Páginas vistas en total

martes, 4 de mayo de 2010

FERROCARRIL ARICA – LA PAZ
Gonzalo Molina Osio

En ejecución del propósito consignado en el art.8º del Pacto de Tregua de 4 de Abril de 1884, la República de Bolivia y la República de Chile han acordado celebrar un Tratado de Paz y Amistad, “en fé de lo cual, el Señor enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de Bolivia y el Señor Ministro de Relaciones Exteriores de Chile, firmaron y sellaron con sus respectivos sellos, y por duplicado, el Tratado de Paz y Amistad, en la ciudad de Santiago, a los veinte días del mes de octubre del año mil novecientos cuatro.” Terminando en consecuencia, el régimen establecido por el pacto de Tregua y quedando reconocidos del dominio absoluto y perpetuo de Chile, los territorios ocupados por éste en virtud del artículo 2º del Pacto de Tregua de 4 de abril de 1884. Desde entonces, el Ferrocarril Arica La Paz (FCALP) es parte integral de la historia de las relaciones entre Chile y Bolivia.

El artículo tercero de este convenio, fue el que dio origen al FCALP, iniciativa que había aparecido desde el comienzo de las negociaciones. Los trabajos, tenían que iniciarse antes de un año, a contar desde la fecha del Tratado. “Art.3º. Con el fin de estrechar las relaciones políticas y comerciales de ambas repúblicas, las Altas Partes Contratantes convienen en unir el Puerto de Arica con el Alto de La Paz, por un ferrocarril, cuya construcción contratará a su costa el gobierno de Chile, dentro de un plazo de un año contando desde la ratificación del presente Tratado. La propiedad de la sección boliviana de este ferrocarril se traspasará a Bolivia a la expiración del plazo de quince años, contados desde el dia en que está totalmente terminado.” Fue la aguda percepción de los hechos por un diplomático tan sagaz como don Agustín Edwards, entonces Ministro de Relaciones del Presidente don Germán Riesco, la que dio a Chile una extraordinaria ventaja en el cumplimiento de esta parte del Tratado. La verdad es que un año antes, ya el Canciller chileno había comisionado a un eminente ingeniero, el señor Josiah Hardung, el estudio del trazado y del costo de un ferrocarril desde Arica hasta La Paz. El costo se estimó en 2.345.395 Libras Esterlinas y los preparativos técnicos y jurídicos para el proyecto se hallaban positivamente listos cuando se procedió al cambio de ratificaciones. La inauguración tuvo lugar el 13 de Mayo de 1913 bajo los auspicios de los Presidentes de Bolivia y Chile. Exmos, Señores don Eleodoro Villazón y don Ramón Barros Lucos en la ciudad de Arica. Es conveniente mencionar un artículo mas del Tratado de 1904, el “Art.VI : La República de Chile reconoce a favor de la de Bolivia y a perpetuidad, el mas amplio y libre derecho de tránsito comercial por el territorio y puertos del Pacífico. Queda en medio de todo, el pensamiento y los sentimientos.

El Gobierno Peruano solicitó a la Corte Internacional de Justicia en La Haya, resolver una disputa marítima con Chile y en una parte de sus argumentaciones habla de un territorio neutro, de 10 kilómetros de ancho, justo entre la línea fronteriza sur del Perú y la línea del ferrocarril Arica- La Paz que ciertamente corren paralelas hasta la cúspide de la cordillera a 10 kilómetros de distancia entre ellas. Podrán haber mil conjeturas pero ciertamente los sagaces negociadores Chilenos y los silenciosos Peruanos, dejaron dibujada la alternativa subliminal de un corredor terrestre de 10 kilómetros para negociarlo un dia con el único país que pueden hacerlo.

En nuestro caso, es triste decirlo pero de la reivindicación territorial de la postguerra pasamos a pensar en un enclave o en un corredor o un puerto tripartito o a la revisión del Tratado que ahora parecería oportuno, dado que siendo el Tratado bilateral, Chile privatizó el Puerto de Arica. Hoy las negociaciones portuarias de carga tendrán que ser de Bolivia a EPA (Empresa Portuaria Arica).

No hay comentarios: