Páginas vistas en total

viernes, 3 de julio de 2009

los potosinos hoy como antes, como siempre salen a defender la nacionalidad.
no están de acuerdo con lo pactado con Chile sobre el Silala. Dicen "traicion"

El presidente del Comité Cívico de Potosí (Comcipo), Celestino Condori, confirmó hoy que el directorio de la entidad resolvió anoche rechazar el convenio alcanzado entre los vicecancilleres de Bolivia, Hugo Fernández, y de Chile, Alberto Van Klavaren.

Estas autoridades celebraron el martes en La Paz una reunión en la que misiones técnicas de ambos países presentaron "un informe final" sobre el Silala y recomendaron que el convenio sea adoptado en una próxima fecha.

"Nos encontramos con la noticia de que están dispuestos a firmar un documento sin que nosotros tengamos conocimiento de los detalles del mismo y lo que se anunció no nos satisface", dijo Condori.

El acuerdo entre el Gobierno y Santiago consiste en que Bolivia podrá cobrar a los empresarios del norte del Chile por el 50 por ciento del usufructo de las aguas de la región potosina del Silala, fronteriza con territorio chileno.

Esa fórmula de pago se aplicará mientras se realice un estudio científico que determine si el Silala es un manantial cuyas aguas se han desviado artificialmente como ha sostenido Bolivia o un río internacional, tal como ha defendido el Gobierno de Chile.

"Las aguas son aprovechadas desde hace cien años. Por tanto, no podemos renunciar a la deuda histórica y no podemos aceptar que en Chile se pague sólo por un 50 por ciento", sostuvo el dirigente cívico.

Según Condori, el ministerio de Relaciones Exteriores boliviano no cumplió con su compromiso de informar a Potosí sobre los detalles del proyecto de acuerdo, ni cumplió con el objetivo de lograr un pago equivalente al 75 por ciento del usufructo de las aguas.

El Comité Cívico analizará la próxima semana medidas de presión contra el acuerdo alcanzado, dijo Condori, que accedió a la presidencia de la organización como representante de la Federación Universitaria Local (FUL) de Potosí.

La controversia sobre el Silala es uno de los trece puntos de la agenda bilateral que desde el 2006 discuten los Gobiernos de Evo Morales y de Michelle Bachelet y que incluye la demanda boliviana de conseguir la restitución de la salida al Pacífico perdida en una guerra en el siglo XIX.