Páginas vistas en total

lunes, 13 de mayo de 2013

los medios, Agencia Fides, Radio Fides, El Deber, El Día reflejan en sus ediciones digitales la extraordinaria concurrencia de trabajadores ingresando al centro de LP.





La zona central de la ciudad de La Paz fue sitiada por marchas de docentes urbanos y rurales que piden cambios en la Ley de Pensiones, y por gremialistas de El Alto contra un acuerdo del Gobierno con una confederación que lidera Francisco Figueroa.
La marcha de los docentes paceños recorrió por las principales avenidas y calles de la sede de gobierno, y los dirigentes José Luis Alvarez y Wilma Plata reiteraron el pedido de una jubilación al 100 por ciento en base a las últimas 24 papeletas de pago.
“Nuestra protesta incluye el bloqueo de las mil esquinas al margen de la negociación del comité ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB). La COB somos los trabajadores movilizados”, dijo Alvarez.
La marcha del magisterio paceño recorrió por la avenida Sucre hasta inmediaciones del mercado Yungas y por la calles Ballivián y Layza llegó hasta el centro de La Paz.
“Los trabajadores aportamos con 13 por ciento a nuestra jubilación, lo correcto sería que el Estado aporte con dos por ciento y la parte patronal con seis por ciento para que sea sostenible el sistema de jubilación”, explicó Alvarez.
También censuró que el Gobierno haya levantado la mesa de negociación con el comité ejecutivo de la COB.
“Nuestra vigilia consiste en protestar en las calles”, dijo el dirigente de los maestros paceños.
La protesta callejera incluyó a trabajadores administrativos de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).
Otro sector que salió a las calles fueron los gremiales de El Alto, quienes protestan contra un reciente acuerdo del Gobierno con la confederación de gremiales de Bolivia que encabeza Francisco Figueroa.
Los marchistas alteños señalaron que respaldan a la confederación que dirige Braulio Rocha, quien no estableció acuerdo alguno que beneficie a los llamados gremialistas minoristas.
“Figueroa representa a los gremiales mayoristas, ellos manejan mucho dinero y no pueden beneficiarse tanto”, dijo el dirigente alteño Rodolfo Mancilla.