Páginas vistas en total

lunes, 18 de abril de 2011

LOS MUESTRAN COMO HÉROES EN LA REALIDAD SON ASESINOS. MATARON A MEDIANOCHE


La Policía no debería prestarse al juego del Gobierno en el caso Rózsa, pues podría tratarse de una trampa. El Ministerio que conduce Sacha Llorentty acaba de condecorar como héroes a los miembros de la UTARC, la unidad que participó en la masacre del hotel Las Américas del 16 de abril de 2009, en la que murieron ejecutados tres ciudadanos europeos. El régimen de Evo Morales busca cómo sumar actores a este show perpetrado por los servicios de inteligencia gubernamentales, que hasta ahora no ha hecho más que sembrar dudas y sumar sospechosos dentro del mismo Estado Plurinacional, comenzando por el presidente Morales, quien admitió públicamente que fue él quien dio la orden de tirar a matar aquella fatídica madrugada. El juicio que se ventila en Cochabamba no es más que una pantomima en la que el bufón número uno, el fiscal Marcelo Soza, está haciendo el ridículo con pruebas inventadas un sinfín de evidencias ignoradas a propósito, para tratar de esconder el papel que cumplieron sujetos como Clavijo y Núñez del Prado, funcionarios del Ministerio de Gobierno. El verdadero proceso judicial en torno a este caso se llevará a cabo algún día pero será en estrados judiciales internacionales. A la Policía le conviene aclarar las cosas antes de aceptar presentes griegos como el que le acaban de otorgar.