Páginas vistas en total

viernes, 16 de septiembre de 2016

Previus. Intrigas contra LT. no es la primera vez. Bánzer septiembre de 1974 increpó en público a este cronista "cómo es posible que LT publique el panfleto por Ud. firmado sobre la negociación marítima, que me deja mal parado? respondí: "es que LT refleja la voluntad de los cochabambinos de rechazar el trato con Pinochet". así ha sido siempre, no hubo Presidente que aplaudiera la conducta de LT de decir siempre la verdad con fuerza y transparencia. LT se refiere a tres asuntos que desenmascara

Ayer en la mañana, el Ministro de Obras Públicas dijo, delante del Presidente del Estado, que “en este último tiempo en Cochabamba se han estado desarrollando muchas inversiones, muchos proyectos grandes y que, lamentablemente, por muy mala información, específicamente de un medio de prensa escrito, Los Tiempos, lo vamos a decir con nombre y apellido, se han encargado de tergiversar la información”, utilizando como ejemplos la información sobre el ahora denominado “tren urbano” (ya no metropolitano), Misicuni, que sería un “proyecto concluido y ejecutado”, y la construcción de un estadio monumental.
Efectivamente, desde que esos temas fueron puestos en agenda en Los Tiempos hemos tratado de que se transparente la información, pues hay importantes dudas que no han sido absueltas, sea porque hay plena ignorancia de lo que se hace o porque hay intereses específicos. Una lectura desprejuiciada de nuestras ediciones refleja esa realidad que los operadores del Gobierno no quieren reconocer como demuestra la declaración ministerial.
Preguntas al canto: ¿cómo explicar que a más de un año de la suscripción del contrato para la construcción de un tren metropolitano no se haya avanzado sino en reducir el proyecto a una especie de tranvía urbano? ¿Cómo se justifica construir un monumental estadio en uno de los pocos espacios verdes de la ciudad sin siquiera realizar estudios de suelos? En el caso del proyecto Misicuni, ¿cómo pueden darlo por “concluido y ejecutado” cuando abundan los datos que indican lo contrario?
Son tres ejemplos de cómo los operadores de estos proyectos informan mal o en forma insuficiente a la ciudadanía y, al parecer, también al Presidente del Estado.
Por nuestra parte, y como señalamos en el editorial, seguiremos informando con claridad y transparencia.