Páginas vistas en total

viernes, 11 de diciembre de 2009

de lo observado por la Unión Europea, Palo Santo destaca:

Otro de los aspectos que fueron señalados por la misión de la Unión Europea es la enorme desproporción entre la propaganda de la candidatura oficialista que utilizó discrecionalmente los medios de comunicación del Estado en tanto que el acceso de la oposición, particularmente de un candidato, estaba no solamente restringido sino vetado.

De igual forma observó que el binomio masista tuvo a su entera disposición todos los medios y recursos públicos (dinero, vehículos, helicópteros) lo que implica una situación francamente inequitativa e injusta respecto de los otros candidatos.

La misión de observadores europeos no dijo nada que sea un secreto para los bolivianos. El presidente y candidato Evo Morales, tuvo a su disposición no solo un helicóptero venezolano sino otros dos adquiridos recientemente con recursos del Estado, lo que le permitió hacer campaña en todos los rincones del territorio nacional.

Además tampoco es un secreto que los funcionarios públicos fueron obligados a hacer aportes para la campaña y a asistir a los actos proselitistas de la candidatura oficialista.

Sin embargo y a pesar de todas las evidencias, desde Morales y Garcia Linera y los todavía diputados y autopostulados candidatos a la prefectura paceña, Jorge Silva y Gustavo Torrico, además de César Navarro, quien está detrás de la prefectura potosina, se salieron de madre y no ahorraron calificativos contra el informe de la UE.

Repitieron el mismo libreto. Los tildaron de neoliberales y afirmaron que para ellos un informe de ese tipo no tenía validez alguna. Como ya es su costumbre se autoasignaron el papel de los “buenos” e intocables. Es interesante ver como los europeos son excelentes colaboradores cuando hacen donaciones y apoyan los programas del gobierno, pero cuando hacen críticas, por obra y gracia de la alquimia masista, vuelven a su rol original de “colonizadores”.

Sin embargo estas salidas destempladas ya no provocan sorpresa, por cuanto la intolerancia es uno de los rasgos que caracterizan a los jerarcas del oficialismo. Para los observadores electorales habría resultado muy difícil negar lo que es evidente y que sin duda se repetirá en los comicios de abril de 2010.

En las próximas elecciones para prefectos y/o gobernadores y alcaldes, otra vez se tendrán candidaturas oficialistas funcionando a todo vapor, sin reparo alguno y con todas las ventajas; algunos candidatos “opositores” funcionales al gobierno y otros, también opositores, pero que si no son capaces de evitar la dispersión del voto terminarán por entregar a sus regiones a la voracidad hegemónica del MAS.

No hay comentarios: