a la decisión gubernamental de agacharse o no cuando le da la gana, pregunté a mi reportera la razón de su extraño anuncio acerca de la posición vertical o inclinada de nuestro mandatario vitalicio, comprendiendo la cholita mi sorpresa al escucharle decir que Evo no debe agacharse.
Recién entonces me enteré del escándalo nacional e internacional que se armó cuando en las pantallas de televisión empezaron a reproducir la escena que muestra a nuestro mandatario ordenando a uno de sus guardias personales que le atase los cordones de sus calzados, como si Evo no pudiera hacerlo él mismo, aunque en una posición indigna.

Al ver el mencionado video, comprendí al mandatario y entendí claramente la indignada frase de mi comadre “Evo no debe agacharse”, uniendo mi voz a la de mi comadre porque un hombre no debe agacharse jamás y menos todavía una mujer porque en este mundo falaz nadie respeta a quien se agacha, sea un Presidente, un Vicepresidente o una cholita virtuosa como es mi comadre Macacha. Ya ingresando en el terreno práctico, la cholita cochabambina nacida en Quillacollo hizo caer al suelo un dólar al que yo miré despectivamente sin realizar ningún esfuerzo para recogerlo, actitud que aplaudió Macacha, sin comprender que otra habría sido mi actitud si se hubiera tratado de una cantidad mayor.

Volviendo a la negativa de Evo a ponerse en posición antiaérea para amarrase los huatos de sus zapatos, dije a mi bambina cochabambina que nada habría sucedido si nuestro bien empilchado (que no es sinónimo de elegante) presidente hubiera llevado “mocasines”, calzados muy cómodos y libres de “huatos” –como decimos los cholos en mi pueblo–.

Al finalizar nuestra conversación convinimos con mi discípula en que ésta fue la anécdota de la semana y que nuestro pueblo –al conocerla– criticó mucho a nuestro Presidente Vitalicio acusándolo de endiosado y soberbio, siendo mi comadritay y yo los únicos que lo defendimos porque la vida nos ha enseñado que nunca hay que agacharse porque es peligroso.

miércoles, 26 de agosto de 2015

metidas de pata imperdonables. Evo Morales se mete ahora con las FFAA de Brasil, que respondieron de inmediato a sus amenazas de "no permitir un golpe de Estado y que defenderá a Dilma" la cantidad de bromas y hasta insultos contra EMA y el dislate del cocalero...poniendo en ridículo a Bolivia. es Vacaflor quién comenta

El presidente Evo Morales dijo la semana pasada que ni él ni su gobierno tolerarían que en Brasil se produjera un golpe de Estado.
“Amigos, hermanos comandantes de Brasil, díganles a sus comandantes, a mi nombre, que nosotros vamos a defender a la compañera Dilma. No vamos a permitir golpes en Sudamérica”.
Algunos medios brasileños, según dice la “Revista Sociedade Militar”, convirtieron esas palabras del presidente boliviano en la posibilidad de una invasión del ejército boliviano a Brasil para frenar a los golpistas.
El general brasileño Antonio Hamilton Martins Mourâu, respondió de inmediato: “Las FFAA de Brasil están preparadas para repeler cualquier ataque del comunismo”.
Otros medios brasileños usaron el tema para expresar su molestia con el presidente boliviano y su deseo de ejercer una especie de protectorado sobre Brasil para mantener a la presidente Dilma Rouseff en el cargo.
Un lector del “reaconaria.org” que dice: “Qué bueno, o sea que ahora, si hay guerra contra Bolivia, vamos a llegar al Pacífico, tomando un poquito de Perú y otro de Chile. Está bien. Es una oportunidad que no debemos perder”.
Curiosa la opinión del presidente Morales. Es como si hubiera querido hablar en nombre de una organización transnacional, con gigantescos recursos, capaz de salvar a gobiernos corruptos que están en desgracia.
Si fuera así, los soldados bolivianos tendrían que prepararse, con mucha prisa, para una marcha que vaya en sentido contrario del ejército de Simón Bolívar, pues debería ir hasta Venezuela a salvar al desquiciado Nicolás Maduro.
Y, de paso, podría, el ejército boliviano, ocuparse de salvar a Rafael Correa, que optó por declarar estado de emergencia en su país con el pretexto de un volcán, cuando en realidad lo que le preocupa es otro volcán, mucho más peligroso para él, que es el descontento ciudadano con su gestión.
La tarea que se ha puesto en las espaldas el presidente Morales es muy grande. Todos los regímenes populistas están agonizando, como él sabe muy bien, y lo siente en su propia realidad.
Pero tendría que cuidar sus palabras. Es probable que en su entorno lo hayan endiosado, pero si sacara las narices de ese entorno, con mucho cuidado, se enteraría de que su gobierno no es la excepción en esta “primavera sudamericana”.

