Páginas vistas en total

miércoles, 5 de febrero de 2014

Cartas a Evo Morales. (Núm. 5)
Paz Estenssoro y Ovando Candia pagaron todo

Victor Andrade Uzquiano embajador de Paz Estenssoro en Washington tuvo la difícil tarea de negociar el pago de indemnización a los barones del Estaño. Internacionalista y abogado logró, dadas las circunstancias, las mejores condiciones para la cuantiosa suma. Nunca se supo a cuánto alcanzó la Nacionalización de las Minas. La negociación fue morosa bajo presión del embargo de minerales, en puertos de embarque y en las fundidoras.

Alfredo Ovando no logró impedir el no pago a la Bolivian Gulf y lo hizo “hasta el último centavo” Y es que la inversión extranjera escribe en letra menuda antes de poner en juego sus capitales. Si se incumple viene la sanción por aquello del “lucro cesante y daño emergente”. Insoslayable y doloroso porque si no se paga, viene el embargo.

El pedido. Decirle la verdad al pueblo requiere de valentía y de humildad. Callar no es la mejor medida. Disimular la realidad y pretender urdir el cuerpo al bulto, puede traer nefastas consecuencias. Un sinceramiento suyo podrá hacer más llevadera la carga.


Mauricio Aira