Páginas vistas en total

jueves, 15 de enero de 2009

los obispos que representan a la única iglesia católica boliviana han dado a conocer un importante documento de dos mil palabras, a modo de guía y reflexión antes del acto electoral del día 25. las observaciones que plantean son dignas de tomarse en cuenta si acaso deseamos evitar días de dolor, de arrepentimiento, de angustia en la vida nacional. los lectores pueden ver el documento completo (texto oficial) en nuestro blog: http://boliviaprimeraplana.blogspot.com lo que sigue es el comentario con el cual Hoy Bolivia introduce tan importante escrito:

La Conferencia Episcopal Boliviana en la participaron los obispos de todo el país a la cabeza del cardenal Julio Terrazas, presentó el mensaje pastoral sobre el referéndum: Llamados a ejercer un voto conciente, libre y responsable, a través del cual hacen fuertes observaciones al proyecto constitucional del MAS.

En instalaciones del Arzobispado de Cochabamba, Mons. Edmundo Abastoflor arzobispo de La Paz y vicepresidente de la CEB, Mons. Jesús Juárez obispo de El Alto y secretario general de la CEB, Mons. Tito Solari arzobispo de Cochabamba, fueron los encargados de presentar el mensaje pastoral en el cual se resumen 10 aspectos positivos y otros 10 aspectos negativos donde expresan su preocupación acerca de este proyecto de constitución.
Antes de concluir la conferencia de prensa los obispos exhortaron a la población a asumir este acto electoral como una actitud festiva y democrática y como uno de los más importantes y trascendentales de la historia boliviana que marcará su presente y futuro, también exhortaron a asumir con responsabilidad su derecho-deber ciudadano de acudir a las urnas, con el debido conocimiento y discernimiento del Proyecto de nueva Constitución, para que su voto sea libre y consciente, evitando ser manipulados por la propaganda y discursos políticos.
La Iglesia Católica observa por ejemplo que hay graves contradicciones entre los derechos colectivos e individuales y aclara que el Proyecto de CPE no establece una regla explícita de solución que dé preeminencia a los derechos esenciales.
La vigencia de los derechos civiles y políticos puede encontrarse gravemente comprometida por el amplio margen de discrecionalidad del Estado; por ejemplo, en la aplicación retroactiva de sanciones penales para algunos delitos.
Plantea que los derechos preferentes para determinados grupos humanos, que se establecen en el Proyecto de CPE, deben tener carácter provisorio y no definitivo.
Afima que el Proyecto de nueva Constitución no reconoce el derecho a la vida “desde la concepción” (Art. 15, I.) lo cual representa un retroceso respecto a normas nacionales e internacionales.
La ambigüedad de los derechos llamados sexuales y reproductivos (Ver Art. 66) pone en peligro la integridad de la familia en su función procreativa y debilita el derecho a la misión educativa de los padres para con sus hijos.
Persiste el peligro de limitar la tutoría de los padres de familia sobre sus hijos y se pone en riesgo el ideal de persona, familia y sociedad desde los valores cristianos o culturales nativos, en el marco del respeto a la dignidad humana.
Punualiza que el carácter ambiguo de la formulación constitucional del “matrimonio entre una mujer y un hombre” (Art. 63) y del reconocimiento estatal de “las familias” (Art.62), como si fueran una de las varias clases de matrimonio o familia, abre la posibilidad de que se consideren como tales a aquellas relaciones de pareja entre personas del mismo sexo.
Destaca que el Proyecto de nueva Constitución no reconoce la profunda realidad religiosa del pueblo boliviano que mayoritariamente profesa la fe cristiana, e ignora la relevancia histórica, cultural y social de la Iglesia Católica y de otras Iglesias cristianas en la formación de la identidad y desarrollo nacional.