Páginas vistas en total

lunes, 11 de enero de 2010

edición digital Los Tiempos presenta la siguiente crónica sobre el triple linchamiento de Ivirgarzama. en su momento nuestro editor adelantó tratarse de narcotraficantes. ahora se confirma la percepción y es prueba de la enorme influencia del narcotráfico en Chapare

Una operación policial culminó ayer con la detención de uno de los presuntos instigadores del triple linchamiento en Ivirgarzama. El sospechoso es considerado pieza clave en la horrenda muerte de Bladimir Herrera (32), Edgar Alba Caero (21) y Elvis Eliot Villalba (28), ejecutados el 14 de diciembre por una turba de al menos 400 personas, según fuentes policiales.

El detenido, identificado como Celso Frontanilla Yapura, es uno de los cuatro principales sospechosos del linchamiento y pertenece al clan familiar presuntamente vinculado al narcotráfico que opera en el trópico de Cochabamba y la ciudad. El grupo está acusado de tramar la ejecución en venganza porque las víctimas intentaron “voltear” (robar) una gran cantidad de droga, la madrugada del 14 de diciembre, según las mismas fuentes.

El sospechoso fue capturado ayer en la ciudad mientras realizaba actividades cotidianas, en inmediaciones de la Fuerza Aérea, como resultado de un operativo liderado por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) en coordinación con varias unidades.

Con la detención del principal sospechoso todo apunta a que el linchamiento fue desencadenado por un “volteo” de droga.

Todo habría comenzado cuando las víctimas y tres personas más invadieron armados la casa de Eufracio Ventanilla Bilbao, en Vueltadero, la madrugada del 14 de diciembre, en busca de al menos 40 kilogramos de droga.

Pero su golpe fracasó porque uno de los hijos de Eufracio logró pedir ayuda y alertó a los vecinos. Ello provocó que los “volteadores” escapen. Sin embargo, a unos pocos kilómetros fueron interceptados por efectivos de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural, que al encontrarlos en poder de varias armas los enviaron a la Felcc de Ivirgarzama.

Las víctimas del “volteo” llegaron a la Felcc la mañana del 14 de diciembre a denunciar un intento de robo de 40 mil dólares y reconocieron a los detenidos. A partir de ahí comenzaron a azuzar a la gente, que se trasladó masivamente a la instalación policial. El clan familiar contagió su supuesto afán de justicia a la turba con la historia de la inseguridad y de que los detenidos eran ladrones habituales de la zona y hasta les atribuyeron el crimen de un taxista, ocurrido a principios de diciembre. A partir de ahí habrían planificado la ejecución de los cuatro detenidos, debido a que dos escaparon al ser interceptados.

Con la ayuda de la turba quemaron a tres de los cuatro supuestos ladrones que se entraron a su casa. Uno de ellos, Eufracio Carlos Alba (28), se salvó porque una mujer de un sindicato intercedió. El sobreviviente está detenido por la denuncia de robo y tiene antecedentes delictivos. Mientras que su esposa, Cirila Urquieta Mamani, está detenida por tráfico de droga en la cárcel de Quillacollo con una sentencia de ocho años.

La investigación continúa en marcha. Entre los sospechosos más buscados están Eufracio Ventanilla Bilbao y Santos Frontanilla Yapura.

PATRIMONIO

El clan familiar investigado por las tres ejecuciones sería dueño de un importante patrimonio forjado con dinero ilícito. Aunque la familia dice dedicarse a la agricultura, sus ingresos por esta actividad son mínimos como para contar con dos camiones, casas en Vueltadero y la ciudad. Pero además tienen en marcha la construcción de una vivienda con una inversión cercana a los 150 mil dólares.


Luego del triple linchamiento, la familia continúo con la denuncia contra el único sobreviviente, acusándolo de allanamiento, lesiones y tentativa de asesinato.


El principal sospechoso fue capturado por la Felcc a tres días de que se cumpliera un mes de los horrendos crímenes.

SOBREVIVIENTE

El único presunto “volteador” que se salvó de ser linchado, Eufracio Carlos Alba, está detenido en la cárcel de San Pedro de Sacaba, por orden del juez de Ivirgarzama. Es hijo de Lucianop Alba, colono de Puerto Villarroel.


Según sus familiares, el sospechoso pasó los últimos diez años en España, donde vive varios de sus hermanos. Pero, retornó para tramitar la libertad de su esposa, que fue capturada en agosto de 2005 con más de cuatro kilogramos de sulfato base de cocaína, en el camino a Capinota.


Se presume que el detenido era parte del grupo de “volteadores”. Sin embargo, el detenido dice que venía de un bautizo y que subió casualmente a la vagoneta.

EJECUCIÓN

“Han sufrido mucho antes de morir…”, dijo un investigador que examinó los cuerpos de las víctimas: Vladimir Herrera Montoya (32), Edgar Alba Caero (21) y Elvis Eliot Villalba Chávez (28).


Continuó: “En su desesperación han arrancado los barrotes de la celda y una rejilla. Han padecido mucho antes de morir, los han pegado, los han arrastrado y los han apaleado”.


“Hay manchas de sangre en los muros (paredes posteriores de la unidad policial). Eso se vio en la distribución de las manchas de la pared por donde han intentado trepar para escapar”. Siguió: “Incluso han defecado de dolor cuando los flagelaron”.


INVESTIGACIÓN

La investigación del triple linchamiento está a cargo de una comisión de policías y fiscales de la Felcc de Ivirgarzama y Cochabamba.


Según el informe del comandante de la Policía, Carlos Quiroga, la anterior semana se instruyó a los investigadores de homicidios celeridad en la investigación e incluso un grupo se trasladó al Chapare.


El 14 de diciembre los cerca de 12 efectivos de diferentes unidades que estaban en la estación policial de Ivirgarzama, a más de 200 kilómetros de la ciudad, fueron intimidados por la turba para que no intervengan en el linchamiento.