Páginas vistas en total

miércoles, 27 de abril de 2011

el sufrimiento es para los jubilados que marchan con su vejez por la carretera


La mañana de este miércoles se inició en Quemalla la marcha de los jubilados que exigen un incremento del 10% en sus rentas, 5% superior al fijado por el Gobierno para este 2011. Desde la carretera Oruro- La Paz, Mamerto Goyochea, ejecutivo de la Confederación del Sector informó que la movilización continuará mientras no se llegue a una solución satisfactoria con el Gobierno.

“Iniciamos a las 7:15 de la mañana, esto con el pedido único de un tratamiento igualitario en lo económico, esto con el criterio fundamental que en nuestros país no debe haber personas de tercera o cuarta categoría, la predisposición de los jubilados es estar dispuestos a seguir con el sacrificio a cambio de ser atendidos”, explicó Goyochea a Radio Fides.

El máximo dirigente de la Confederación de Jubilados y Rentistas de Bolivia aseguró que ellos no se están cerrando al diálogo y que están dispuestos a conversar con autoridades de Gobierno sobre su demanda.

“Estamos predispuestos al diálogo no podemos cerrarnos, tenemos la predisposición necesaria pero con un criterio de poder avanzar, no con un criterio de estancamiento como hasta este momento se ha dado, porque estas situaciones nos han obligado a tomar estas determinaciones”, señaló Goyochea.

Los jubilados marcharán entre 25 y 30 kilómetros al día, en total son 4 mil marchistas que llegaron de todo el país y se espera que en unos cuatro días lleguen hasta La Paz. Hasta mientras otras movilizaciones se realizarán en todo el país.

“Evidentemente en las ciudades están los compañeros que no pueden acceder al sacrificio de la carretera, entonces la presión tiene que ser en las ciudades, en la carretera y donde se pueda”, explicó el dirigente.

Estas medidas son bloqueos callejeros como es el caso de La Paz y la huelga de hambre como sucede en Sucre.

La Caja Nacional de Salud está proveyendo médicos y fitoterapeutas para que los jubilados no sean afectados por la caminata, mientras que es la Policía Caminera la que está acompañando a los marchistas.

El ministro de Trabajo, Félix Rojas lamentó que se inicie la marcha y anunció que están dispuestos a reabrir el diálogo. “El Gobierno está preocupado por cuidar lo más valioso que tiene de acuerdo a nuestra Constitución: que es la vida y la salud de todos los bolivianos, queremos resolver todo por la vía de la negociación”, señaló.

Por su parte el viceministro de Régimen Interior, Marcos Farfán aseguró que se resguardará a los rentistas movilizados: “la marcha se viene desarrollando de manera normal, hemos dispuesto que para garantizar la marcha y su seguridad la Policía Caminera va a dirigir el tráfico para que no exista ningún riesgo”, aseveró.

No hay comentarios: