Páginas vistas en total

lunes, 4 de mayo de 2009

el diario cooperativo OPINION nos recuerda un grave caso pendiente...

El caso de los 33 camiones de contrabando, los informes y la responsabilidad de Diputados
Queda en manos del pleno de la Cámara de Diputados definir cuál de los informes será enviado al Ministerio Público que, en resumen, quiere decir, analizar si los acusados se convierten en inocentes y los acusadores en culpables.

Mucho se ha hablado del caso de los 33 camiones de contrabando en Pando, porque aparte de las connotaciones delictivas, tuvo derivaciones en el orden político, involucrando nada menos que al ministro de la presidencia, Juan Ramón Quintana, considerado uno de los hombres más fuertes en el entorno del presidente Evo Morales.Este caso aconteció el 27 de julio de 2008, en circunstancias en que un convoy de 33 camiones evadió el puesto de control argumentando los propietarios, que tenían permiso de Quintana. Posteriormente, fueron retenidos cerca de la población de Santa Rosa del Abuná, de donde tras permanecer un mes rebasaron al Control Aduanero y huyeron con los camiones y la mercadería de contrabando.El asunto delicado, como es, pasó a conocimiento de una comisión de Diputados que investigó y tomó declaraciones, entre ellas, al principal acusador del ministro Quintana, el general César López, a la sazón presidente de la Aduana Nacional cuando ocurrió este lío, quién señaló concretamente a Quintana y al responsable del comando Conjunto entonces dirigido por el actual prefecto de Pando, Rafael Bandeira, como los responsables.Un reciente informe de la comisión especial investigadora presentado por el MAS deslinda de toda responsabilidad al ministro Quintana, y establece responsabilidad administrativa contra el presidente de la Aduana Nacional, César López, quien fue precisamente el que denunció el hecho. El informe del oficialismo sostiene que el Control Operativo Aduanero (COA) y los ejecutivos de la Aduana, que no han actuado con la prontitud y la energía, en forma directa como lo deberían haber hecho, son los acusados por incumplimiento de deberes.Lo más interesante de este informe de los comisionados del partido de Gobierno es que afirma que al haberse transformado el pedido de los comerciantes sobre los camiones, en un “problema social y económico” de la región de Pando, era pertinente la participación de Quintana para viabilizar una solución y las reuniones que tuvo con los comerciantes fueron derivadas a la instancia respectiva que es la Aduana Nacional. El informe de la oposición es el único que establece responsabilidad en Quintana por haber tomado contacto con los contrabandistas. Otro informe, el del presidente de la comisión, Javier Zabaleta (MSM) deja en manos del presidente Morales la sanción o no a Quintana.Estableciendo algunas conclusiones sobre estos informes, al margen del opositor, no se los puede sino calificar, uno el de Zabaleta, como anodino y absurdo de aplicación, y el otro, con pretensiones de cubrir con argumentos forzados o argucias, un hecho que ha quedado en la memoria de los bolivianos, con toda su carga de dudas y sospechas sobre la honestidad de quién se dice es el ministro más poderoso del gobierno de Evo Morales.Está en manos de la Cámara de Diputados definir cuál de los informes enviará al Ministerio Público que, en resumen, quiere decir, analizar si los acusados se convierten en inocentes y los acusadores en culpables.

No hay comentarios: