Páginas vistas en total

domingo, 17 de febrero de 2008

A 129 años de la invasión del Puerto de Antofagasta
Elsa Dorado de Revilla V.
Las atenciones y cariño de los pobladores de Uyuni nos emocionaron profundamente. Viajamos toda la noche y a las 7 de la mañana arribamos a la Estación “Bolívar” muy cerca de la frontera con Chile.
Al rememorar un año más de la pérdida del Litoral Boliviano deseo evocar, a través de la Revista Femenina de EL DIARIO, un acto de civismo y de profundo amor a la Patria, organizado y protagonizado por la Confederación Nacional de Instituciones Fememinas, CONIF, que en el presente año celebrará sus Bodas de Oro de fundación.
En 1979 CONIF, presidida por la destacada periodista y Técnica en Servicio Voluntario doña Margarita Tomsich de Catacora, proseguía con su misión de: Promoción de la Mujer; Tecnificación del Voluntariado y Mejora de la Comunidad. Al recordarse en ese año el Centenario de la pérdida del Litoral Boliviano (14 de Febrero de 1879), con profundo espíritu patriótico organizó, eficientemente cooperada por el Directorio de CONIF NAL y las Past Presidentas Nacionales de la Confederación, entre las que se contaba mi persona, La Marcha de Integración Marítima a la frontera con Chile.
Fueron invitadas a participar de la misma presidentas y socias de Instituciones Femeninas de La Paz, Oruro, Uyuni y la ciudadanía en general. El 13 de febrero de 1979 a las 5 de la tarde, partieron los convoyes de la Estación central de La Paz con un número increíble de damas voluntarias, grupos de scouts, sacerdotes que colmaron los diversos vagones gentilmente concedidos por los ejecutivos de la Empresa Ferroviaria de La Paz.
Las participantes de esta marcha cívica eramos vitoreadas y aplaudidas por la ciudadanía en todo el trayecto recorrido por el ferrocarril; fueron también incorporándose damas voluntarias. En los andenes de la Estación Ferroviaria de Oruro estaba preparado un amplio escenario, desde el cual las primeras autoridades del Departamento saludaron y felicitaron a las damas organizadoras y participantes de esta marcha.
Dio realce a este acto la presencia de la destacada cantante orureña Zulma Yugar, quien acompañaba la marcha desde la ciudad de La Paz. Zulma en esa oportunidad interpretó magistralmente la canción “Háblame del Mar, Marinero”, cuya letra y bella melodía emocionaron profundamente a la concurrencia.
Prosiguendo el viaje, llegamos a Uyuni, donde nos esperaban farolitos de luces y colores de la Enseña Patria. Las atenciones y cariño de los pobladores de este histórico lugar nos emocionaron profundamente. Un grupo considerable de damas uyunenses se incorporó a la marcha. Viajamos toda la noche y a las 7 de la mañana arribamos a la Estación “Bolívar” muy cerca de la frontera con Chile.
Un viento frío soplaba en el ambiente, pero era tan grande la euforia de las viajeras que no sentíamos el frío ni el viento. Seguidamente el sacerdote que acompañaba a la delegación de scouts celebró una solemne misa de campaña, durante la cual oramos con fervor, solicitando a Dios y la Santa Virgen María una pronta solución a nuestro centenario enclaustramiento.
Finalizada la ceremonia religiosa el sacerdorte bautizó a una niñita recientemente nacida en ese lugar, oficiaron de madrinas dos damas de CONIF muy estimadas, la Dra. Marina Córdova Montalvo y la Sra. Betty Machicado Salmón. La niña recibió el nombre de María-Mar, como un recuerdo imperecedero de nuestro MAR AUSENTE. Durante muchos años CONIF colaboró económicamente al padre de la niña, huérfana de madre, para su mantención y crecimiento.
Pasadas las ceremonias religiosas, luego de compartir un frugal desayuno entre las damas presentes, recorrimos toda la zona de la Estación Bolívar, donde se levantaban altas montañas en cuyos alrededores esparcidos en el suelo había gran cantidad de muestras de azufre, las cuales recogimos como recuerdo de nuestra llegada a esta estación. Retornamos a La Paz con la plena convicción de haber cumplido con el deber cívico de mantener latente entre la ciudadanía boliviana el anhelo indeclinable de nuestro retorno a las costas del Pacífico.
Desde esa fecha en la Secretaría Permanente de CONIF en La Paz se exhibe un bello cuadro pintado a colores, que refleja la Marcha de la Integración Marítima como testimonio del profundo civismo de la Mujer Boliviana.
(La crónica está registrada en uno de los suplementos de El Diario de LP. 14.02.2008)