Páginas vistas en total

miércoles, 5 de agosto de 2009


las aguas del Silala llevarán al fin de la corta historia del MAS y de EM.
importantes reflexiones que ha emitido Manfred Reyes Villa

El Presidente Evo Morales traiciona las demandas populares que lo encumbraron en el poder al retribuir el respaldo chileno a su gobierno con indulgencia en el diferendo por la soberanía sobre las aguas del Silala, afirmó, este miércoles, el candidato presidencial Manfred Reyes Villa.

La declaración alude al preacuerdo entre Palacio Quemado y La Moneda para un arreglo en el que se reconocía a Bolivia la propiedad sobre sólo el 50 por ciento de las aguas del manantial Silala y cuya refrenda promueve el Poder Ejecutivo.

"El sostén político que le vienen dando algunos gobiernos vecinos al presidente Morales tendrá un costo muy caro en soberanía territorial y energética para Bolivia", dijo Reyes Villa desde la capital de la República.

Recordó el papel del gobierno de Chile tras los enfrentamientos en Pando, ocurrido el 11 de septiembre de 2008 y el cuestionado informe de UNASUR que la presidenta chilena Michelle Bachelet elevó a los organismos internacionales sobre los hechos en el Porvenir para favorecer al gobierno de Evo Morales.

Según el político, el gobierno nacional ha "correspondido" a ese respaldo político cediendo en la posición histórica boliviana que reivindica la soberanía sobre una de las fuentes de agua dulce más importantes de la región, en territorio boliviano.

"Evo Morales ha traicionado demandas populares sobre las cuales se encumbró y adquirió piso político en octubre de 2003, cuando el pueblo boliviano se pronunció por no tranzar la venta de gas a cambio de nuestra soberanía territorial ante Chile", dijo.

Reyes Villa recordó que su posición de oponerse a la venta de gas por puerto chileno, "le granjeó la enemistad de varias potencias extranjeras", que según el ex prefecto se empeñaron en inviabilizar su candidatura, pues la vieron como un obstáculo a la concreción del trato con Pacific LNG.

"No nos hemos movido un milímetro de nuestra posición de entonces; la soberanía nacional no se puede tranzar a cambio del sostén foráneo ante un país como Chile que se aprovechó de la ingenuidad del presidente Evo Morales", agregó.

También hizo votos para que la oposición congresal no vaya a ser cómplice de que se refrende ese preacuerdo en el Legislativo y pidió a los parlamentarios patriotas a actuar en representación de los intereses del país.

"No es una cuestión de precio sino de soberanía; no depende de cuánto ofrezcan pagar, sino de que se restituya la deuda histórica de más de cien años por el uso de recursos no renovables cuya propiedad es de Bolivia, un hecho que el gobierno y el Congreso no tienen derecho a poner en entredicho a ningún precio", sostuvo.

"Esa es la principal diferencia entre la República y el Estado Plurinacional; en una República hay independencia de poderes, pero en un Estado el presidente puede estar tentado a hacer su capricho a costa de los intereses de la Patria", explicó.

No hay comentarios: