Páginas vistas en total

viernes, 8 de octubre de 2010

periodistas cochalas escribieron con sangre su consigna. patético

Varios periodistas cochabambinos se sacaron sangre en jeringas y escribieron la palabra "libertad de expresión" en protesta contra la promulgación de la Ley Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación, además de declararse en estado de emergencia y anunciar medidas radicales a partir del próximo lunes.


El reportero gráfico, Jorge Abrego, fue el primero en extraerse sangre en plena plaza de armas de Cochabamba, frente al edificio de la Gobernación, y escribir en una pancarta la "libertad de expresión se escribe con sangre".
La radical medida de protesta fue seguida por los periodistas Edwar Ayma (Canal 9), Carlos Arévalo y otros en representación de cada uno de los medios de comunicación.


Ayma a tiempo de ejercitar su singular rechazo a la promulgación de la Ley antirracista, dijo que Evo y los movimientos sociales enseñaron al país y los periodistas a protestar y luchar por causas nobles y justas, y que ahora ellos lo hacían en defensa de sus fuentes de trabajo y la libertad de expresión y prensa.


"Queremos trabajar con garantías, libertad de pensamiento y expresión, sin que se nos conculquen nuestros derechos. Emularemos la lucha y movilizaciones de Evo y los movimientos sociales hasta lograr la derogatoria de los artículos 16 y 23 de la Ley Contra el Racismo", afirmó.


A su vez, el periodista Carlos Arévalo (director del Canal 49), sostuvo que con la promulgación no se perdió la guerra por la defensa de la libertad de expresión y que se librará nuevas batallas legales. "Nos pueden ofender, pero la verdad nunca morirá", dijo apesadumbrado por lo que calificó como "alta traición e ingratitud al periodismo boliviano que tanto hizo por Evo y los cocaleros".


Arévalo, precisó que con la controvertida Ley el Gobierno vulneró la Constitución Política del Estado y eliminó la libertad de expresión y prensa.


GRAVE ERROR: Por su parte, el director de la carrera de Comunicación de la Universidad Católica, Marcelo Guardia, afirmó que la promulgación de la polémica Ley es un grave error, porque con el artículo 16 se consolida la censura previa y se judicializa el trabajo de los periodistas con el artículo 23.


Anticipó que con la Ley habrá cambios de actitud, la gente tendrá miedo, temores y autocensura, pero también es un llamado a la reflexión a propietarios de medios de comunicación y periodistas ya que en determinados momentos se hizo uso y abuso de la libertad de expresión.


Finalmente, los periodistas en un haz de voluntades ensayaron una cadena televisiva espontánea desde la Plaza Principal de Cochabamba en señal de unidad en contra de la Ley Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación.
Anunciaron que este sábado en una gran asamblea definirán las nuevas medidas de protestas hasta lograr la modificación o la derogatoria de los artículos 16 y 23 de dicha Ley.
//dngv/