Páginas vistas en total

miércoles, 21 de septiembre de 2016

en verdad. la iniquidad se apoderó del Gobierno, se apoderó del MAS, se apoderó de EVO. todas esas idas y venidas que describe Karen Arauz, son el preludio de lo sucedido en la Asamblea de la ONU. vuelve a meter la pata con apoyos a Venezuela, a Palestina, a Cuba, apoyos innecesarios, no corresponde a un país como Bolivia. su discurso mal leído pretendió explicar ese cúmulo de fallos que Karen nos muestra.


LLORAR CON CARCAJADAS

El estar medianamente informados, se ha vuelto un ejercicio agotador.  El equilibrar la objetividad con el desquicio de ciertos hechos informativos, sumado a la velocidad de la información en tiempo real que no da respiro, es casi autoflagelación. La catarata desbocada de idas y vueltas, la hipérbole a la que son tan afectos los declaradores oficiales, nos puede llevar de la calma al paroxismo a una velocidad súper lumínica. Y eso tiene que traer consecuencia en el equilibrio químico del cerebro. En varias ocasiones -sin tener conciencia cabal- descubrí que un suspiro de alivio, se puede convertir en un quejido de angustia, sin aproximarse siquiera a un proceso de raciocinio.

En las últimas horas he descubierto que efectivamente, se puede llorar con carcajadas. La Cumbre de los No Alineados en Venezuela en horas pasadas, ha sido una de las tragicomedias más impactantes de los últimos tiempos. Maduro, para quien huelgan los calificativos,  hizo del absoluto fracaso una pantomima tan patética que es imposible no reír. Pero cuando esas figuras ya cercanas, se hacen eco y pretenden dar seriedad a tan ridícula situación, también nos hace llorar. Muy triste llegar a la conclusión que los no lineados, lo que sí, incontrovertiblemente, son alienados.

Porque coincidirán, que tener a Mugabe -por ejemplo-como figura descollante de la cita, es perturbador. Y no se trata de discriminación. Se trata de un mínimo de criterio. África ha dejado de ser el continente postergado por lo que dictadores de esa talla o de la de Idi Amín, están ya totalmente fuera de contexto. Entiendo que los cinco latinoamericanos, se estén aferrando a los pedazos de madera que se han desprendido en este casi naufragio total del socialismo del siglo XXI. Pero pretender que Alba,  Unasur y menos el Foro de Sao Paulo, están vigorosos y con la cintura suficiente para aparentar lo que ya no hay, es una ceguera muy peligrosa.

Cuando Evo Morales hace una semana, afirmaba que estaba listo para dejar el gobierno el 2019 -como si además tuviera alternativa- la sonrisa sarcástica se hizo viral. En la últimas horas el diputado Zabaleta ahora del MAS, afirmó que sin "duda" habrá un segundo referendo para lograr revertir los resultados del 21 de febrero, nuevamente brotan las lágrimas simultáneas a la risa por la gilada de su argumento. Según él, perdieron el referendo por las "mentiras y la guerra sucia" que se desató en base al tema Zapata "y compañía". Ahí si tiene razón, en la sociedad anónima está la madre del cordero. Para Zavaleta, los bolivianos que votaron por el NO, estuvieron influenciados por el culebrón armado entre la oposición y el imperio. Semejante liliputiense conclusión, arranca de nuevo sonrisas con lágrimas, por la simpleza de su aseveración al pretender uniformar a todos los que se niegan a otro período de gobierno,  en la escala de un coeficiente intelectual de 70.

Incomprensible la actitud asumida por el gobierno boliviano en relación a la política interna del Brasil. Podemos entender que la desaparición de Lula y Dilma sea un golpe bajo difícil de asimilar,  pero es imperativo que Evo Morales comprenda que allá los brasileros con las decisiones que toman y que ya no va eso de una solidaridad por el caído en la perspectiva que el chapuzón no lo salpique. Ya está. Ya fue. Y no habrá manera que ninguno de ellos sean voces vigorosas que salgan en su auxilio cuando él lo necesite. Sería tan saludable que haga un esfuerzo por poner los intereses del país por delante de los de su disminuido grupo. Pararse y salir de la sesión de la ONU pretendiendo desairar a Temer, no es muy inteligente. Ya pasó la época en que se jugaba al "mono mayor" imitando con algarabía a Chávez. La política es muy dinámica y el innegable péndulo ideológico en Latinoamérica,  debería impulsarlo a actuar con fría objetividad. Tuvo diez años de una fiesta inolvidable. Es hora de volverse sensato o por lo menos, intentarlo. Y seguir levitando en una nube de altanería, es de irresponsable intrepidez.

La inestabilidad que ocasionan los constantes globos de ensayo, constituye un deporte extremo en Bolivia.  Un día se declara que los saldos en caja y banco de los municipios, serán revertidos para ser usados en el Evo Cumple. La reacción ocasionó un sarpullido virulento, lo que provocó que hace unas horas, el presidente le dio la calidad de "broma" ante un nutrido grupo de anonadados periodistas. Un día declara que acepta el resultado del referendo, para dos días después, buscar por todos los medios la proclamación electorera. Las cosas en su sitio. La chacota no figura como atribución, ni tiene posibilidad alguna en la elástica constitución.

El carnaval del mundo engaña tanto....que así no. Así, no se puede.

Karen Arauz