Páginas vistas en total

martes, 20 de enero de 2009

las revelaciones que Centa Reck ofrece acerca de los sucesos de Pando, son muy graves. la masacre cometida por sicarios organizados con recursos, armas y gente del ministro de mayor confianza del presidente y otros tristes personajes nos muestra una realidad que abruma.

Siempre dijimos que la verdad histórica no se impone, no se compra y menos aún se puede mantener amordazada para siempre. Este es el caso de la masacre de Pando, episodio de graves características, sobre el cual el gobierno ha realizado los mayores esfuerzos a fin de transfigurar los hechos y llevar agua para su molino a través del ya famoso y triste informe emitido por la comisión de DDHH de Unasur, tan apresurado y unilateral, como aquella declaración que hizo la misma organización desde la casa de la moneda, presumiendo que en Bolivia se habría estado gestando un golpe cívico-prefectural.
Pando nos duele todavía, nos duele hondo, y se ha transformado en una llaga que supura dolor, pena de patria herida, razón por la que las nuevas revelaciones que ha hecho el supuesto chofer de chiquitín Becerra frente a algunos medios de prensa del país, han abierto la esperanza de que esta llaga que supura y duele finalmente se destape y podamos verla en toda su extensión, en su profundidad para hacer un verdadero diagnóstico y evaluación.
Ayer el caso Pando volvió a remover las aguas turbulentas del gobierno a través de las revelaciones de Blusher Alpire, chofer del ex Alcalde de Cobija Chiquitín Becerra, uno de los personajes más cuestionados del sangriento hecho y que ha sido señalado como uno de los más firmes y directos implicados en la masacre a cívicos y ciudadanos en la confrontación del 11 de septiembre.Blusher Alpire, vuelve a reabrir el caso que pretendía haber sellado el jinete apocalíptico Rodolfo Matarrollo en complicidad con todo Unasur que avaló un informe con evidencia de serios sesgos y fabricado sólo para justificar una intervención prefabricada y planificada por el gobierno para tomar el Oriente boliviano y destruir el bloque opositor de la Media Luna democrática y no fértil como le llama el insensato de Matarrollo en su papel impostor de gestor de derechos humanos.
Blusher Alpire ha declarado que existió un plan para desatar la confrontación en Pando, que este plan fue concebido con la suficiente antelación tanto así que incluso él viajó al Perú para comprar las armas y municiones, armas que están enterradas en un lugar que identificará en días posteriores. También reveló que existían venezolanos que participaron de la planificación y de la confrontación y que además existía una lista de personas que luego de desatarse la violencia tenían que ser secuestradas por encapuchados y sin orden fiscal.
Entre las personas que debían sufrir bajas en este episodio, el chofer de chiquitín Becerra ha citado al senador de Podemos Roger Pinto, declarando que le habrían ofrecido una alta suma de dinero para matar a este senador otorgándole además un arma de nueve milímetros, la que le fue entregada por el Capitán Javier López, ayudante de la delegada presidenial de Cobija, Nancy Texeira.Confesó que también había hecho todas las detenciones en Pando en la que habían entrado en la lista personas que nunca habían estado en los hechos del 11 de septiembre y que también fue testigo de todos los hechos luctuosos entre los que se cuenta el asesinato del Ingeniero Oshiro que en su declaración fue un asesinato a sangre fría.
Recordó que cuatro días antes ya estaban reunidos en Filadelfia y que él trabajaba con Chiquitín Becerra de manera directa y bajo las órdenes de Juan Ramón Quintana quien comandó estas operaciones y que contaba también con la colaboración de otras autoridades del gobierno entre las que se cuenta Nancy Texeira.Mientras Blusher Alpire prestaba estas declaraciones, se continuaban emitiendo notificaciones, 96 citaciones en Pando y 14 nuevas citaciones en Riveralta, Beni, en el tenor de seguir con la gran persecución y cacería judicial que el gobierno ha instaurado contra los cívicos y ciudadanos autonomistas que desde el Ejecutivo se siguen hostigando y atemorizando para dar continuidad al terrorismo de Estado implementado a partir de los terribles, sangrientos y hasta ahora no esclarecidos hechos de Pando.
Estas declaraciones por supuesto que serán negadas por el gobierno y que el señor Blusher Alpire corre el riesgo de ser acallado o desaparecido, pero existe una declaración, ha dado su palabra un ciudadano, y esta palabra se constituye en una nueva puerta de salida y de entrada a los sucesos de Pando que no se puede obviar nunca más y que está más cerca de las evidencias que se han pretendido borrar con la complicidad de socios internacionales

No hay comentarios: