Páginas vistas en total

miércoles, 6 de mayo de 2009


graves denuncias contra el fiscal sosa y un amplio kárdex delictivo


no hará declaraciones para que "no me tergiversen"


Marcelo Sosa, el fiscal a cargo de la investigación del caso de terrorismo que fue denunciado por el Gobierno, ya no anticipará "indicios" ni brindará información sobre el curso de sus indagaciones porque siente que es tergiversado por los medios y manipulado por los políticos.
"Hasta que concluya la investigación (...) A partir de ahora ya no voy a dar ninguna declaración; primero porque los medios de comunicación tergiversan la información y segundo, porque los políticos a su antojo manipulan nuestra información", puntualizó el representante del Ministerio Público.
Hace algunas horas, el Fiscal Sosa implicó en este caso de terrorismo a varios líderes políticos, cívicos y empresariales de Santa Cruz, a través de una declaración de prensa en la que no se admitieron preguntas de los periodistas.
"Debería dar un paso al costado. Este fiscal se ha dicho y desdicho tres o cuatro veces (...) no podemos creer en alguien que está al servicio del Ministro Juan Ramón Quintana", acusó el senador opositor, Roger Pinto (Podemos).
Entre los implicados por el Fiscal, figura el mismo prefecto cruceño Rubén Costas, el ex presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Branko Marinkovic, el actual dirigente de la Federación de Ganaderos, Guido Nayar, el agroindustrial Mauricio Roca y el empresario Pedro Yovio.
Luego de las reacciones de los presuntos sospechosos, Sosa afirmó que se tienen "indicios". El lunes, poco antes de implicar a los líderes cruceños, Sosa había recibido la declaración de Ignacio Villa Paz, conocido como "El Viejo" y calificado de "testigo clave" en la investigación de los delitos que llegó a cometer el grupo irregular que estaría operando desde Santa Cruz y que planeaba asesinar al propio presidente Evo Morales, según versiones del Gobierno.
Adicionalmente, el Fiscal ya tenía las declaraciones de los ciudadanos Juan Carlos Gueder y Alcides Mendoza, vinculados con la Unión Juvenil Cruceñista, quienes fueron aprehendidos por la Policía en Santa Cruz y trasladados por tierra hasta La Paz, con métodos que fueron observados por la Policía y el Defensor del Pueblo. Luego de recibir estas declaraciones y pocas horas antes de que Sosa informará sobre "los indicios" que existen en contra de los empresarios cruceños, Sosa dijo que aún no tenía esa información. Sin embargo, el mismo lunes por la noche confirmó estas sospechas, sobre la base de la declaración de los testigos.
"Estamos investigando. Como le digo desde abajo hacia arriba. Estamos recopilando la información de las personas de abajo, para luego ver que personas de arriba estuviesen involucradas", puntualizó, el lunes, el fiscal a cargo de la investigación.
Este caso fue calificado como "seguridad de Estado" desde el 16 de abril pasado, cuando se produjo un operativo policial en el Hotel Las Américas de Santa Cruz, donde se habría desarticulado una célula terrorista. Tras esta acción murieron abatidos Eduardo Rozsa Flores (boliviano, con ciudadanía húngara y croata), Magyarosi Árpád (rumano de origen húngaro) y Michael Martin Dwyer (irlandés), y fueron detenidos Mario Francisco Tádic Astorga (boliviano, con pasaporte croata) y Elöd Tóasó (húngaro). Estos últimos ciudadanos están recluidos en la cárcel de San Pedro de La Paz.

No hay comentarios: