Páginas vistas en total

miércoles, 16 de diciembre de 2009


tras la denuncia de ser perseguido político Manfred asegura que no se irá de Bolivia

El opositor boliviano Manfred Reyes Villa, que fue el principal rival del presidente Evo Morales en las últimas elecciones, se declaró hoy víctima de una "persecución política" y negó haber huido del país como el Gobierno insinuó horas antes.

Reyes Villa dijo por teléfono a la red de televisión Unitel que se encuentra en la ciudad de La Paz, pero que después se trasladaría a otros lugares porque agentes del Gobierno le hacen seguimiento y lo persiguen para detenerlo "sin ningún argumento jurídico".

Horas antes, el ministro de Gobierno (Interior), Alfredo Rada, expresó ante los periodistas su sospecha de que Reyes Villa pudo haber "escapado" de Bolivia para no afrontar un juicio que tiene en su contra por un presunto daño a la prefectura de Cochabamba.

Sin embargo, Reyes Villa negó haber salido del país y al mismo tiempo acusó a Morales de haber ordenado su persecución por ser opositor.

"Evo Morales viene amenazando desde antes de la campaña con encarcelar a Manfred Reyes Villa, sin tener ningún argumento jurídico", dijo el ex candidato presidencial que se enfrentó al jefe de Estado en los recientes comicios generales.

"Manfred se encuentra aquí en Bolivia, voy a seguir acá, no me voy a ir, pero obviamente lamentamos la presión que hay sobre el Poder Judicial y sobre todo en el Ministerio Público para que se me detenga preventivamente", agregó.

Reyes Villa concurrió a las elecciones del pasado 6 de diciembre como candidato a la Presidencia por la formación Plan Progreso Bolivia-Convergencia Nacional (PPB-CN).

En esos comicios, Morales logró la reelección con un apoyo del 64 por ciento, mientras que la formación de Reyes Villa fue la segunda más votada del país, con un 27 por ciento de respaldo.

El ex candidato presidencial también remarcó que no se encuentra en la "clandestinidad", como señalaron otros dirigentes de su partido a los medios locales, e insinuó que no se presentará ante la justicia porque teme una detención por razones políticas.

"No necesito estar en ninguna clandestinidad", subrayó Reyes Villa, contra quien se emitió el mes pasado una orden judicial que le prohíbe salir del país, mientras se aclaran las denuncias en su contra que fueron presentadas por el Gobierno.

"Realmente es increíble la persecución que están haciendo a quienes piensan diferente (...) Realmente el país está entrando a una dictadura sindical inédita, peor que las dictaduras (militares) de los años '80", aseguró.

El portavoz de Reyes Villa, Erick Fajardo, señaló que el ex prefecto se pondrá "a buen recaudo" hasta que se restituya la institucionalidad del Poder Judicial y se le garantice un proceso justo "en el espacio que corresponde".

"Manfred está en el país, no se va a ir, pero no existen condiciones mínimas ni garantías para el ejercicio de los derechos políticos de nuestro candidato. Él está a buen recaudo, él no puede de momento ejercer con libertad los derechos que según la ley le amparan", sostuvo.

Por su parte, los diputados oficialistas César Navarro y Jorge Silva negaron que exista una persecución política contra Reyes Villa y criticaron su actitud "irresponsable".

"Ocultarse o estar de prófugo no le hace bien y esto ayuda a que la oposición desaparezca estrepitosamente. Ojalá que él pueda aparecer o va a dar a lugar a que los organismos policiales lo ubiquen y lo puedan detener", dijo Silva. (texto e imagen de LT Digital)