Páginas vistas en total

lunes, 4 de octubre de 2010


lesionado Evo en partido amistoso. Alcalde evita detención del lesionador

El partido de fútbol jugado ayer luego de la reinauguración de la Cancha Zapata, entre el equipo del presidente Evo Morales, del Movimiento Al Socialismo (MAS), y el del alcalde de La Paz, Luis Revilla, del Movimiento Sin Miedo (MSM), acabó empatado 4 a 4, pero Morales afirmó que su equipo ganó. Terminada la ceremonia de reinauguración del campo deportivo, en el que se invirtieron 901.005 bolivianos (664.741 provenientes del Gobierno Nacional a través del Programa Bolivia cambia, Evo cumple y 236.264 bolivianos de la Alcaldía), se disputó el partido. Cada equipo llevó a su barra: una gritaba “Evo, Evo, Evo…”, y la otra, “Lucho, Lucho, Lucho…”. Ambas disfrutaban cada minuto del partido, no libre de incidentes. El segundo minuto fue el más tenso, porque una mala jugada entre el presidente Morales y el jugador de la comuna Daniel Cartagena derivó en la expulsión del futbolista edilicio. El partido terminó con un empate a cuatro goles por lado. Aun así, Morales, a manera de broma, comentó en Radio Patria Nueva que ganó al equipo de Revilla. Al final del encuentro, el Alcalde dijo que “fue un resultado equilibrado y el empate refleja la calidad que mostraron los dos equipos”. El supervisor de turno de Radio Patrullas 110, mayor Barrientos, intentó detener a Cartagena por una supuesta agresión al Primer Mandatario, pero el Alcalde logró impedirlo. Morales subrayó que el fútbol hace olvidar las diferencias y se comprometió a coadyuvar con la construcción de otra cancha de césped sintético, donde se jugará la revancha.

No hay comentarios: