Páginas vistas en total

viernes, 17 de mayo de 2013

por tercera vez La Iglesia desde el arzobispado de La Paz, siempre dispuesta a ayudar en caminos de paz, reitera su llamado a la racionalidad en la búsqueda del conflicto que hace sufrir a Bolivia. urge continuar con el diálogo y evitar el enfrentamiento


La Iglesia Católica siempre está dispuesta a ayudar en la búsqueda de caminos de paz y entendimiento, pero es respetuosa de la autoridad del gobierno y de la dirigencia laboral, por lo rehúsa sobrepasar la potestad de ambos.
“Todos somos mayores de edad, entonces no es necesario que la Iglesia participe como mediadora”, señala el Arzobispo de La Paz, monseñor Edmundo Abastoflor, al puntualizar: “Siempre estamos dispuestos, y lo hacemos partiendo de la Palabra de Dios, para que haya acercamiento”.
Edmundo Abastoflor reclama entendimiento y procurar la paz para evitar el sufrimiento
Además “no es tarea de la Iglesia el actuar como mediadora, menos todavía cuando de por medio está el gobierno”, que es el que tiene la responsabilidad de la dirección del país, señaló el prelado al recordar que las intervenciones pasadas, como facilitadores del diálogo, fue atendiendo el pedido de ambas partes y de la sociedad.
De todas maneras, dejó en claro: “No nos ofendemos si no nos llaman, pero nos alegramos mucho si se puede llegar a soluciones prontas a este problema que ya se va prolongando por dos semanas”.
Esperamos que se llegue pronto a una solución de este problema”, remedio que sea equitativo, cediendo  de un lado,  cediendo del otro”, pero además “viendo racionalmente donde están las posibilidades de soluciones que sirvan para los sectores involucrados y para todo el país”, subraya.
Recordando que cuando la Iglesia participaba como facilitadora del diálogo “siempre hemos dicho que respetamos la seriedad tanto del gobierno nacional, de las autoridades como la madurez cívica y política de los sectores sociales involucrados en problemas”.
El Arzobispo de La Paz explica que “no es bueno” intervenir como mediadora, poniendo frente a frente a los contrapuestos,  “porque es ponernos como por encima de los otros”, dejando en claro que “hay que respetar a los sectores que están en conflicto”.
“Nosotros intervenimos con opiniones con criterios con la iluminación diríamos de la razón y de la fe”,  dejó en claro al insistir en que “siempre estamos dispuestos a ayudar”, por lo tanto, “si nos piden ayuda de una o de otra forma estamos dispuestos a hacerlo”.
Monseñor Abastoflor reiteró el llamado al diálogo, al respeto mutuo y a evitar enfrentamientos de los bolivianos, los cuales pueden derivar en confrontación. Además de lamentar el sufrimiento de la gente por las movilizaciones, el prelado dejó en claro que “nos afecta, como sociedad y como país, a todos”.