Páginas vistas en total

miércoles, 20 de febrero de 2008

En Sucre los precios de comestibles se elevaron por las nubes, dice un informe, cómo es en "la llajta"?
La inflación en Sucre se sintió con mucha fuerza en el corazón de la economía chica, concentrada en los mercados, que fue donde se registraron incrementos de hasta el 100 por ciento en algunos productos básicos de la canasta familiar.Prueba de ello, es la cebolla verde que de enero al mes de febrero, subió su precio de 5 a 15 bolivianos, la cuartilla.
.
En carnes, el precio de cerdo aumentó de 16 a 25 bolivianos, el kilo. La papa 'imilla' tuvo una elevación de 26 a 36 bolivianos, de acuerdo al Índice de Precios de Consumo (IPC), elaborado por la regional del Instituto Nacional de Estadística (INE).Nora Conde, responsable de IPC, aclaró que el INE Chuquisaca no tiene datos exactos sobre la inflación "pero lo que vemos a diario en los centros de abasto, es que muchos productos seguramente han llegado al 100 por ciento de incremento", precisó.
.
En criterio de Lorenzo Catalá, gerente general de la Cámara de Industria y Comercio de Chuquisaca (CICCH), la situación inflacionaria es "sumamente preocupante" porque en el "mes de enero existen rubros, como (el de) alimentos, en los que la inflación ha bordeado el 30 por ciento".
.
Asimismo, Catalá declaró que los márgenes inflacionarios del INE no describen la realidad completa. "Obviamente cuando se hace el cálculo global de la inflación ese dato es menor, pero si uno se concentra en el análisis de cada producto, de hecho el margen es mayor", reveló Catalá.El entrevistado añadió que la razón de la inflación es una contracción en la oferta productiva nacional dentro el sector de alimentos.Del mismo modo, recordó que se han hecho intentos de crear fábricas de alimentos estatales, que no han generado solución efectiva. También ha "fracasado" la importación de harina y otros alimentos a bajos precios, pues sólo habrían contraído la industria productiva del país, subrayó.
La COB inició este lunes, un paro indefinido en demanda de la derogatoria de la Ley de Pensiones (Ley No. 1732) y la inmediata atención a su pliego petitorio, que incluye un incremento salarial superior al 10 por ciento para todos los sectores.
.
El vicepresidente, Álvaro García Linera, aseguró que la Central Obrera Boliviana (COB) hoy pone obstáculos al proceso de cambio que vive el país.
Fuente: B/Correo del Sur/HoyBolivia