Páginas vistas en total

domingo, 15 de agosto de 2010

crónica completa de LT sobre la entrada de Urkupiña

Brillantes lentejuelas engalanaron ayer millares de trajes de más de 16.000 bailarines de 66 fraternidades, quienes danzaron por la milagrosa Virgen de Urkupiña sobre los cinco kilómetros de la avenida de la Integración de la ciudad de Quillacollo, en suelo cochabambino.

La entrada fue oficialmente inaugurada a las 09.00 con el ingreso de las autoridades municipales y departamentales y la bendición y acogida de la imagen a los fraternos. Brigadas de salud, socorro y de los equipos de control policial y militar, bomberos y voluntarios rescatistas recorrieron todo el municipio de Quillacollo y ejercieron control en la avenida Blanco Galindo.

Desde el inicio de la entrada folklórica se notó la venta camuflada de bebidas alcohólicas, sobre todo cerveza, chicha y garapiña. Los comerciantes que eran descubiertos vendiendo recibían una amonestación de los oficiales de Policía, quienes les recordaban las sanciones en caso de pillarlos por segunda vez, sobre la base de la Ordenanza Municipal N.º 38, que da vigencia a la “ley seca” para los días 14, 15 y 16 de agosto. La ordenanza prohíbe el comercio de bebidas alcohólicas en todo el recorrido de la entrada folklórica e incluso a 200 metros de su ruta.

Pese a la advertencia, a las 10.00 ya había entre los espectadores personas con aliento alcohólico y gente que consumía cerveza de latas que escondían entre sus pertenencias; algunos cambiaron el contenido de las latas de cervecina (bebida de malta) por cerveza Paceña o Taquiña. La venta de garapiña y baldes de chicha era normal, tanto que en la puerta trasera del templo el consumo de bebidas era masivo durante la mañana.

Si bien los policías se acercaban a los consumidores con advertencias, éstos a la vez, y a manera de burla, invitaban vasitos de cerveza o chicha a los agentes.

Sobre la venta de alcohol, la alcaldesa Carla Lorena Pinto dijo que espera que la gente tome conciencia del peligro que implican los excesos. “No se puede impedir que beban, al menos se puede lograr disminuir los casos de violencia y accidentes”.

Tras finalizar el regocijo, el presidente del Concejo Municipal de Quillacollo, Lorenzo Flores, convocará a los protagonistas de la fiesta de la virgen a gestionar ante el Ministerio de Culturas la categoría de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad para la festividad de Urkupiña. El proyecto de la declaratoria es respaldado en pleno por la ministra de Culturas, Zulma Yugar, quien confirmó que todos los preparativos para ese objetivo comenzarán en septiembre, junto con un balance de la fiesta de Urkupiña. “Desde el Ministerio de Culturas vamos a cooperar en todos los esfuerzos de las autoridades municipales y pueblo de Quillacollo para hacer de Urkupiña un referente patrimonial de la humanidad”.

La fiesta de la Virgen de Urkupiña continúa este domingo con una secuencia de misas que inician con la misa a la aurora, a las 05.00. Las celebraciones eucarísticas continuarán para devotos y peregrinos durante toda la mañana.

El acto oficial será a las 11.00 con la celebración litúrgica y estará dirigido por monseñor Tito Solari. En el oficio participarán el gobernador de Cochabamba, Edmundo Novillo; la alcaldesa de Quillacollo, Carla Lorena Pinto, y se aguarda la asistencia del alcalde de Cochabamba, Edwin Castellanos.

No hay comentarios: