Páginas vistas en total

domingo, 3 de abril de 2016

Los Tiempos celebra la reapertura del Teatro Achá que estuvo cerrado más de dos años. Celebramos que el retrato del gran actor y declamador Eduardo Dabura no haya sido removido. se conserva como el primero de figuras notables del Teatro Cochabambino

Después de más de dos años, tiempo en el que fue sometido a un largo y polémico proceso de restauración, la noche del viernes volvieron a abrirse las puertas del Teatro Achá, devolviendo, de esa manera, el mejor espacio de expresión artística de la ciudad a la comunidad.

Lo que ha ocurrido en este lapso da una idea de la concepción de sucesivas autoridades sobre la importancia de contar con espacios culturales, y de su indiferencia ante la necesidad que tiene la ciudadanía de estos para su buen y creativo esparcimiento y ante las demandas por parte de artistas por contar con escenarios de calidad donde poder difundir sus creaciones.
Por ello, en estos dos años se han tenido que improvisar espacios para que puedan realizarse importantes presentaciones como, por ejemplo y citando sólo a algunas de ellas, las organizadas por Ana María Vera, que trajo a Jaime Laredo, o las patrocinadas, con mucho esfuerzo y cooperación, por el Instituto Laredo o el Man Céspedes, o la Sinfónica Boliviana, que, por lo demás, han recibido el apoyo permanente de la gente, como demuestra el hecho de que siempre se ha volcado taquilla.
Es de esperar que a partir de ahora el Teatro Achá sea escenario de importantes eventos culturales. Sus administradores deben velar porque las obras que se exhiban respondan a elevados criterios de calidad, pues sólo de esa manera se conseguirá, por un lado, que instituciones como las mencionadas u otras se interesen por organizar eventos con la presencia de eximios artistas nacionales y extranjeros de obras musicales, de baile o teatro, y, por el otro, que la comunidad responda con su activa participación.