Páginas vistas en total

viernes, 7 de marzo de 2014


Tito Solari vida consagrada a Dios
hijo de Don Bosco hace 14 años Pastor en Cochabamba
hoy enfermo de cáncer permanece en Madrid de reposo

El arzobispo de Cochabamba, Tito Solari, pidió a los católicos ser humildes y misioneros, en una de las últimas entrevistas concedidas por la primera autoridad de la Iglesia católica antes de ausentarse del país. 

Lo primero que debe tener un cristiano católico es un espíritu humilde y no querer dominar sobre los demás, señaló en aquella ocasión el Arzobispo, que actualmente se halla en Europa, donde acaba de diagnosticársele un cáncer de páncreas.
Ramiro Huaycho en el texto y foto de OPINION sobre Tito Solari, arzobispo en CBA.


A pesar de su delicado estado de salud, desde Europa, Solari mantiene una comunicación fluida con sus fieles en Bolivia. En horas pasadas, mediante su cuenta en Facebook reflexionó sobre la Cuaresma, que “es un tiempo nuevo que te permite renovar tu vida, acercarte a Dios, mirar con una mirada más limpia, más afectuosa a todos los que te rodean. Es un tiempo de gracia, un regalo que Dios nos da”.

MISIONEROS En la entrevista realizada a finales de diciembre pasado, Solari se refirió a las demandas del Evangelio.

“Porque el Evangelio nos pide ser humildes y misioneros, evangelizando en todas partes y sin descansar”, exhortó el Obispo, a tiempo de destacar la personalidad de muchos laicos militantes de la Iglesia.

Solari expresó que la Arquidiócesis de Cochabamba es compleja, debido a la existencia de parroquias en el valle, el altiplano y las zonas tropicales. Esto supone culturas y ambientes geográficos distintos, pero, además, la existencia de diferencias económicas que han obligado a poblaciones rurales a migrar a la ciudad, acotó.

Por otro lado, dijo que Cochabamba es rica en congregaciones religiosas que cumplen servicios. Existen más de 35 congregaciones masculinas y unas 70 femeninas. Sin embargo, reconoció que no hay una buena distribución de las obras.

En los últimos ocho años se trabajó en un proyecto pastoral que persigue objetivos comunes que nacieron en las bases de la Iglesia, dijo. Se han creado al menos ocho comisiones que trabajan en distintas áreas, como la catequesis, misiones, liturgia, educación, comunicación y pastoral social.

Solari manifestó que existe mayor conciencia de identidad y mayor participación de laicos en las actividades parroquiales. Sin embargo, reconoció que, en números, los católicos se están reduciendo.

“Las causas son los insuficientes agentes pastorales presentes en zonas periféricas y, por otro lado, los fieles son fácilmente influenciados por otras agrupaciones religiosas”, añadió.

Para Solari, la vocación es un don de Dios, pero que está ligada a la cultura. 

El representante de la Iglesia católica en Cochabamba explicó que en Bolivia, a partir del año 2000, se produjeron muchos cambios sociales que desestabilizaron las vocaciones. 

PAPA El Arzobispo se refirió, asimismo, a la elección del papa Francisco, como representante de la masa católica más sólida del mundo, dado que el 40 por ciento de los católicos del mundo está en Latinoamérica.

“El papa, siendo latino, agrega a más católicos latinoamericanos. Se tomó en cuenta la riqueza de la Iglesia latinoamericana”, dijo.

El Obispo finalizó afirmando que el papa Francisco habla desde el corazón y con mucha sensibilidad humana, como lo hacen los latinos.

Su vida.

Primeros años

Tito Solari nació en Italia, el 2 de septiembre de 1939. Sus padres, Alfos y Dorina, formaron una familia con siete hijos. Durante su infancia vivió la cruda realidad de la Segunda Guerra Mundial. A pesar de ello, tuvo la oportunidad de estudiar. 

Vida religiosa

A los 16 años ingresó a la orden salesiana, enamorándose del carisma de Don Bosco. Durante meses se preguntó si sería capaz de ser fiel al Señor. En 1955 inició su noviciado en Verona, ordenándose como sacerdote 11 años después.

Llegada a Bolivia

Llegó al país en 1974 para hacerse a cargo de la primera presencia salesiana. Desde 1981 ejerció como Inspector Provincial de los Salesianos y fue elegido Obispo Auxiliar de Santa Cruz de la Sierra en 1986.

En Cochabamba

Su labor en la Arquidiócesis de Cochabamba comenzó en julio de 1999, cuando asumió la Sede Arzobispal de la ciudad. A la fecha, lleva más de 14 años como Arzobispo de Cochabamba. Al cumplir 75 años, según la Constitución de la Iglesia Católica, Tito Solari debería jubilarse, pero esperará las órdenes del Vaticano para dejar el mando de la Iglesia católica en Cochabamba.

1 comentario:

Ramiro Huaycho dijo...

Gracias por publicarlo Mauricio. Atte. Ramiro Huaycho Condori