Páginas vistas en total

domingo, 19 de junio de 2011

armas y vehículos decomisados. militares serán expulsados de Chile

La justicia chilena decidió liberar a los 14 militares bolivianos al no conseguir testigos que respaldaran la acusación de robo con intimidación, informó el fiscal de Tarapacá, Manuel Guerra, señalando que "si hubiese habido reconocimiento positivo, no les quepa duda que nosotros los habríamos formalizado".

En Bolivia la ministra de Defensa Cecilia Chacón, señaló el gobierno enviará un avión para recoger al oficial, un sargento y los 12 soldados, que fueron detenidos en la madrugada del viernes en la zona fronteriza colindante al salar Coipasa (270 kilómetros al noreste de Iquique) luego de que los militares fueron sorprendidos por Carabineros a bordo de dos vehículos con patente chilena.

Chacón señaló que "esperamos trasladar un avión el día de hoy (domingo) para recoger a nuestros soldados y traerlos de vuelta al territorio nacional", según consigna Radio Cooperativa. La ministra también señaló que los individuos que denunciaron a los militares por supuesto robo, no pudieron comprobar las acusaciones, lo que permitió liberar a los uniformados.

El fiscal Guerra agregó que los cinco denunciantes de la sustracción de sus vehículos no reconocieron a los soldados, por lo que la fiscalía se desistió de formalizarlos por robo con intimidación al grupo de militares bolivianos. El fiscal tampoco abrió una investigación por porte ilegal de armas y receptación de vehículos robados porque la pena de esos delitos es baja y habrían quedado en libertad provisoria.

Además, Manuel Guerra rechazó las peticiones del gobierno boliviano para devolver las armas que se requisaron a los 14 militares. "Las armas están incautadas y quedan en poder de la autoridad chilena. No podemos permitir la devolución si con ellas se cometió el delito de tenencia ilegal", afirmó el fiscal regional.

Por su parte, el vicepresidente boliviano Alvaro García dijo que Bolivia ofrecerá "las disculpas del caso", si se confirma la incursión de los soldados armados a bordo de las camionetas con patentes chilenas. (La Tercera. Santiago, Chile)