martes, 25 de agosto de 2015


El Deber reclama con energía por una definición del verdadero rol de la Policía. al margen de lo mandado por la CPE, la Policía obedece ciegamente órdenes del Gobierno y en casos de real urgencia cuando debería defender a la sociedad no lo hace, dejando sin protección a grupos considerables de ciudadanos que quedan librados a su suerte.

El artículo 251 de la Constitución Política del Estado (CPE) señala taxativamente: “La Policía Boliviana, como fuerza pública, tiene la misión específica de la defensa de la sociedad y la conservación del orden público, y el cumplimiento de las leyes en todo el territorio boliviano”. Asimismo, expresa que, “como institución, no delibera ni participa en acción política partidaria”. Más claro que el agua. Sin embargo, por diversas razones nos preguntamos cuál al final es el verdadero rol policial, más allá de lo expresado en la CPE. 

La Policía negó repetidamente su ayuda a gobernaciones y municipios pese a tratarse de situaciones de orden público y cumplimiento de normas. La más reciente negativa ocurrida en Santa Cruz de la Sierra ha sido el rechazo al comprensible pedido municipal de cooperación para ordenar el tránsito vehicular e impedir el asentamiento de comerciantes ambulantes, un caso típico de orden público. Esa misma Policía sí actúa rápida y hasta brutalmente cuando el centralismo se lo ordena. En Chaparina o Yateirenda se reprimió con dureza, pero en otros casos de orden público o libre circulación los policías rehúsan participar. ¿Quién entiende esto?

El centralismo policial está llegando al límite admisible. La verde olivo no cumple su rol constitucional y tampoco deja que otros cuerpos de orden se puedan instaurar. La Policía quiere acaparar y no hace casi nada. Cuando lo hace, solo actúa por mandato desde La Paz, pese a que el mandato de turno puede quedar tan difuso como el de Chaparina. Tras cuatro años de ese hecho aún no se sabe quién dio la orden y nadie asume responsabilidades. Una vergüenza.

El tema de los continuos rechazos policiales a pedidos locales de cooperación no es materia menuda. Se trata de algo importante y que nos obliga al rechazo de este centralismo asfixiante que perdura por debajo del falaz palabrerío autonómico. Si no hay posibilidades de poner orden o de sancionar, no se puede gobernar ni en un municipio ni en un departamento. Gobernadores y alcaldes –de Santa Cruz y del resto del país que realmente quieran ejercer autoridad– deberían exigir que sus atribuciones queden perfectamente delineadas para saber cuándo y cómo intervendrá a su favor la Policía o –mejor– demandar la pronta creación de cuerpos regionales provistos del equipamiento para cumplir su labor. Una Policía dispuesta a cualquier cosa ante una orden directa del Gobierno y que no mueve un dedo frente a situaciones departamentales o urbanas de desorden público, no sirve para cumplir lo prescrito por la CPE. Algo debe cambiar y rápido

jueves, 20 de agosto de 2015

la pureza del texto que sigue de Alvaro Puente es encomiable. directo al grano, pinceladas firmes y adjetivos contundentes, así para explicar lo que son las ONG y para mostrar ante el mundo "Quién Miente?" dictadura cavernaria que amordaza a la prensa y asesina a las OnG, la soberbia el peor de los imperialismos..dinero del Estado para financiar los odios y las venganzas...muy bien Tata, bien escrito. abrazos.

No es nuevo. Varias veces presenciamos los exabruptos dictatoriales de nuestros gobernantes. Tampoco son nuevos los que sufren los reveses. Hace mucho que los periodistas y las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) han estado en la mira. Lo nuevo es que ahora el odio ha crecido tanto que les disparan a matar. Lo nuevo es el grado al que han llegado la ira y la soberbia del poder.

