Páginas vistas en total

martes, 6 de julio de 2010



Merced a la filantropía de los esposos Luis y Luisa Gumucio que radican entre EEUU y Bolivia fue posible la restauración del Santo Sepulcro en Cochabamba, como parte integrante del templo de la Compañia de Jesús en la Plaza 14 de Septiembre. La obra de arte que recorre el centro de la ciudad en los hombros de la Hermandad del mismo nombre cada Viernes Santo, fue donada por los esposos Patiño en ocasión de cumplirse el Primer Centenario del nacimiento de la República de Bolivia.
Luis y Luisa Gumucio que poséen una profunda vocación religiosa creyeron conveniente contribuir con un granito de arena a dicha restauración, especialmente de la Capilla que se encontraba algo deteriorada. Quienes conocemos la exquisita sensibilidad social de la pareja, compartimos con ellos la profunda satisfacción del momento en que un Obispo y dos sacerdotes concelebran ante el altar de la Capilla la Santa Misa.