Páginas vistas en total

lunes, 10 de marzo de 2014

Panamá podría revelar nóminas "secretas de funcionarios chavistas" que recurren a bancos del "paraíso fiscal" para ocultar fortunas malhabidas de allegados a Maduro. a punto de estallar un escándalo de inmensas proporciones.

Con qué cara Maduro quiere hablar de corrupción, ironizó el ministro panameño de la Presidencia. El mandatario venezolano rompió relaciones diplomáticas y comerciales con el gobierno de Martinelli, a quien acusa de instigar la desestabilización de su mandato.




El gobierno panameño está dispuesto a revelar las cuentas bancarias secretas. Según denunció el ministro de Presidencia de Martinelli, Roberto Henríquez, funcionarios de Venezuela recurrieron a un banco panameño para ocultar dinero no declarado. "Con qué cara Maduro quiere hablar de corrupción, cuando han usado el centro bancario para ocultar fortunas. Han saqueado su país", dijo el ministro a Telemetro, según difundió el portal América Tevé.

Según Henríquez, "Maduro ha puesto a Venezuela al servicio de un grupito, que es el que lo apoya, que controla el país a través de las armas, y mucho de ese dinero está en el centro bancario".

"Han sacado recursos de Venezuela y los han puesto a buen recaudo en otros centros bancarios, preparándose para posibles eventualidades de un pueblo que ya lo está desbordando", agregó Henríquez.
Maduro ha puesto a Venezuela al servicio de un grupito

El gobierno de Martinelli podría usar esos fondos para pagar la deuda de más de 1.000 millones de dólares que empresarios venezolanos tienen con la Zona Libre de Colón (la zona franca más grande del continente).

El 5 de marzo pasado, el bolivariano anunció la ruptura de relaciones diplomáticas y comerciales con Panamá. "Nadie va a conspirar impunemente para pedir una intervención de la OEA", aseguraba el presidente de Venezuela durante las ceremonias por el aniversario de la muerte de Hugo Chávez.

"Un presidente de derecha, que no es digno de su pueblo, está creando condiciones para que la OEA y otros organismos internacionales den un paso de intervención. Se trata del presidente de Panamá. He decidido, frente a la conspiración abierta del canciller, romper relaciones diplomáticas y comerciales con Panamá", exclamaba Nicolás Maduro en el Cuartel de la Montaña, donde descansan los restos del fallecido presidente.

La diatriba del bolivariano no es nueva: desde que comenzaron las protestas opositoras venezolanas, ciertos mandatarios del continente se transformaron en blanco de su ira. Ricardo Martinelli fue de los más fustigados por condenar la represión del gobierno chavista.