Páginas vistas en total

lunes, 29 de junio de 2009


michelletti no tema a Chávez. las FFAA están preparadas

El nuevo presidente de Honduras, Roberto Micheletti, respondió este domingo al mandatario venezolano, Hugo Chávez, que no le amenace con derrocarlo y afirmó que el Ejército de Honduras está preparado para una agresión.

"Veo con mucha preocupación lo que él (Chávez) dice sin ni siquiera una reflexión (...), que no venga este caballero a amenazarnos", indicó el gobernante nombrado por el Congreso Nacional en sustitución con el destituido Manuel Zelaya en declaraciones a una cadena de televisión local.

Micheletti juró el cargo después de que las Fuerzas Armadas detuvieran en horas de la madrugada y deportaran a Costa Rica al presidente Zelaya, en una acción rechazada de forma unánime por la comunidad internacional.

Chávez afirmó que si nombraban a Micheletti en sustitución de Zelaya lo iban a "derrocar".

"Tenemos entendido que están preparando algunos equipos, batallones dicen, para venir aquí, pero yo estoy totalmente seguro de nuestro Ejército si acaso eso pudiera suceder", dijo, sin dar más detalles sobre ese supuesto movimiento militar.

Micheletti, que hasta el domingo fue presidente del Congreso, insistió una vez más en la legalidad de la acción de los militares y su posterior nombramiento, hasta el punto de asegurar que "fue un día normal" en el país.

"La verdad está de nuestra parte y no de quien intentó hacer una constituyente", dijo en referencia a la consulta que tenía previsto realizar Zelaya para preguntar a la población sobre la convocatoria a una Asamblea Constituyente en las elecciones de noviembre.

Micheletti llamó a los países de América Latina "a que tengan consideración" por su Gobierno, porque, dijo: "Nosotros no hemos golpeado la Constitución de la República".

Señaló que no tendrá inconveniente en reunirse y explicar a los representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de las Naciones Unidas (ONU), que tienen previsto llegar este lunes a Honduras, las razones del el cambio de Gobierno en el país.

"Aquí no se derramó una gota de sangre", afirmó, al insistir en que lo sucedido en Honduras es una "sucesión constitucional".

Agregó que la decisión de establecer el toque de queda vigente busca que los ciudadanos hagan una "pausa en el camino, para que todo el pueblo hondureño pueda asistir a su trabajo".

En ese sentido llamó a todos los funcionarios de Zelaya a que vayan a trabajar el lunes, en una jornada en que los movimientos sociales han programado una huelga general en todo el país.