Páginas vistas en total

jueves, 6 de agosto de 2009


religión digital de madrid destaca Evo no fue al Te Deum

Sucre, Bolivia (Patricio Downes, RD).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, convocó hoy a la unidad y al trabajo en común para mejorar Bolivia, en su retorno a la sureña ciudad de Sucre, de mayoría opositora, para celebrar la Fiesta Nacional y los 184 años de independencia del país. El mismo llamado había sido hecho por la Iglesia Católica en los días previos a la celebración del Día de la Independencia, en esta ciudad sede del Poder Judicial, mientras los poderes ejecutivo y legislativo se asientan en La Paz, capital del país. Tras dos años de ausencia por la confrontación entre los opositores locales y su Gobierno, e inclusive el cardenal primado Julio Terrazas, con sede en Santa Cruz de la Sierra, Morales volvió a pisar esta capital.

Desde la Casa de la Libertad, donde en 1825 se fundó la República de Bolivia, Morales llamó a la oposición a "trabajar juntos", a pesar de las diferencias, en favor del desarrollo de Bolivia desde la igualdad de todos sus ciudadanos.

"Si todos nos juntamos, Bolivia de acá en poco tiempo será un país respetado y apreciado en el contexto internacional. Será un modelo de país que lucha por la igualdad y que defiende su dignidad", dijo Morales.

La proclama de la "República" y su primera "Acta de Independencia", suscrita en 1825, son hechos históricos que hoy nuevamente reunieron a los bolivianos para conmemorar el 184 aniversario de la Patria.

Los actos de homenaje comenzaron oficialmente ayer en Sucre, con un desfile cívico escolar previo a los eventos centrales previstos para esta jornada, en medio de un ambiente de expectativa y cierta tensión debido a las controversias entre la región y el Gobierno por el anuncio de la presencia del presidente Evo Morales.

La sesión en la Casa de la Libertad comenzó las 8:30 de la mañana, lo que obligó a la Prefectura a adelantar una hora el tedeum que se celebró en la catedral de Sucre. Pero Morales y su comitiva no asistieron. El mandatario, en su regreso a Sucre tras dos años, prefirió estar presente en una ceremonia de oración interreligiosa, a la que no se invitó a la Iglesia Católica, según informó el obispo local.

Savina Cuéllar, indígena quechua de la Alianza Comité Interinstitucional (ACI), y gobernadora de Chuquisaca cuestionó la actutud de Morales.