Páginas vistas en total

jueves, 24 de febrero de 2011


Japón no puede producir litio de un dia para otro. Golpe bajo a Evo (mentira que se cae)

Japón aclara a Evo Morales no puede industrializar litio de la noche a la mañana

La Paz, 24 feb (EFE).- Las empresas japonesas no pueden comenzar "de la noche a la mañana" la industrialización del litio en Bolivia con fabricas para baterías de ese metal o de automóviles eléctricos, afirmó hoy un alto funcionario del Gobierno nipón, en réplica a una petición del presidente Evo Morales.

El viceministro parlamentario de Economía, Comercio e Industria de Japón, Kaname Tajima, hizo el comentario en rueda de prensa, al ser consultado sobre la exigencia de Morales de que se instale en Bolivia una fabrica de vehículos eléctricos, como condición para ser socios en la explotación del litio.

Morales aseguró hoy en un foro organizado por Japón que para Bolivia "se acabó" la exportación de materias primas y que su deseo es "contar con un Toyota a litio, pero hecho en Bolivia".

Tajima encabeza una delegación de 40 funcionarios y empresarios que asiste a un seminario sobre el desarrollo estratégico de Bolivia inaugurado este jueves por el mandatario.

"La capacitación del capital humano es lo más importante. Esas fabricas de baterías de litio que acaba de mencionar no se las puede hacer de la noche a la mañana", dijo Tajima.

Recordó que Japón tardó tiempo en crear grandes fábricas desde que comenzó su actividad industrial con recursos naturales incipientes tras la Segunda Guerra Mundial.

"Esta experiencia ganada en la formación del capital humano y en la industrialización misma queremos compartirla abiertamente con Bolivia, para que pueda desarrollarse de la misma manera", apuntó el viceministro.

También aclaró que la decisión de fabricar o no baterías de litio o automóviles eléctricos en Bolivia es asunto de las compañías privadas japonesas.

Por ahora, agregó, se trabaja en investigar la mejor extracción posible del litio del salar de Uyuni, en el departamento sureño de Potosí, que tiene, según las autoridades bolivianas, la mitad de las reservas mundiales del metal.