Páginas vistas en total

miércoles, 18 de marzo de 2009

la ministra que tiene dos caras. diez peinados. cinco tinturas de pelo. la una y la otra

Teníamos indicios de que Nardy Suxo, la ministra de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción, era una mujer cambiante e insegura. Decimos esto porque cuando inició su labor como viceministra del área pasó más de un mes preocupadísima con su peinado, de tal modo que daba la impresión que las cámaras la sorprendían sin haber conseguido adquirir un estilo que la satisfaga. Se presentaba así dudosa y esquiva a sus primeras entrevistas con una permanente recién hecha y que tenía un efecto lamentable, un estilo chamuscado, al día siguiente volvía a hacer declaraciones con el pelo recién cortado y revuelto en gel o algo por el estilo, al día siguiente estaba estrenando nuevo tinte y así pasaban los días sin que la Suxo encontrara un estilo propio que la hiciera sentir cómoda.
En la actualidad, seguramente sus mejores ingresos le han permitido gozar de un estilista que le ha dado confianza y que le ha permitido descansar sus inseguridades adoptando un tinte rojizo y un corte deflecado que lleva siempre cepillado.
Sin embargo, a pesar de haber resuelto este problema que era parte de los dilemas de la etapa en que su cargo la encontró en pañales y tuvo que improvisar sin saber cómo debía mostrarse, cómo la verían los demás, sin llegar a una decisión al respecto. Pero aunque esto parece hoy superado, sus inseguridades y su falta de coherencia han vuelto a manifestarse, dejándonos al descubierto a una ministra que un día dice una cosa y al día siguiente sin ningún problema llama a una conferencia de prensa y declara absolutamente todo lo contrario.
La incoherente Suxo, cambió de opinión en menos de 24 horas sobre la validez de la protocolización del contrato de fideicomiso suscrito a favor de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en Oruro. Suxo, incurrió en una total negación de lo que había planteado el lunes por la noche cuando afirmaba que estos contratos eran nulos de derecho puesto que tenían graves vicios de nulidad e ilegalidad porque entre otras cosas habían sido legalizados por el prefecto de Oruro, fuera de la jurisdicción natural que debían tener cual es la ciudad de La Paz, sede de YPFB.
Anoche una Suxo totalmente alexionada dio una conferencia de prensa aclarando: "El fideicomiso es completamente legal, el decreto que crea el fideicomiso es completamente legal y todas las acciones que están llevadas a cabo para el tema de fideicomiso, otra cosa es el mal uso que se le dio al fideicomiso por parte de Santos Ramírez (ex presidente de YPFB)", dijo Suxo al tiempo de desmentirse.
La otra Nardy Suxo, no la del lunes, sino loa del martes, volvió en todo sobre sus pasos y negó lo que había confirmado como un vicio de nulidad el lunes, planteando que la norma dice que "deberá protocolizarse, pero no dice dónde (…) entonces habrá también que hacer las averiguaciones de por qué razones se protocolizó en Oruro y no en La Paz".
El viraje de Nardy, la Suxo del lunes que cambió totalmente de opinión el martes, nos ha dejado profundamente sorprendidos. Por más inconstante que sea una persona, no puede cambiar radicalmente de opinión de la noche a la mañana, en realidad sabemos que Suxo que dio su primera declaración en el programa "Rayuela" de RPT, quedó aparentemente interpretando el rol de rayuela, obligada a desdecirse cuando se necesita que la mentada Señora declare algo que a ellos los libere de culpa o no los implique.
Es que el presidente Evo Morales debe haber tirado el grito al cielo cuando lo enteraron y le explicaron sus abogados personales que ni con artes de magia podrían arreglarle el transe del fideicomiso si quedaban las explicaciones que había dado la ministra que de hecho implicaba al presidente, dejándolo en calidad de cómplice de los delitos de malversación, cohecho y estafa al estado por el caso de YPFB, que también implica al ministro de Hacienda Luis Arce Catacora, identificado en el documento como Fideicomitente, y a los ejecutivos del Banco Unión que fungen como Fiduciarios, todos implicados del mismo modo que Don Santos Ramírez que es todavía un llanero solitario en la cárcel de San Pedro.
Sólo para que recapitules, el lunes por la noche, Nardy la incoherente había dicho: "Ese contrato pues está viciado de nulidades y de ilegalidades; por ejemplo, por haberse protocolizado en Oruro, tenemos la prefectura de La Paz donde está la sede de la institución que suscribió; por lo tanto, tenía que ser protocolizado en la prefectura del departamento de La Paz", el martes convertida en muñeco de ventrílocuo dijo exactamente todo lo contrario.
Esto nos lleva a comprobar que la duda existencial de Nardy Suxo no estaba sólo relacionada sólo con su peinado y su imagen frente a las cámaras. Nardy sufre de un problema más grave que la lleva a ser una caja de resonancia de sus jefes; esos que también le exigieron retirar firmas a senadores "adultos mayores" como Antonio Peredo Leigue y Ricardo Díaz y que ahora han puesto a la pobre y light Nardy en calidad de "tambor de hojalata". (Centa Reck en EJ hompage)

No hay comentarios: