Páginas vistas en total

viernes, 7 de septiembre de 2007

Bolivia se Precipita al caos. Morales vuela a Caracas y moviliza indígenas a Sucre



Acaba de publicarse en México teniendo como fuente agencia noticiosas de La Paz

El gobierno de Evo Morales es incapaz de frenar la caída libre en la que parece haber entrado Bolivia, con la mitad de la población enfrentada a la otra por disputas como si la capital debe ser Sucre o La Paz, si las provincias orientales (las más prósperas y pobladas) deben gozar de mayor autonomía, o si deben ser llevados a juicio político, como desea el mandatario, los magistrados del Tribunal Constitucional que no les son afines.Después de los graves disturbios en Sucre, con más de un centenar de heridos, que impidieron la reinstauración de la Asamblea Constituyente, cerrada desde hace tres semanas por el clima de violencia que sufre el país, el vicepresidente Álvaro García Linera anunció ayer que pedirá su cierre temporal.De inmediato, legisladores de la oposición derechistas, encabezados por Willman Cardozo, pidieron que la Constituyente (encargada de redactar una nueva Carta Magna) fuera “eliminada”.“El país está en convulsión y todo el mundo está echando caos sobre el caos”, manifestó Cardozo.Un año perdido. En trece meses de trabajo, que se cumplieron ayer, la Asamblea no ha logrado aprobar ni un solo artículo de la nueva Constitución y Sucre, ciudad en la que delibera, volvió a ser en las últimas horas escenario de violentos choques.Los canales de televisión mostraron imágenes de los disturbios, con cientos de jóvenes arrojando piedras, bombas incendiarias y cohetes a los policías, que respondieron con gases lacrimógenos y balines de goma.El portavoz presidencial, Alex Contreras, condenó los disturbios, dijo que es difícil seguir el diálogo y denunció que tras el reclamo de Sucre hay una conspiración de la oposición.En claro desafío al presidente Morales, líderes de seis provincias se pusieron del lado de Sucre, y amenazan con ir a la huelga si esta ciudad no recupera la capitalidad que perdió en una mini guerra civil en 1899.Constitucionalmente Sucre sigue siendo la capital, pero sólo alberga el poder judicial, mientras que La Paz es sede del gobierno y del parlamento.La amenaza de huelgas la lanzaron dirigentes de Santa Cruz, Beni, Pando, Tarija, Cochabamba y Chuquisaca, que ya hicieron un paro cívico la semana pasada y formaron una “Junta Democrática”.Contra el TC. El Movimiento al Socialismo (MAS), partido del presidente boliviano, Evo Morales, anunció ayre que recurrirá ante los tribunales la decisión del Senado de archivar la causa por prevaricación contra cuatro magistrados del Tribunal Constitucional (TC).Los magistrados fueron demandados por Morales, lo que abrió una crisis institucional, pero el Senado, controlado por la oposición, decidió el miércoles eximir de responsabilidad penal a los acusados y permitir que recuperen sus cargos.Acercamiento* En busca del respaldo de los indígenas y de ChávezEvo Morales se siente víctima de una conspiración que lo quiere apartar del poder y culpa a la oposición del actual caos reinante en Bolivia. Pero el mandatario boliviano no piensa en claudicar y está dispuesto incluso al enfrentamiento civil.Para demostrar su fuerza en la calle ha convocado para el lunes a las masas de campesinos indígenas y esperar meter en Sucre a más de 100 mil manifestantes.Antes de ese día pretende viajar mañana a Caracas para reunirse con su par venezolano Hugo Chávez, su auténtico “protector”.