Páginas vistas en total

domingo, 28 de diciembre de 2008

destaca el valor civil del diario cooperativo OPINION que con claridad meridiana ha puesto al descubierto el juego de intereses bastardos para desfigurar el juicio a los linchadores de EPIZANA que están siendo puestos en libertad según pueden pagar (a lo negro, por debajo de la mesa) entre 5 y 10 mil dólares para ser sobreseídos. un nuevo escándalo de corrupción que involucra al fiscal CARTAGENA quién tendría que renunciar a su investidura.

Nexos en los sobreseimientos
El 9 de diciembre, antes de que se notificara con el sobreseimiento de otros seis imputados, este diario recibió una llamada, advirtiendo que se gestaban más sobreseimientos confusos e irreales y que “coincidentemente”, los sobreseídos son clientes de dos abogados que trabajan con la esposa del Fiscal de Distrito, César Cartagena y que éste confirmaría los sobreseimientos, si los impugnaban.
Al respecto, la máxima autoridad del Ministerio Público de Cochabamba, negó estas versiones y sostuvo que su esposa, Alicia Jaldín, cerró las puertas de su bufete de la calle España hace más de dos meses, debido a problemas de salud y recomendaciones médicas. “Mi esposa nunca trabajó con abogados varones, tenía su asistente Cecilia, pero trabajaba sola”, manifestó Cartagena el 9 de diciembre.
Sin embargo, la fuente insistió en que Alicia Jaldín acudía de manera constante a otra oficina que está ubicada cerca de Tránsito, que no está a su nombre, pero en la que recibía algunos casos de accidentes de tránsito y de otras especialidades, junto a un equipo de abogados que también trabajaba con ella en una oficina central.Los “profesionales”Formarían parte de este equipo, dos profesionales que son abogados de los sobreseídos de Epizana, que al mantener lazos laborales con Jaldín, se habrían hecho cargo de los casos de los imputados, con la seguridad de que si los sobreseimientos son impugnados por los familiares de los policías asesinados, la Fiscalía de Distrito rechazaría la impugnación y aprobaría el tenor “confuso e irreal” de los mismos. Cartagena sostuvo que la denuncia no tiene asidero; “es comprobable que desde el mes de septiembre, la cuenta de teléfono de la oficina de mi esposa es la tarifa básica, porque el bufete fue cerrado por recomendación médica y mi esposa está en casa, ella no va a ninguna otra oficina; yo no estoy al tanto del caso Epizana, pero si los sobreseimientos fueran impugnados por los querellantes, los revisaré con total transparencia y lo más rápido posible porque los plazos nos están venciendo”, se comprometió.
Además acotó que su esposa está delicada de salud y guarda reposo en su casa, por lo que era improbable que atienda entrevistas. La oficina existeLos abogados de los sobreseídos de Epizana, son Omar Daza y Raúl Chávez Plata, según las firmas de los documentos presentados ante el Juzgado en el caso Epizana. Este diario averiguó la dirección de la oficina de ambos y coincidentemente, está ubicada en la calle Titicaca 1023, a veinte metros de la Unidad Operativa de Tránsito.
OPINIÓN acudió el viernes a visitarlos, pero la oficina estaba cerrada. Comerciantes y otros profesionales del rubro de las oficinas próximas, mencionaron que los dos estaban de viaje. Consultados sobre si allí trabajaba Alicia Jaldín, dos abogados dijeron que ella tenía su oficina en el centro, pero que siempre estaba en el bufete de Omar Daza. “Trabajan en equipo, acá hacen sus contactos, pero también atienden en el centro, ella es la esposa del Fiscal de Distrito pues, entra y sale de la oficina de Daza y de las oficinas de los fiscales de Tránsito, siempre está rodeada de fiscales, creo que Daza y Chávez son sus compañeros de universidad porque firman con registro similar”, indicó un profesional que dio las referencias sin saber que éramos periodistas.
Confirmado.
Uno de los abogados, pensando que teníamos algún caso urgente, nos dio el teléfono celular de la secretaria de los abogados Daza y Chávez, quien creyendo también que éramos clientes confirmó que Daza había viajado y que volvería después de Año Nuevo.“Pero el lunes 29 búsquenle al doctor Chávez, no se preocupe él igual es muy amigo del Fiscal de Tránsito, pero mejor si le llama al celular, el doctor Daza le dirá si le atenderá el doctor Chávez o la doctora Jaldín”, aconsejó la secretaria, confirmando de esta manera la relación laboral o de equipo que existe entre los tres.