Páginas vistas en total

sábado, 21 de noviembre de 2015

exquisito lenguaje galeno (ciencia de por medio) para explicar el desastre de "El Batán", es el patricio Gastón Cornejo que lanza el diagnóstico contundente sobre "un capricho de Evo" avalado por arquitectos comerciantes, y que felizmente está descartado por organismos deportivos. "no reúne las condiciones" y san! se acabó para felicidad del pueblo kochala.

TOMA DE  PULSO.

Cuando no existía la tecnología sofisticada actual, la toma del pulso en la arteria radial de la muñeca nos daba el diagnóstico de un sinnúmero de padecimientos, del estado cardiovascular, y el funcionamiento de la bomba cardíaca vital en la fisiología cerebral y sistémica de todo el organismo. Pero esa era la semiología francesa, académica y exacta en que además había el toque humano, la caricia paternal del galeno siempre se asociaba a un rostro amigable cargado de intensidad psicológica humanizada que el enfermo ciertamente valoraba.

Tomo el pulso al Estadio “El Batán” cuyo diseño de maqueta fue premiada con 120 mil US. No servía porque era un monstruo para 60 mil personas, elefante blanco de alto costo, elevada estatura, sin playa de estacionamiento, sin drenaje en caso de estampida, útil sólo para el futbol, no para el atletismo, generador de alta polución; una desgracia de proyecto. Proyectado para un terreno avasallado de propiedad privada que compromete al presidente, al juez Balladares, al ministerio de Obras Públicas, a la Gobernación, a la Alcaldía, al colegio de arquitectos, a todos los otros colegios de profesionales, a las universidades. Avasallamiento que no demostró que será para el bien colectivo y la función social; en el que, además, se anuló el requisito de impacto ambiental, la consulta, el TESA, llave en mano para empresarios cumpas, con una corrupción posible del tamaño de la catedral. La extraña definición permutada del juez que ordenó la intervención por la fuerza pública, con el pago del predio como si fuera terreno baldío y a un justiprecio ridículo. Todo atenta el derecho propietario y después habrá jurisprudencia de avasallar otras instituciones privadas.

Se desechó la maqueta original pero persiste el original capricho avasallador y el desacierto oficialista que incitará al público a votar por el ¡NO! Se mantienen todas las otras patologías diagnosticadas en la toma del pulso. El proyecto insulta a Cochabamba, carente de agua, de salud, de educación, de vivienda y del bien vivir; carente de una planificación técnica correcta. Sólo quieren cambiarle el nombre. El dinero del préstamo chino, que mis bisnietos seguirán pagando, debe destinarse a rubros de dignidad humana y de bienestar ciudadano y no a un enorme edificio susceptible de terrorismo, vacío la mayor parte del tiempo, terrorífica bomba de ecocidio que llevará a los responsables a ponr la cabeza bajo el cepo del Dr. Guillotin.

Ese terreno del Club Hípico es propiedad privada y el directorio seguramente planificará un gran proyecto ecológico deportivo educacional, algo así como el parque de la Quinta Normal de Santiago o el Metropolitano de Nueva York, un pulmón ecológico.

En otro tema, el pulso informa que los puentes se caen por estar mal construidos, mantenidos a la boliviana, es decir por irresponsables, ineficientes e improvisados ciudadanos del partido.

Otra urgencia. Mi nieto debe estudiar la CPE para su examen final. Fui parte responsable de la aprobación del texto constitucional el 2009, y revisando cuantos artículos se cumplieron, tomé el pulso al tema. No encuentro la arteria. Todas las normas han sido violadas”.  

Le envié por correo electrónico una fotografía tomada en casa de un gran ciudadano y mejor patriota, don Oscar Arze Quintanilla, la pintura de Gíldaro que adorna su salón. El insigne artista cochabambino pinto una carretilla cargada de basuras. ¡Horror de horrores! Al medio se halla el librito de una constitución destrozada, manoseada. acomodada, prostituida. No sé si mi nieto entenderá el mensaje, por eso agregué:”Todas las normas han sido violadas”. 

El pulso informa: “Débil, hipotenso, arrítmico, fibrilación, extrasistolía ventricular hacia el colapso total. ¡Atención! Se requiere un electrocardiograma, una ecocardiografía, una angiografía, un Holter, un desfibrilador, una inyección de adrenalina dentro del corazón… ¡Urgente!  ¡Me la están matando!


Gastón Cornejo Bascopé
Cochabamba Noviembre 2015.