Páginas vistas en total

viernes, 14 de diciembre de 2012

Amanda Dávila: "un actor no puede influir en la decisión de la Justicia", otra perla: "Jacob no tenía las condiciones legales y legítimas para defenderse" o sea más de lo mismo. lean

bien estudiado el libreto. Bolivia se defenderá en caso Ostreicher
La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, aseguró el viernes que el Estado boliviano defenderá su posición en el caso del empresario estadounidense Jacob Ostreicher, ante cualquier demanda internacional por supuesta vulneración de derechos humanos.

Dávila se refirió de esa manera, en alusión a la denuncia contra el Gobierno, interpuesta por la firma de abogados estadounidenses Patton Boggs LLP, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por la supuesta violación de los derechos humanos de Ostreicher, detenido preventivamente por supuesto lavado de dinero.

"Cualquier demanda y recursos que se presente en contra del Estado, el Estado boliviano sabrá defender su posición, entorno a que ningún pedido de un actor como Sean Penn que es muy querido por el Gobierno boliviano y el Presidente (Evo Morales) o alguna otra estrella pueden influir en decisiones que competen al Órgano Judicial", aseveró en conferencia de prensa dictada en Palacio de Gobierno.

Dávila aseguró que el Gobierno realizó "todos los esfuerzos" para enmendar la falta de garantías para la defensa justa de Ostreicher, que denunció que fue víctima de una la red de corrupción y extorsión conformada por abogados, funcionarios públicos y fiscales que incautaron sus bienes, entre ellos, cargas de arroz, maquinaria y ganado, que fueron monetizados ilegalmente por la Dirección de Bienes Incautados de Montero.

"Los que ha hecho el Gobierno es develar toda esa trama para que el ciudadano norteamericano Jacob Ostreicher pueda defenderse ante la justicia, descargar las pruebas a su favor en condiciones democráticas, legales y legitimas, que al parecer no las tenía", explicó la Ministra de Comunicación.

Respecto a denuncias de una supuesta participación de autoridades en la red de corrupción, Dávila consideró que el caso Ostreicher generó un "aprovechamiento oportunista" de algunas personas acusadas de delitos, que alegan haber sido víctimas de esa red de extorsión.

"Desde ese punto de vista aparecen incluso algunas personas que tienen sanciones y cumplen condenas, que están recurriendo a ese expediente poco ético de decir que han sido sometidas a extorsiones o chantajes", sustentó.

En esa dirección, Dávila calificó esas denuncias de "infundadas y mentirosas".