Páginas vistas en total

sábado, 10 de julio de 2010

aunque el articulista no lo menciona, lo cierto es que tras perder los procesos jurídico-legales que se le están siguiendo en siete frentes diversos tendrá que asumir las consecuencias. embargo. cierre de sus cuentas en bancos internacionales. suspensión del crédito oficial internacional. confiscación. no le será nada fácil.


Pareciera que el Órgano Ejecutivo cree que podrá tratar los procesos jurídico-legales en los que se ha metido en el plano internacional igual a como los encara en el país: utilizando al Ministerio Público como órgano de control político, amedrentando a los jueces o a las contrapartes, movilizando a los movimientos sociales... es decir, utilizando todos los medios ajenos al debido proceso.

Lamentablemente –para el Gobierno–, esos instrumentos no funcionan en el orden internacional. Así, y ante resoluciones que afectan al Estado boliviano emitidas por el Centro Internacional de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), la ministra de Defensa Legal del Estado ha anunciado, muy suelta de cuerpo, que el país no las acatará porque, en su criterio, no responden a lo que ella considera que es lo justo, hecho que demostraría que la entidad está al servicio de los inversionistas privados y no es un tribunal imparcial. Así de simple.

Más allá de lo que finalmente resolverá el Ciadi ante las demandas interpuestas por Quiborax (a la que se le revirtió 11 concesiones mineras en junio de 2004) y ETI (que capitalizó Entel y que en abril del 2007 se revirtió las acciones de la capitalización a favor del Estado), lo cierto es que sea por falta de conocimiento o sectarismo, las autoridades creen que es su voluntad la que debe primar.

Con ese criterio, además, se destituyó y se encuentra en proceso judicial la antecesora de la actual ministra de Defensa que, de acuerdo a algunos entendidos, comenzó la defensa del Estado dentro de la racionalidad del caso y no de impulsos circunstanciales.

En todo caso, es de esperar que el siguiente paso no sea mandar al fiscal Marcelo Sosa a “investigar” al Ciadi...(Corresponde al subeditorial de Los Tiempos de la fecha)