Páginas vistas en total

sábado, 11 de febrero de 2017

el Gobierno de la Mentira, es el Gobierno de Evo, del MAS, de los cocaleros, de los contrabandistas, de los narcos, de los choferes que todo lo hacen utilizando la fuerza bruta. Manfredo Kemffp se refiere con claridad al tema.

Este es un Gobierno de mentirosos. Desde el primer día ya venían con la idea de quedarse en el poder y para eso engañaron al sistema democrático mostrándose como respetuosos de la ley antes de las elecciones, hasta que, instalados en el Palacio, dijeron que no se irían más. Fue la primera y gran mentira. Después la sucesión de embustes ha sido incontable; miente S.E., miente el Vice, mienten los ministros, mienten los parlamentarios, mienten sus gobernadores y alcaldes, y los bolivianos que no tienen acceso sino a TVB, creen todo candorosamente.


Menos mal que otros ciudadanos se están informando a través de las redes sociales – a falta de medios independientes que quedan pocos – sobre las mentiras de los intentos de golpe de estado que habrían sido neutralizados, los fallidos propósitos de magnicidio contra S.E., las burdas mentiras sobre terrorismo y separatismo derivados en abusivos juicios en Santa Cruz, las mentiras sobre el gas, el litio, Mutún, las mentirotas sobre el tema Zapata donde falta decir que S.E. fue violado, las mentiras de La Calancha, Porvenir, Chaparina, y la última mentira y más cínica de todas: de que la prensa libre es un “cartel de la mentira”.

 
Ahora los mentirosos anuncian salir a las calles el 21-F dizque para desagraviar a S.E. por su derrota en el referéndum. No saben que una derrota se desagravia con una victoria, no con llanto ni infracciones constitucionales. Hasta mienten que el 21-F fue la primera derrota de S.E. cuando fue desbaratado hace años en las mañosas elecciones de los magistrados y con las autonomías también, antes de que mintiera que era autonomista. Mienten que la Constitución les permite convocar a consultas sobre su re-re-reelección hasta que puedan ganar. Todo es una sarta de mentiras que se convierten en verdades a medias gracias a su gran aparato publicitario.
 
Para provocar enfrentamientos – por lo menos para provocar miedo – anuncian salir a las calles el 21 de febrero, protestando contra el “Día de la Mentira”. El auténtico “Día de la Mentira” es el 22 de enero y los masistas hasta lo han convertido en feriado nacional. Es mentira porque dicen celebrar el 22 de enero el “Día del Estado Plurinacional” y lo que celebran – y hacen festejar a todos los bolivianos a la fuerza – es el día en que S.E. tomó el poder. Eso festejan. Llegará el momento en que los bolivianos convirtamos en feriado el 21-F, pero no será para adular a nadie, sino porque es la fecha de un memorable triunfo democrático.

No hay comentarios: