Páginas vistas en total

miércoles, 31 de octubre de 2012

OPINION ofrece una crónica anunciando que respetará el Gobierno la decisión de la Fiscal Pastén sobre el proceso a los medios. o sea: al Tribunal de Imprenta o por la via ordinaria.


La ministra de Comunicación Amanda Dávila, afirmó este miércoles que el Gobierno respetará la decisión del Ministerio Público respecto al proceso instauró la administración Morales contra la Agencia de Noticias Fides (ANF), los periódicos Página Siete y El Diario. La Fiscal Claudia Pasten, a cargo de las investigaciones aún no determinó si el caso será derivado a un Tribunal de Imprenta o continuará por la vía penal. 
La ministra de Estado dijo que si bien la justicia determinará como se debe proceder con este caso, desde el gobierno consideran pertinente “hacerlo en el marco de la ley contra el racismo”.

“La decisión que tome la justicia va ser respetada por el gobierno. Sí, sí, como no, es algo que la justicia y la Fiscalía tienen que ponderar y la decisión que tome la justicia y la Fiscalía va ser aceptada, acatada por el gobierno”, manifestó Dávila en rueda de prensa en la Asamblea Legislativa. 
Según la ministra de Estado el proceso contra la prensa no representa ningún tipo de amedrentamiento contra la labor periodística, sino que la demanda es porque “algunos medios como en este caso que han cometido algún podríamos decir un acto al titular malintencionadamente y atribuirle deliberadamente al presidente una intención que no era la que él decía”. 

Al ser consultada si se analizó en el Gobierno la posibilidad de suspender la demanda contra los tres medios de comunicación, Dávila respondió “no se ha analizado ese tema, el tema de los medios no ha sido analizado hasta ahora por el gobierno desde aquella vez en que si se analizó y se presentó esta demanda”, señaló. 
El Gobierno acusa a la ANF de haber “tergiversado” el discurso que pronunció el presidente Evo Morales el 15 de agosto pasado en Tiawanaku, al haber sustituido el adjetivo “flojos” que utilizó el mandatario por el sustantivo “flojera” en el título de la nota que resumió la información.

ANF rechaza la acusación gubernamental y sostiene que no “distorsionó” ni “tergiversó” el discurso presidencial, ya que además de haber respetado el sentido de las palabras del mandatario, incluyó en la misma nota la cita textual del discurso.