Páginas vistas en total

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Karen Arauz esta vez, totalmente en serio analiza las últimas votaciones en que el MAS no obtuvo los resultados buscados.el pueblo boliviano en forma inteligente y precisa, no apoya ciegamente a Evo Morales, es más en El Alto, en La Paz, en Santa Cruz ha mostrado estar opuesta a la manipulación y especialmente el NO lanzado en las urnas, ahora se aparecen con un galimatías, una trampa que al responder SI o NO, según sus inventores querrá decir lo mismo. ni el tema del MAR, ni el derroche iliminado de recursos engañarán al pueblo.


AUN CON CANCHA INCLINADA

El partido de gobierno se ha acostumbrado a tener bajo control y en su área, el dominio total de la pelota. Este encuentro que se viene jugando  por diez años, ha mantenido a los contrarios un tanto descolocados  por la ausencia indisimulada de juego limpio. Además, es obvio que tienen bajo su planilla tanto a los árbitros como a los relatores, dando una visión parcializada de la efectividad del cuadro presidencial. Se ha machacado despiadadamente sobre la eficacia y superioridad de ese equipo y los de la categoría B,   han  venido conformándose con que los dejen permanecer en la cancha,  aunque arrinconados ante la armada contundencia mediática de la camarilla ventajista.  

Pero como en la política y el fútbol todo puede pasar, la clara demostración de que las directrices del caudillo masista habían empezado a ser resistidas, surgieron por donde menos se esperaba. Ya en las elecciones departamentales y municipales, se empezó a notar  que el ciudadano de a pie, mantiene subyacente su libertad de pensamiento. El porcentaje mayoritario de la votación del país, se encuentra entre La Paz, El Alto y Santa Cruz. En ninguna de esas plazas el oficialismo pudo imponer sus candidatos pese a la intervención directa  y los inagotables recursos asignados.
Si fuese verdad que la gente se inclina sin objeción por ese liderazgo , esos resultados lo hubieran demostrado. Si bien hay quienes prefieren a Evo Morales,  eso significa que estén de acuerdo con todo lo que hace. La descalificación constante y ese refregar sobre los logros de un gobierno sin un mínimo de autocrítica, sumado a la observancia estricta de la ley del embudo, es apuntada milimétricamente en la memoria de todos. Emblemática la defensa cerrada a su ex Ministra Achacollo,  sin medir el costo político que esto le representa.

Pese que a Evo Morales lo vota la gente, no es del gusto de todos que se atribuya un destino divino emanado por los dioses que mandan los destinos. Evo Morales y García Linera, hacen mal en atribuirse condiciones únicas y exclusivas y suponer además, que las maniobras a las que recurren para hacerle fintas permanentes a la  democracia, en equivocada percepción de merecerse para siempre el favor del votante.

El supuesto "clamor popular" para que el binomio permanezca en el poder mínimo por los próximos diez años, es claramente cuestionable. Las Bartolinas como ejemplo, anotan una división que no es menor. Y no todo se circunscribe al vergonzoso e impune desfalco del Fondo Campesino. Hay  demasiadas muestras de que las cosas no son tan maravillosas como se las pintan. Para nadie es un secreto de qué se trata exactamente el famoso Conalcam. Hay rostros inolvidables que fungen -en ágil don de la ubicuidad-,  a ser los eternos presentes un cuanto conflicto amenaza  la tranquilidad gubernamental. Estuvieron en Santa Cruz en el supuesto cerco y años después, también estuvieron en Chaparina en la indemne represión a los indígenas que nadie olvida.

La aprobación de la ley de reforma parcial de la Constitución para la enésima reelección,  evidentemente, pasará por dos filtros. A la Asamblea y el Tribunal Constitucional, les han escrito su libreto. El referendo para la  aprobación o rechazo de esa reforma, tratará de imponer vía  pregunta, la celada que confunda a los votantes. Como todo lo que hacen es a su mejor conveniencia, García Linera cuya rectitud y templanza moral son bien conocidas, ha lanzado una de sus ideas "¿está de acuerdo que el pueblo sea quien decida, quién debe ser el nuevo presidente, o no está de acuerdo?  La trampa es de un infantilismo tal, que si no fuera dramático lo que pretenden, sería hilarante. Ni con "su cariño, su corazón, ni su pensamiento" la ciudadanía  puede dejar de sentir que se la está tratando como a pobres imbéciles. La opción por el NO, independientemente que se formule la pregunta envolventemente u otro disimule,  está creciendo en progresión geométrica a la retórica oficialista.

El tema del mar no se libra de ser instrumento de manipulación. Y a la inmoralidad del abuso ilimitado de los bienes del Estado se suma el aporte voluntario de los cocaleros que donarán miles de libras de coca para reunir fondos para la campaña, cuando no es desconocido, dónde van a parar las hojitas sagradas y de dónde salen los recursos para la embestida oficialista. Mucho de su accionar, va en directo desmedro de su pretensión. Los bolivianos no somos tanto como parecemos.

Hay muchos que creen que en la eventualidad que, -pese a sus extremados esfuerzos-, la re re re elección de EMA y AGL no se viabilizará con el referendo y desatarán la madre de todas las batallas porque les vale la alternancia democrática en el poder. De ser así, no dudarán en pasar las facturas a los sectores cuyas lealtades han venido siendo implicadas. Por todo esto ya no basta con preocuparse por el futuro de la democracia en el país. Es el momento de ocuparse.

Karen Arauz