Páginas vistas en total

sábado, 3 de octubre de 2015

incomprensible la desesperación de EVO, toda una campaña para acciones de Gobierno que deben ser tomadas de aquí a TRES AñOS, todos se preguntan y las respuesta no se dejan esperar...son los grandes negociados y el miedo a los juicios de responsabilidades "que se vienen" el texto que sigue de Carlos Valverde. sin miedo. con claridad!

¡Já! ya tienen fecha; no enviaron el Proyecto al Tribunal Constitucional, pero ya dan por hecho que será aceptado en tiempo récord y que el Tribunal Supremo Electoral estará listo para cumplir con el objetivo general (al parecer, incluidos los Poderes citados) de, no sólo llevar adelante el referéndum sino de que el mismo se  gane de manera contundente y, asegurarse al menos el intento de seguir siendo gobierno, tras del final de este mandato.
¿Está usted de acuerdo con la reforma del artículo 168 de la Constitución Política del Estado para permitir que la presidenta o presidente y la vicepresidenta o vicepresidente puedan ser reelectas o reelectos por dos veces de manera continua, lo que habilitaría la candidatura de los actuales mandatarios por el período 2020-2025?
Una pregunta tremendamente complicada (qué sentido tiene el tenor de la misma cuando al fin de cuentas, la consigna será el Sí) poco entendible pero ese es el objetivo, que diga mucho y no explique nada; no interesa, lo que importa es el formalismo para echar a andar la formidable maquinaria electoral oficialista frente a la atónita mirada de opositores que, esta vez al menos, pretenden ponerse de acuerdo para articular una acción conjunta para promocionar el No.
Los principios básicos de la democracia quedan reducidos “al voto”, a lo que decidan las mayorías, sea en la Asamblea Plurimulti o en las urnas en cuanta ocasión se tenga que acudir a ellas para reforzar la idea de que la alternancia y la división de poderes son “valores imperialistas”, como dijo un atontado miembro del oficialismo sin tomar en cuenta para nada que la Revolución Francesa, de haberlo querido este Gobierno, ha podido ser parte de la base constitutiva del mismo, porque hay que reconocerlo, nacieron de las bases mismas de la nacionalidad boliviana y con un amplio respaldo popular.
Lo demás, era sólo cuestión de guardar las formas pero, evidentemente, no hay tiempo para ello, asegurar lo único que tienen como candidato y de ahí, ganar “como sea”, es su tarea y, tras de ella van.
A ver si en la vereda del frente logran articular algo en conjunto para que No lo logren.