Páginas vistas en total

jueves, 12 de enero de 2012

Herland Sosa de El Deber nos cuenta el drama que ha provocado ya 4 muertos de lucha entre masistas por ocupar la Alcaldía de Yapacaní


El enfrentamiento entre los vecinos de Yapacaní y la Policía dejó anoche un saldo de cuatro personas muertas (una sin identificar), cerca de 12 heridos entre leves y de gravedad, entre estos tres efectivos policiales. También fue incendiado y saqueado el Comando de la Policía de Ichilo, dos motos fueron quemadas por la Policía, una vivienda se ardió a causa de un gas lacrimógeno y unas doce personas fueron aprehendidas y llevadas a Montero.

Los presos fueron llevados junto con los de la carceleta, cuando la institución del orden fue obligada a retirarse anoche a las 20:30, después de seis horas de duros enfrentamientos. El carro Neptuno de la UTOP fue utilizado para reprimir con gases y balas a la población que le había dado 24 horas para que se repliegue y exigido que el alcalde, David Carvajal Villca, el asambleísta de Ichilo, Edwin Muñoz, y los concejales, renuncien.

Abel Rocha Bustamante (27) de ocupación albañil, fue el primero que murió a las 16:30, en el primer enfrentamiento en la esquina de la plaza principal. Fue llevado al hospital Yapacaní donde llegó sin vida, producto de 6 a 7 perdigones, según el informe del médico, Édgar Campero.

El galeno indicó que llegó sin vida pues los pedigones impactaron en la parte izquierda del tórax que fue lo que le causó la muerte, aunque también tenía orificios de entrada en el muslo y el brazo derecho, en la parte intercostal y a nivel de cinto.
En la refriega también perdió la vida Maicol Sosa (23), que de acuerdo al director del hospital de primer nivel, Eduardo Pérez, murió por un trauma torácico producto de los perdigones que recibió.
El tercer fallecido fue identificado como Eliseo Rojas Apata y una cuarta persona NN de unos 26 años, también perdió la vida electrocutada dentro del Comando de la Policía, cuando la gente trataba de apagar las llamas que hacían cenizas los colchones, muebles, enseres, puertas, ventanas y otros. Los vecinos aseguraron que fueron los policías los que le prendieron fuego. Asimismo, al promediar las 22:00, el médico Eduardo Pérez informó de que dos personas, una con heridas de bala en la parte frontal y la otra en el abdomen, fueron trasladadas a Montero.
Anoche después de hacer una evaluación de la situación, personas adultas y jóvenes comenzaban a llegar al nosocomio para hacerse curar, afectados por los perdigones que recibieron.
La renuncia irrevocable A menos de dos horas de haber afirmado que no renunciaría, David Carvajal dimitió, aparentemente influenciado por las declaraciones del ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez, que, desde La Paz, dijo tener información de su renuncia. La red Unitel mostró a Carvajal leyendo su renuncia. “Me voy con las manos limpias, con la conciencia tranquila porque hice todos los esfuerzos para conducir bien el municipio. Lamentablemente me topé con un Concejo contrario a mi labor, que me hizo la vida imposible”, apuntó.