Páginas vistas en total

martes, 5 de abril de 2011

vigente la ley mordaza contra la libertad de expresión en Bolivia


Sin periodistas muertos ni encarcelados en 2010,Bolivia se sitúa en la parte baja del ranking mundial de libertad de expresión realizado anualmente porRSF debido a la Ley contra el Racismo promulgada por el presidenteEvo Morales el pasado mes de octubre. El CPJ también destaca esta ley como principal ataque a la prensa boliviana durante el pasado año.

En octubre de 2010, el gobierno boliviano promulgó la Ley contra el Racismo y toda forma de discriminación que, en suprimía todo derecho a la libertad de prensa en sus  artículos 16 y 23. El primero de ellos establecía que ‘el medio de  comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento’, mientras que en el 23 se estipulaba que los periodistas y dueños de medios bajo sospecha de divulgar tales ideas serán pasibles de penas de prisión de uno a cinco años por ‘delitos contra la dignidad del ser humano’ y ‘no podrán reclamar inmunidad o ningún otro privilegio’.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) recuerda que, tras la aprobación del texto, envió una carta al presidente boliviano expresando preocupación de que el lenguaje amplio e impreciso en ambos artículos podría usarse para castigar al periodismo y promover autocensura en la prensa.

Las observaciones de Reporteros Sin Fronteras apuntan también en la misma dirección y señalan que laAsociación Nacional de Periodistas de Bolivia (ANPB) y la Asociación de Radiodifusoras Bolivianas (ASBORA) se manifestaron contra ‘una censura de la prensa previa que viola la libertad de expresión, considerada por las normas internacionales como base fundamental de la democracia’ y se opusieron ‘a la práctica del racismo y a la discriminación, como está establecido en sus códigos de ética, pero rechazan cualquier tipo de censura previa’.

Tras la promulgación del texto, los principales diarios bolivianos salieron a la calle con una primera página acordada en la que se podía leer el mensaje: ‘No hay democracia sin libertad de expresión’ en letras negras sobre fondo blanco.

RSF indica, como apunte positivo, que el ejecutivo de Evo Morales desclasificó en mayo los documentos del Ejército relativos a 156 desapariciones cometidas durante las dictaduras militares, entre las que se encontraba el homicidio del periodista Marcelo Quiroga Santa Cruz.