No mienten las ONG. Siguen siendo las mismas que siempre fueron. Siguen siendo esa curiosa reserva de los soñadores que creen que es posible la verdad, que son posibles la justicia y la igualdad. Son los que todavía se estremecen cuando ven una lágrima. No mienten ellos. Mienten los que nos cuentan novelas para justificar su odio, para esconder su intolerancia. Mienten los que abusan del poder para sojuzgarlas. La prensa no miente. Simplemente contempla la batalla desde otra óptica que el Gobierno y sin su pasión, sin su amor propio herido, sin sus intereses ocultos, solo con la libertad de pensar. Mienten los que se inventan confabulaciones y guerras sucias. Mienten los que inventan agresiones solo porque no toleran la libertad. Es que los quieren cómplices. Los chantajean para que mientan desde su lado. ¿Acaso hace falta recordarles que prensa y ONG tienen todo el derecho a disentir, a decir su verdad, a darnos la información que ellos manipulan, a denunciar, a reclamar, a exigir, a existir y a ser parte plena de esta patria?

Si los tenebrosos poderes enemigos que imaginan nuestros gobernantes quisieran hacerles daño, no contratarían a nadie para que los llame a continuar la marcha ni a profundizar el cambio mejor. Pagarían más bien para que los dejen empantanados en la nada, para que los dejen satisfechos con la mediocridad de lo poco avanzado, para que nadie les haga corregir el camino equivocado. No es la derecha ni es el imperio el que espera más de ellos, ni el que pide coherencia. Nadie financia a los que sufren viéndolos despilfarrar la bonanza. No es la maldad la que nos hace desesperar porque nuestros colegios se ocupan de construir ignorancia y sumisión. Los que piden salud y alegría para nuestro pueblo nos son enviados por Satanás.

Lo propio de esos enemigos funestos es el retorno a la dictadura más cavernaria que amordaza a la prensa y asesina a las ONG. Lo propio de los peores es acallar a los que piensan diferente y matar a los que sueñan ideales mejores. El peor de los imperialismos es la soberbia que no soporta la crítica. La peor corrupción es utilizar dinero del Estado para financiar los odios y las venganzas personales

miércoles, 19 de agosto de 2015


inspirado Rolando Tellería lo tiene muy  claro. hay una estrategia, una ruta planeada, vaya a saber si en Cuba o Venezuela para perpetuar a EVO en el poder, a cuyo fin desarrollan cada dia un paso arriba, perversa actitud sin escrúpulo y que manipula tanto al papa Francisco, como el tema del MAR para lograr su objetivo. mentes tan claras como la de Rolando deberían ayudarnos a frenar, a parar en secos tales maniobras que no hacen otra cosa que malograr la Democracia en Bolivia...


 Desde el inicio de la segunda gestión de Morales, la nueva oligarquía azul tenía muy claro que la única posibilidad de la reproducción permanente del poder, radicaba en el triunfo de las elecciones del pasado 12 de octubre, con una votación que les garantice dos tercios de los escaños en la Asamblea Legislativa Plurinacional. 

Al margen de haber implementado y desarrollado  proyectos de carácter estrictamente electoral, dejando de lado la implementación de políticas públicas en el horizonte de la Agenda 2025, forzaron la votación utilizando a su antojo al Tribunal Supremo Electoral (TSE). La madre de las batallas de las anteriores elecciones generales no era simplemente obtener una votación para ganar con 50 por ciento más uno. De cualquier forma, aunque trucho, era fundamental garantizar los dos tercios. 

Claro, en todo este proyecto, contaron con la más estrecha colaboración de la oposición que no tuvo la capacidad de vislumbrar el objetivo oficialista subrepticio. Ellos, al  no decidir una cuestión tan básica y elemental, como conformar un solo bloque, facilitaron el camino a esta nueva elite que aspira el carácter de oligarquía vitalicia, utilizando la figura del caudillo. Sin Evo Morales, su proyecto de reproducción permanentemente del poder, naufragaría

Ahora bien, allanado este primer obstáculo, los dos tercios para abrir y modificar la constitución tienen que planificar la consulta popular mediante referéndum para cumplir el artículo  411 de la Constitución. Ésa es la próxima madre de las batallas que la elite azul enfrentará, con un plan hace mucho tiempo concebido y que se comienza a develar. 

El libreto estaba trazado. Comenzaron anunciando el pedido de los llamados “movimientos sociales” –a estas alturas totalmente desnaturalizados– que exclamaron reelección indefinida. Ante ese “formal pedido” los oficialistas dicen que trataran el tema en los últimos meses de la presente gestión, luego derivarían, por conducto regular, a la Asamblea Legislativa Plurinacional. Todo fríamente calculado, sin embargo, actúan cínicamente, dando la impresión de mucha espontaneidad.

La campaña para el referéndum ya arrancó. Han instrumentalizado la legítima demanda de retorno al mar.

Todas las expresiones grandilocuentes y la parafernalia que se observa en torno a la demanda planteada en la Corte Internacional de Justicia, ponen de manifiesto este extremo. Hábilmente, también, instrumentalizaron la visita del Papa que tuvo, entre otras cosas, indiscutibles réditos políticos para el caudillo. Aquella encuesta dirigida, donde Morales aparece como el mejor Presidente de nuestra historia, tiene su mirada en la consulta popular; así como la implementación desde octubre del Subsidio Prenatal Universal y el doble aguinaldo, no obstante la drástica caída de los ingresos estatales. 

Están asfixiando, por otro lado, para borrar del mapa a todos los medios y periodistas que “hacen política” cuando se animan a decir la verdad. Todo indica que harán lo mismo con aquellas fundaciones e institutos de investigación que no sintonicen con la política gubernamental.

El camino a la re-re-reelección está trazado. En esta ocasión también en cercana complicidad con la “oposición”, que ni siquiera tuvo la capacidad de postular un solo candidato, entre los potenciales que existían, al TSE.  La elite azul, que pretende perpetuarse en el poder, en un proceso con muchas dudas, eligió a sus siete vocales, quienes tendrán la misión política de garantizar resultados positivos en el próximo referéndum.

Todo este proceso, sin lugar a dudas, afecta negativamente al desarrollo de nuestra joven democracia,  pues, como sostiene el notable politólogo italiano Leonardo Morlino, “las democracias de calidad no suelen admitir reelecciones indefinidas”. El autor es abogado.

martes, 18 de agosto de 2015


introito: Francisco Baldi remodeló la 14, ante el beneplácito general. Augusto Guzmán escribió entonces que nuestra Plaza ganaba en luminosidad, en espacios libres para que la gente pueda verse la cara, y que la transitabilidad se facilitaba. "Panchito" contó entonces con el apoyo de su amigo y camarada René Barrientos también kóchala, para hermosear el principal paseo cochabambino. el alcalde actual quiere hermosear aún más la Plaza Principal y razón no le falta. que no haya robos en la obra y que realmente sirva a la colectividad. Los Tiempos lo expresa asì:

Una de las principales funciones de los gobiernos municipales es hacer de su territorio un espacio amable de convivencia. En la medida en que la ciudadanía pueda identificarse con éste, aumentará su afecto a la urbe y, es de esperar, aumentará o nacerá la actitud de ayudar a preservarla.
Hace unos días comentábamos la buena iniciativa de remodelar el boulevard en la zona de la Recoleta. Hoy debemos aplaudir la decisión de remodelar la plaza 14 de Septiembre y recuperarla como un espacio de esparcimiento y apreciación de nuestra identidad cochabambina.
Vaya a saberse por qué avatares, la verdad es que la plaza principal de nuestra ciudad está tugurizada y cada vez es más difícil transitar por ella sin que quien lo hace no se sienta acosado por grupos que discursean, pordioseros, cuando no se encuentre con una marcha de protesta con gente bastante agresiva o (en menos ocasiones) gente que hace campaña por un objetivo social. Además, lamentablemente siempre exhibe, salvo en horas de la madrugada, mucha basura en sus alrededores.
El proyecto incluye la peatonalización parcial de la plaza y ampliar el área verde, rehabilitar las bancas y el piso; restaurar el obelisco del cóndor y la fuente de las “Tres Gracias” ahí instalada. Además, se informó que esta obra está ligada a la elaboración de un nuevo plan de descongestionamiento del centro de la ciudad.
Adicionalmente, habrá que sugerir, se debe incentivar a que los propietarios de las edificaciones construidas alrededor de la plaza restauren sus fachadas en forma coordinada y respondiendo a un plan maestro. De esta manera, Cochabamba contará con un centro cívico acorde a su tradición.