Páginas vistas en total

miércoles, 6 de octubre de 2010


Evo es "ingrato con los periodistas" que lo elevaron

La diputada de la oposición, Adriana Gil (foto centro) lamentó que el presidente Evo Morales no recuerde que su imagen creció gracias a los periodistas y que hoy en día es también por ellos que su imagen sigue siendo vista a todo momento en Bolivia, por lo que lo llamó “ingrato” por plantear una Ley que establece duras sanciones en su contra.

“Evo Morales al no verse en los medios de comunicación le va a dar un infarto de rabia, entonces lo que se tiene que hacer es ya no darle cobertura, porque que hacen los medios, ensalzarlo, más bien cubren lo que él hace y como él paga con ingratitud, con deslealtad, con querer cerrar los medios, querer privarlos de trabajo y a la sociedad civil de ser informada imparcialmente”, dijo Gil.

La diputada oficialista y ex periodista, Marianela Paco no cree en la oposición y considera que las huelgas y otras medidas que iniciaron en contra de la Ley no son para defender la libertad de expresión como dicen, sino para usar políticamente este tema.

“El tema es que visibilizan de que lado están y cuan efectivos son en utilizar temas sensibles para poder mantener un posicionamiento político, habría que ver y yo llamo a esto a la población para que haga una reflexión profunda de estas conductas, porque con el proyecto de Ley no estamos apuntando a un sector, no es para un grupo social es para todos los bolivianos y bolivianas”, señaló.

Esta jornada se pudo conocer además el pleno desconocimiento de los asambleístas del MAS sobre la Ley de Lucha Contra el Racismo. "No puedo rezar como padre nuestro el proyecto", dijo el senador Fidel Surco al ser consultado en detalle sobre el documento. Su colega David Sánchez aseguró que no puede “conocer de memoria” la Ley.

La norma contiene 24 artículos, de los cuales 2 son observados por los medios de comunicación, el 16 que establece el cierre de los medios y el 23 que agrava las penas a los ciudadanos de ser estos periodistas , no pudiendo alegar ningún tipo de fuero.