Páginas vistas en total

lunes, 9 de marzo de 2009

le asiste toda razón al editorialista de OPINION de Cochabamba cuando plantea que debemos preguntarle a la POLICIA, qué está haciendo para evitar que BOLIVIA se convierta en un paraíso de la delincuencia y el delito!

La Policía debe reforzar su labor de prevención y de Inteligencia

Hay que preguntarle al Gobierno qué está haciendo para evitar que el territorio nacional se convierta en un santuario del delito nacional e internacional, y a la Policía, si cumple con la labor de prevención e Inteligencia para combatir a los criminales.

Informes de la Policía corroboran que el país está viviendo una de las situaciones de mayor inseguridad ciudadana, en relación a los anteriores años.
Hace pocos días en la ciudad de La Paz, se registraron dos atracos a mano armada en menos de dos horas. La ola delictiva recrudeció desde la pasada semana, lo que añade a las estadísticas datos alarmantes, a tal punto que establecen que esta clase de crímenes se registran cada 24 horas.
La Policía, como explicación, sostiene que se trataría de bandas internacionales de delincuentes, e incluso dice que podría ser Sendero Luminoso ante la posibilidad de rearticulación del grupo terrorista peruano. Habría que establecer con precisión cuál era el modo de operar de los senderistas en el Perú para recaudar dinero, aunque muchos sostienen que los atracos no estaban en sus planes, y sí el narcotráfico.
De todos modos, lo que importa ahora, es que la delincuencia nacional e internacional está planteando serios riesgos a la población, frente a una Policía que parece estar confundida y sin mayores planes para combatir.
Más allá del papel de la Policía, que desde luego es el brazo operativo contra el crimen, hay que preguntarle al Gobierno qué es lo que está haciendo para evitar que el territorio nacional se convierta en una especie de santuario de los delincuentes, habida cuenta no sólo de la ola de atracos, sino del incremento del narcotráfico y de otros graves delitos que siembran miedo entre los pobladores. ¿Dónde están esos planes de seguridad ciudadana, aquellos famosos relanzamientos de operativos policiales? ¿En qué ha quedado el anuncio para reforzar la Policía con más efectivos, vehículos y otros elementos que mejoren su trabajo?
Sin embargo, entra también, al margen del trabajo activo de la Policía, la labor de Inteligencia de la Fuerza de Lucha Contra el Crimen (Felcc). Este tema está unido a la prevención, o sea detectar el ingreso de personas con prontuario policial y en general conocer en detalle el flujo de visitantes extranjeros. La labor de Inteligencia policial, que resulta de una especialización de oficiales formados para efectuar exclusivamente este trabajo, denota improvisación, a punto tal, que incluso origina descontento en algunos niveles policiales, por el descuido y la falta de objetivos en esta materia.
Por ello mismo, la ciudadanía, cuando interpela el trabajo policial en busca de garantías físicas y para sus bienes, se pregunta si la institución del orden, está cumpliendo actualmente sus funciones, dentro de parámetros estrictamente profesionales e institucionales. Lo que quiere significar, si la Policía, o cuando menos algunos mandos superiores, no distraen su deber en menesteres cercanos a la política partidaria, o recibe influencias externas que van socavando una labor que contrariamente a lo que ocurre ahora, debería ser mucho más exigente, ante un ambiente que genera temor y que, desde luego, también afecta a las actividades productivas.

No hay comentarios: