Páginas vistas en total

sábado, 8 de noviembre de 2008

el departamento de estado de USA ha rechazado por absurdas las acusaciones de evo morales. la declaracion preliminar será seguida de un sendo comunicado que dejará mal parado al indigenista. el texto es un trabajo de las agencias noticiosas y publicado en la red líder de las principales ciudades bolivianas:

El Departamento de Estado rechazó ayer "categóricamente" las acusaciones de espionaje y protección al narcotráfico hechas por el presidente Evo Morales, para suspender las actividades de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en ingles), en Bolivia. Afirmó que son "claramente absurdas". Mientras, el ministro de Gobierno, Alfredo Rada, aseguró ayer que el director de la DEA en Bolivia y seis de sus agentes abandonaron el país, tras la decisión del gobierno de Morales de suspender las operaciones de este organismo en el país, el pasado 1 de noviembre. "Tenemos información de que el director de la DEA en Bolivia y otros funcionarios de la DEA, siete en total, han salido ya del país con rumbo al Perú. Esta bien, nos parece que es lo correcto", dijo el ministro.
A su juicio, con la suspensión de las actividades de la DEA en Bolivia "no tiene ningún justificativo el que sus funcionarios o agentes continúen en el país". "El Gobierno dice lo que piensa y hace lo que dice por lo que me parece que los funcionarios de la DEA saben a estas altura que el Gobierno está hablando en serio", sostuvo Rada. El Gobierno está decidido a "nacionalizar" la lucha contra el narcotráfico y, para ello, destinará $us 20 millones en la gestión 2009. Este monto está destinado a reemplazar la ayuda estadounidense en la interdicción. Rada explicó que esta cifra ya fue incorporada en el proyecto de Presupuesto General de la Nación, que está en manos del Congreso.
Por su parte, el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), René Sanabria, anunció que el trabajo que realizaba la DEA, será asumido por el FOE (Fuerza de Operaciones Especiales), unidad dependiente de la Felcn y se encarga del manejo de la información en todo el territorio nacional y de la inteligencia. "Indudablemente, al principio vamos a tener ciertas dificultades pero estoy seguro que por los años que tengo en la lucha contra el narcotráfico que esto va a continuar", acotó.
Desde Washington, el portavoz del Departamento de Estado, Robert A. Wood, manifestó que la decisión de Morales, "va a tener un impacto en el pueblo boliviano". "Si el Gobierno boliviano decide suspender sus relaciones de trabajo con nosotros con respecto a (la lucha) antinarcóticos, eso afectará al pueblo boliviano", recalcó. Wood no dio detalles sobre el tipo de impacto, pero al parecer se refería a la inminente suspensión de Bolivia de los beneficios creados por la ley de preferencias comerciales andinas (Atpdea). "Las acusaciones que se han hecho son a todas luces absurdas. Las rechazamos categóricamente", afirmó el portavoz adjunto del Departamento de Estado en su rueda de prensa diaria.
El Gobierno de Estados Unidos "ha tenido durante 35 años una buena cooperación con el Ejecutivo boliviano en materia de operaciones antinarcóticos", agregó Wood. Wood explicó que la administración estadounidense "continuará buscando formas" para hacer lo que pueda para luchar contra el narcotráfico en la región. Morales acusó el jueves pasado a la DEA de haber fomentado y protegido al narcotráfico en Bolivia y justificó de nuevo su decisión de suspender las actividades de los agentes antinarcóticos. Morales dijo que la decisión de expulsar a la DEA de Bolivia fue tomada "por la dignidad" del pueblo porque esa agencia no respetaba a la Policía ni a los mandos militares. Señaló que está dispuesto a presentar las pruebas de sus denuncias al presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama.
Morales estará en Washington el 19 de noviembre, para hablar en favor de su causa. No hay una entrevista prevista con el presidente George W. Bush, pero sí una presentación ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), dijeron fuentes gubernamentales. El Gobierno también ha decidido que los bienes y los equipos de la DEA pasen a propiedad del Estado cuando la agencia salga del país.
Las relaciones entre EEUU y Bolivia han empeorado considerablemente en los últimos meses en medio de acusaciones de conspiración y de falta de cooperación en la lucha contra el narcotráfico que culminaron con la expulsión mutua de sus respectivos embajadores. Si Bolivia es suspendida de las preferencias bajo la calificación de que no coopera en la lucha antidrogas, Morales tendría problemas en algunas gestiones internacionales, especialmente ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otras instituciones financieras, controladas por Estados Unidos.
Supuesto simulacro
El ministro de Gobierno, Alfredo Rada, afirmó que en las próximas horas aclarará lo sucedido en un operativo el pasado jueves que, según los medios, fue una intervención en una presunta casa de seguridad de la DEA en Santa Cruz. Los diarios citaron ayer versiones de vecinos de la casa que hablaban de un tiroteo en el lugar y de la detención de dos personas, al tiempo que un jefe policial dijo a los medios que era un simulacro de intervención.
Sin embargo, Rada sostuvo que de momento no haría comentarios sobre ese operativo, a la espera de contar con la información completa. Investigación de cuentasEl ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, presentó el jueves pasado como pruebas, documentos y varios recortes de periódicos, de los supuestos abusos cometidos por la DEA en Bolivia. A esto sumó que la DEA convirtió a la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), de la Superintendencia de Bancos, en uno de sus despachos, pues le ordenó en 2003, investigar las cuentas bancarias de varias personas, entre estas, de dos diputados de entonces del Movimiento Al Socialismo (MAS) Evo Morales y Antonio Peredo, violando su inmunidad parlamentaria.
El Ministro dijo que el director la Unidad de Investigaciones Financieras, Ramiro Rivas Montealegre, deberá dar rendición de cuentas sobre estos actos irregulares, que se dio durante la huida de Gonzalo Sánchez de Lozada y la asunción de Carlos Mesa.
Ayer por la mañana, Rivas Montealegre se presentó en Palacio de Gobierno para solicitar una audiencia con el Gobierno, luego de ser blanco de una serie de críticas. Sin embargo su solicitud no fue atendida. El ministro Rada dijo el jueves y lo ratificó ayer, que Rivas Montealegre deberá rendir cuentas sobre los actos irregulares que se dieron durante la huida de Gonzalo Sánchez de Lozada y la asunción de Carlos Mesa a la Presidencia de la República. Rivas dijo estar dispuesto a que se investigue su actuación y criticó el hecho que no se le hubiera permitido defender su actuación.

No hay comentarios: