Páginas vistas en total

sábado, 23 de abril de 2011

El cardenal Julio ha exclamado Basta ya de tanta maldad entre hermanos!

Ambos prelados se refirieron a la inseguridad ciudadana en el país, mencionando la trágica muerte del periodista David Niño de Guzmán Velasco, Jefe de Prensa de la Agencia de Noticias Fides (ANF).  "Tenemos que estremecernos frente a la forma y la manera con que se ha eliminado a este hermano periodista allí en La Paz", señaló el cardenal Terrazas en las exhortaciones de Viernes Santo en Santa Cruz.

El mal comportamiento de los seres humanos, el ataque al hermano debe terminar, pues con cada mala acción se contribuye al sufrimiento de Jesús, señaló este Viernes Santo el Arzobispo de La Paz.

"En estos momentos queremos también estremecernos frente a la noticia de esa familia que ayer fue violentamente eliminada en la carretera", señaló el Arzobispo de Santa Cruz.

"Tantos crímenes, tanto mal, tanto egoísmo, tanta maldad en la relación de unos y otros", reclamó el Arzobispo de La Paz al interpelar por el "tan poco respeto a los hermanos sencillos a los hermanos pobres", por la "tanta búsqueda de acumular o riquezas, honores o poder".

"Nos unimos pues al dolor de los hermanos y hermanas, dolor que sufren en este día y en estos días. Nos unimos para decirles que la muerte no es la última palabra, la muerte es el espacio para la auténtica vida y así despertaremos esa esperanza que tanto necesitamos en nuestros días", puntualizó el Cardenal.

"Tanto desprecio a la vida de los inocentes, de esos seres humanos antes de haber nacido", remarcó monseñor Abastoflor al señalar que "todo ese mal ha ido aumentando el sufrimiento a Jesús".

El Arzobispo de La Paz pide a los fieles, a los seres humanos en general examinar la actitud de cada uno y cómo se ofende al Señor a "ese Dios que ha puesto el mundo en nuestras manos y nos ha puesto aquí en este tiempo".

Ya en el Antiguo Testamento, el profeta "que siglos antes" de la llegada del Señor, escribió "lo que va a sufrir el Siervo de Yavé" y luego y "es Jesús que piensa en los años, en los cientos, miles de años después", "pensemos que somos nosotros los que le estamos provocando todo ese sufrimiento de todo ese dolor".  

"El Señor ha venido para redimir, para cargar en sus espaldas todo aquello que nosotros merecíamos". "El señor ha venido a mostrarnos con su propia vida cómo debe ser la vida de seres redimidos por el Señor", remarcó monseñor Abastoflor.
ANF