Páginas vistas en total

sábado, 14 de marzo de 2009



Toda la prensa interamericana condena a EVO

por sus reiterados ataques a los periodistas y a los medios de comunicación. el documento se conoció en Asunción, Paraguay y a éstas horas está dando la vuelta al mundo.

el puntaje va en caída. escándalos con la propiedad privada, los derechos humanos, la corrupción, los conflictos y la política. la movida contra EVO está lejos de amenguar...va en permanente subida. la nota de EFE:


Los ataques a la prensa en Bolivia no han disminuido y el presidente de ese país, Evo Morales, mantiene su "estilo inalterable de atacar" a los medios independientes, según un informe entregado hoy a la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).
El informe, leído por Pedro Rivero, del diario boliviano El Deber de Santa Cruz, durante la reunión de medio año de la SIP en la capital paraguaya, indica que Morales "ha mantenido inalterable su estilo de atacar al periodismo independiente argumentando que la prensa es su enemiga y que está al servicio de la oligarquía".
El documento añade que el jefe de Estado boliviano en diciembre pasado sometió a un "escarnio público" al periodista Raphael Ramírez del diario La Prensa y en otro hecho parecido, en enero, a la corresponsal de la cadena estadounidense CNN en La Paz, Gloria Carrasco.
"El escarnio a Raphael Ramírez fue una de las 46 agresiones verbales físicas a los periodistas registradas desde octubre de 2008. Tres de ellos fueron contra medios del Estado y los otros 43 (contra) medios privados", precisa el escrito.
Enlaces recomendados
IMAGEN Denuncian que Evo Morales mantiene ataques a la prensa independiente en Bolivia
También relata el informe que, desde diciembre pasado, el jefe de Estado decidió "no convocar a sus conferencias de prensa a los medios privados" y que desde entonces estos "tomas las informaciones de estas conferencias de las agencias internacionales o de la Agencia Boliviana de Información (oficial)".
El texto cita varios casos de agresiones físicas o intimidaciones, y denuncia "tibias acciones" de la Justicia boliviana contra "los cabecillas de los ataques a periodistas por parte de movimientos sociales afines al Gobierno".